Cómo comprobar si un enlace es peligroso antes de abrirlo

Cómo comprobar si un enlace es peligroso antes de abrirlo
Sin comentarios

Uno de los grandes peligros del Internet de hoy en día es que, a veces, pulsas en un enlace y realmente no sabes bien a dónde te va a llevar y si acabarás en una página peligrosa o fraudulenta. Por eso, vamos a decirte cómo comprobar si un enlace es peligroso antes de abrirlo con una serie de consejos que puedes utilizar.

Son una serie de consejos rápidos y casi instintivos en algunos casos. Con ellos, podrás saber desde a dónde lleva realmente el enlace de una web hasta investigar si la página que aloja la web o la URL acortada son seguras. Son consejos que puedes utilizar de forma independiente, o sea que nosotros te damos la información y luego tú decides.

Pasa el puntero por encima del enlace

Pasar Puntero

Aunque es una función que lleva años en los navegadores, puede haber algunas personas que no la conocen. Si pasas el puntero por encima de un enlace, incluso cuando el enlace es un texto, en la parte inferior del navegador te aparecerá la dirección URL a la que apunta este enlace. No tienes que hacer click, solo pasar el puntero del ratón.

Esto te puede ayudar cuando en una web el enlace está en un fragmento de texto, y que haciendo click sobre él no sabes realmente a dónde te va a llevar. Porque puede que el fragmento de texto sea incluso una URL pero luego te lleve a otra. Por eso, siempre es aconsejable hacer el pequeño gesto de pasar el puntero por encima del enlace para hacer la comprobación rápida, aunque a veces el enlace pueda estar oculto en una URL acortada.

Entra a la página principal de una URL

Imagínate que una página te dirige en un enlace a pepito.com/xataka, y no sabes si realmente esta es una web que pertenece a Xataka, o donde se hagan promociones legítimas. Entonces, una manera de comprobarlo sería entrando a pepito.com, entrando a la página raíz donde apunta el enlace.

De esta manera, podrás comprobar cuán segura es la página en la que está alojada el enlace. Que sea una web aparentemente segura no garantiza nada, pero con un pequeño vistazo siempre puedes saber si hay algo extraño o que te hace sospechar con el enlace al que se te está dirigiendo.

Inspecciona el código de la web

Elementos

La otra alternativa es inspeccionar el código de la web que estás visitando. Para eso haz click derecho en el fondo de la web o un enlace y pulsa en la opción de Inspeccionar. Esto abrirá una ventana a la derecha de la página web que estás visitando con mucha información, y en ella puedes ir a la pestaña de Elementos.

En esta ventana vas a ver el código interno de la web que estás visitando, y si elegiste la opción haciendo click derecho en un enlace, te llevará a la parte del código HTML de la web en la que está escrito el enlace. Así, también vas a poder asegurarte de a dónde te lleva el enlace de la página, o directamente todos los demás enlaces.

Usa una página para analizar enlaces

Info Web

Otro recurso para cuando la web es sospechosa y no quieres arriesgarte a entrar es utilizar una web que analice direcciones URL, y en la que puedes ver hasta qué punto es peligrosa una dirección. Para esto, hay diferentes páginas web, y lo único que tienes que hacer es entrar en ellas y escribir la página que quieres analizar.

Una buena página que puedes utilizar es sitecheck.sucuri.net, que te da datos sobre la web y dónde está alejada, y te muestra un medidor de seguridad. También puedes usar otras similares como urlvoid.com, virustotal.com o scanner.pcrisk.com.

También puedes analizar enlaces acortados

Los enlaces que utilizan servicios para recortar URLs son un poco más difíciles de analizar, pero también hay páginas especializadas en revisar enlaces acortados y decirte si son seguros o no. Puedes probar escribiendo el enlace recortado que hayas encontrado en páginas como urlxray.com, unshorten.it o checkshorturl.com, y ahí podrás saber si son seguras o no.

Temas
Inicio