Publicidad

El control por voz te puede distraer conduciendo tanto como usar el teléfono móvil

El control por voz te puede distraer conduciendo tanto como usar el teléfono móvil
7 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los sistemas de información, comunicación y entretenimiento, especialmente los que son controlados por voz, están en el punto de mira por su potencial poder de distracción. Varios estudios ya alertan de que no son tan inocuos para la conducción como pensamos, y servirán como base para futuras actualizaciones de la normativa de uso de estos sistemas durante la conducción, todavía muy verde y variable según los territorios.

En la Universidad de Utah han realizado varias pruebas al volante de coches equipados con diferentes sistemas de control donde la voz es la protagonista. El objetivo de los pilotos era completar una circuito por la ciudad mientras hacían uso de los sistemas de entretenimiento y comunicación del vehículo a demanda de los investigadores.

El tiempo para ejecutar una acción, clave en la distracción

Esas pruebas se realizaron siempre con la voz como elemento único de control y los conductores estaban en todo momento vigilados por cámaras y diferentes sensores que recogían datos para poder comparar la capacidad de concentración al volante de cada conductor y el tiempo que cada sistema comercial requería de nuestra atención.

Con esos datos se elaboró una lista de los diferentes sistemas comerciales, con puntuación de 1 a 5, siendo el 5 el sistema que más distraía al conductor. Una de las claves para no estar muy arriba en esa clasificación tenía que ver con el tiempo requerido para completar las diferentes acciones, como cambiar de sintonía en la radio o llamar a un contacto de la agenda. Durante ese tiempo, según los investigadores, nuestro cerebro atiende más a dar instrucciones que a la conducción.

Mujer haciendo la prueba de atención

Los resultaron arrojaron que la mayoría de los sistemas comerciales actuales distraen más la atención del conductor que usar el teléfono móvil. Tan solo el sistema de Toyota resultó aceptable, siendo considerado en la misma escala de distracción que escuchar la radio. Los peor parados fueron los sistemas de Ford, Mercedes y Chrysler.

Más información | Universidad de Utah.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir