Compartir
Publicidad

Sí, es posible hackear el Tesla, pero también parchearlo con una actualización OTA

Sí, es posible hackear el Tesla, pero también parchearlo con una actualización OTA
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los coches, la última frontera... de los hackers. Ese podría haber sido el lema de una la conferencia del evento Def Con en la que se ha demostrado algo que en realidad no es especialmente novedoso. Lo de hackear un coche lleva siendo una realidad y una amenaza desde hace tiempo. Al fin y al cabo, los coches son cada vez más ordenadores con ruedas.

Pero ahora la noticia es que los Tesla, que probablemente son más ordenador con ruedas que ningún otro vehículo del mercado, también han sido hackeados. Dos expertos en seguridad llamados Kevin Mahaffey y Marc Rogers lograron controlar este coche mientras estaba en marcha, aunque para ello tuvieron que tener acceso físico previo a él.

Actualizaciones OTA, una solución envidiable

"Está claro que los malos lograrán idear formas de tener acceso remoto", explicaban estos dos investigadores al ser preguntados por esa necesidad actual de tener acceso físico al vehículo. Al conectar un portátil al ordenador de abordo del Tesla Model S fueron capaces de enviar un comando y arrancar el motor, además de instalar código que les permitió apagarlo mientras estaba siendo conducido.

Tesla1

El secreto del problema estaba en el navegador del sistema infotainment del Tesla, que estaba afectado por una vieja vulnerabilidad del motor de renderizado WebKit de Apple. Los responsables del descubrimiento descubrieron en realidad seis vulnerabilidades en el coche de Tesla y colaboraron con el fabricante para parchearlos. La diferencia con otros fabricantes es que Tesla ya ha solventado el problema, y lo ha hecho con una simple actualización OTA, como si se tratara de un dispositivo móvil.

Otros fabricantes como Fiat Chrysler tienen que recurrir a métodos mucho más engorrosos: recientemente avisaron a los propietarios de 1,4 millones de sus coches para que actualizaran sus vehículos con una actualización que les llegó por correo a través de una llave USB. La seguridad de Tesla -como la de cualquier otro sistema- no es perfecta, pero al menos esas actualizaciones suponen una forma singular y mucho más conveniente de resolver el problema.

Vía | Wired
En Xataka | Coche conectado: por qué, cómo y para qué

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos