Compartir
Publicidad

Qué significa VTC y cuáles son las diferencias con los taxis

Qué significa VTC y cuáles son las diferencias con los taxis
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy te vamos a explicar qué significa VTC y cuáles son las diferencias con los taxis, y lo vamos a intentar hacer de manera sencilla para que todo el mundo pueda entenderlo. Porque estos días con las huelgas de taxis que colapsan Madrid y Barcelona se está utilizando mucho esta terminología referida a servicios como Uber o Cabify, y en Basics queremos intentar que todo el mundo lo entienda.

Lo vamos a intentar hacer simple y sin muchos mareos de cifras y datos, para eso tienes toda la cobertura en Xataka. Empezaremos explicándote primero qué significa el término VTC y en qué tipo de servicios se utiliza. Y terminaremos, como hemos dicho al principio, diciéndote de forma resumida alguna de las principales diferencias con respecto a los taxis.

Qué significa VTC

VTC son las siglas con las que se conoce al término vehículo de transporte con conductor, que es como se le llama a los vehículos con chófer que trasladan a uno o varios pasajeros desde un lugar de origen a otro de destino.

Su diferencia con los medios de transporte públicos convencionales es que con los VTC el pasajero elige tanto el punto de partida como el destino. Esto es diferente a otros medios públicos de transporte con chófer, que suelen tener determinados puntos de recogida asignado y paradas concretas durante el trayecto. También es diferente al simple alquiler de vehículos, donde eres tú quien tiene que conducir y no te lleva nadie.

Aunque según esta definición los taxis son también vehículos de transporte con conductor, se utiliza el término VTC para hablar del resto de servicios diferentes al taxi. Su actividad está basada en licencias, y es similar a otros clásicos como los servicios de chóferes y limusinas.

Sin embargo, y aunque estas características los dejaban casi siempre en un segundo plano, la aparición de servicios como Cabify y Uber le han dado una nueva dimensión a las VTC, que poco a poco han ido ganando peso dentro de las alternativas de transporte.

Los VTC también tienen que llevar siempre una pegatina que les distinga del resto, la cual siempre ha de ser visible desde el exterior del coche. El diseño de estas pegatinas depende de cada comunidad, y por ejemplo en Madrid, Valencia o Cataluña deben llevar una pegatina con el signo autonómico.

En qué se diferencian con los taxis

Aunque todos son servicios de vehículos con chófer, existen algunas diferencias marcan una línea entre los taxis y los VTC como Uber o Cabify. La primera está en el modo en el que se contratan ambos servicios, ya que mientras las VTC digitales tienen todas un servicio prepago y precios que se calculan antes de contratarse, los taxis suelen funcionar por lo general con una tarifa y no se paga hasta el final.

Además, los taxis los puedes parar en la calle, tomarlos en una parada de taxis o solicitarlos mediante una llamada de teléfono o con alguna de las aplicaciones que existen para móvil. En este aspecto los VTC están más limitados, ya que no pueden parar para buscar clientes en la calle, y únicamente pueden ofrecer servicio a quienes contraten el servicio a través de la aplicación móvil, en la que se estipulará también el punto de recogida.

También hay diferencias en las licencias, limitada a dos por persona en los taxis y sin un límite similar en las VTC. Sin embargo, en ambos casos estamos ante una posible burbuja por la manera en la que están creciendo los precios de reventa de ambos tipos de licencia. Aun así, los precios las licencias de los taxis son notablemente superiores a las de los VTC.

Después de un decreto ley aprobado en 2018, a partir de 2022 las licencias actuales de los VTC únicamente permitirán operar en al ámbito interurbano en vez de poder iniciar y finalizar un servicio dentro de la misma ciudad. Ese año, el poder para conceder licencias se cederá a las comunidades y ayuntamientos. También existe un ratio para que sólo pueda haber 1 licencia VTC por cada 30 de taxi.

Y por último están las tarifas. Los precios de los VTC suelen ser inferiores en general respecto a los de los taxis, aunque son mucho más volátiles, y en momentos de escasez de vehículos pueden subir e incluso superar al del taxi. Sin embargo, pese a eso Uber y Cabify cuentan con la ya mencionada certidumbre a su favor, ya que los usuarios sabrán el coste total de los trayectos antes de contratarlos, y ni siquiera habrá que pagar en mano ni buscar dinero al hacerse todo desde el móvil.

También hay diferencias en los sueldos de los conductores, que aunque a los usuarios no les afecta directamente sí que es algo que no podemos dejar de mencionar. Tal y como nos dijeron en Magnet, los taxistas sin licencia pueden ganar 1.200 euros netos al mes en jornadas de 50 horas, mientras que los conductores de algunos servicios VTC cobran menos de 1.100 euros netos al mes, a los que tras restársele los gastos de la actividad, se ha denunciado que en ocasiones no pasan de 800 euros.

Pronto puede haber más diferencias

Aunque todavía hay un poco de confusión, parece que de estas últimas movilizaciones del sector del taxi van a salir nuevas diferencias entre ambos tipos de servicio. La Generalitat catalana ha acabado cediendo a la presión de los taxis, y obligará a Uber y a Cabify a operar bajo una precontratación de una hora. Esto quiere decir que en esta comunidad ya no podrás utilizar estos servicios para que vengan a recogerte inmediatamente, sino que tendrás que "reservarlo" con una hora de antelación.

Todavía no está claro si la medida se va a quedar en Cataluña o se extenderá al resto de España. De hecho, en la hoja de ruta de los taxis hay medidas como una ley igual para todo el país, la regulación de horarios de VTC y ordenación de su funcionamiento, y la imposición de tarifas municipales.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio