Aplicaciones potencialmente no deseadas en Windows 10: qué son y cómo las puedes desbloquear e instalar

Aplicaciones potencialmente no deseadas en Windows 10: qué son y cómo las puedes desbloquear e instalar
Sin comentarios

Hoy vamos a explicarte qué son las aplicaciones potencialmente no deseadas, o PUP por sus siglas en inglés. La distinción de este tipo de aplicaciones ha cobrado importancia recientemente, pues Windows 10 ha comenzado a bloquearlas de forma predeterminada. De este modo, puedes encontrarte con que aplicaciones que hace unas semanas funcionaban perfectamente, ahora reciben un aviso de Windows de que Se encontró una aplicación potencialmente no deseada.

Primero te explicaremos qué es una aplicación potencialmente no deseada, o PUP, para que puedas tomar una decisión informada sobre si la quieres permitir o no. Después te contaremos cómo puedes permitir manualmente la ejecución de una de estas aplicaciones. Por último, iremos un paso más allá, contándote cómo puedes desactivar por completo el bloqueo de aplicaciones potencialmente no deseadas en Windows 10, si así lo deseas.

Qué es una aplicación potencialmente no deseada

Hay muchos tipos de malware: virus, troyanos, spyware, adware, ransomware. Las aplicaciones categorizadas como malware son objetivamente dañinas. Un escalón por debajo del malware se encuentra el software potencialmente no deseado. Técnicamente no son dañinas de por sí, aunque incluyen algunas características que las hacen indeseables para la mayoría de los usuarios.

No hay un baremo fijo de qué convierte a una aplicación en potencialmente dañina, sino más bien una serie de patrones que se cumplen en menor o mayor medida. Es el sistema de protección o antivirus el que clasifica si una aplicación es potencialmente no deseada o no. Algunos de los patrones que se tienen en cuenta son:

  • Ralentiza el ordenador

  • No funciona bien

  • Muestra un montón de anuncios

  • Cambian la página de inicio del navegador o similares

  • Alteran los resultados de búsqueda o el buscador predeterminado

  • Recopila demasiada información

  • Incluye términos de uso abusivos

  • Incluye barras de búsqueda o software adicional, siendo difícil de evitar su instalación

Básicamente, las aplicaciones potencialmente no deseadas son aquellas que se encuentran en la línea entre el malware o no. La principal diferencia con el malware es que es el usuario el que las instala y que técnicamente todo lo que lleva a cabo o intenta instalar está especificado en algún lugar de su acuerdo de usuario, aunque esté escondido.

Historial
Aplicaciones detectadas como no deseadas por Windows 10

Algunos antivirus, y Windows 10, bloquean de forma predeterminada las aplicaciones de este tipo, aunque la decisión final es del usuario, que quizá conoce que esa aplicación tiene muchos anuncios o intenta instalar más programas durante su configuración inicial, pero aún así quiere instalarla pues ha sopesado sus pros y sus contras.

Por ejemplo, Windows 10 está bloqueando algunos programas de descarga de Torrent o de minado de criptomonedas como aplicaciones potencialmente no deseadas, mientras que algunos usuarios querrán usar este tipo de aplicaciones a pesar de que tengan anuncios o tengan una instalación problemática.

Cómo permitir una aplicación marcada como PUP

Supongamos que estás intentando instalar el mismo programa que siempre instalas en Windows 10 y en el que confías desde hace años, pero que ahora Windows 10 te impide instalar. Sabes que el programa es un poco tramposo y te incita a instalar muchas cosas adicionales si no marcas o desmarcas ciertas casillas, pero aún así lo quieres instalar. Igual que con el malware, puedes optar por permitirlo en el dispositivo.

Cuando intentes instalar una aplicación en Windows 10 que sea detectada como potencialmente no deseada por el antivirus de Windows, se te mostrará una notificación que dice exactamente eso: Se encontró una aplicación potencialmente no deseada. No solo eso, sino que no podrás ejecutar la instalación. Para permitir su uso, haz clic en la notificación, lo cual abrirá Seguridad del sistema en el apartado correcto.

Seencontro

Se abrirá la ventana de Seguridad de Windows, centrada en la última amenaza detectada: el programa que estás intentando instalar en ese momento. Lo único que tienes que hacer es elegir la opción Permitir en dispositivo (1) y luego pulsar el botón Iniciar acciones (2). Esto evitará que Windows 10 siga bloqueando la instalación de la aplicación.

Amena

Hecho esto, la instalación ya no debería estar bloqueada, aunque es posible que debas volver a abrir el instalador, si dio error mientras todavía estaba bloqueado. En algunos casos es posible que Windows siga insistiendo en bloquear el archivo, en cuyo caso siempre te quedará la siguiente opción: desactivar la protección por completo. Una buena opción intermedia es deshabilitarlo, instalar la aplicación en la que confías y luego activarla de nuevo.

Cómo desactivar el bloqueo por completo

Es recomendable que los usuarios sin mucha experiencia mantengan activa la protección de aplicaciones potencialmente no deseadas, aunque es posible que los usuarios avanzados prefieran desactivarla por completo. La elección es tuya.

Si prefieres que el antivirus de Windows bloquee únicamente el malware de por sí, y no aquello que está en la línea gris entre malware y no malware, lo puedes desactivar por completo desde el apartado Seguridad de Windows. Primero, abre el menú inicio y escribe Seguridad de Windows, luego abre Control de aplicaciones y navegador, en el panel lateral de la izquierda. El último paso es hacer clic en Configuración de Protección basada en reputación.

Confi

Desplázate por la lista de opciones y verás el apartado Bloqueo de aplicaciones potencialmente no deseadas. Tienes la opción de desmarcar el bloqueo de aplicaciones y de descargas por separado o, si lo quieres desactivar por completo, desactiva el interruptor principal en la parte superior.

Bloqueo

Como comentábamos antes, es recomendable que mantengas esta protección activa a no ser que estés convencido de que no la necesitas o te esté dando problemas con un software específico del cual confías por completo. Si lo has desactivado temporalmente para instalar algún programa, la puedes volver a activar fácilmente del mismo modo.

Temas
Inicio