¿Coches autónomos en Japón? Primero de juguete

¿Coches autónomos en Japón? Primero de juguete
3 comentarios

Va a resultar que los más pequeños van a tener acceso a coches autónomos antes que sus padres. Salvando las enormes distancias, la empresa de juguetes japonesa Tomy Takara, tiene pensado lanzar unos coches en miniatura que son bastante espabilados, difícilmente chocan.

A alguno le sonará la serie de juguetes Choro-Q, conocida en nuestro territorio por haber sido protagonista de videojuegos. Pues su última serie de modelos, bautizada como "Q-eyes", es la que es capaz de detectar obstáculos que se ponen al paso de los pequeños vehículos.

Automáticamente cambian de ruta al encontrarse con algo que puede ser motivo de choque, pero tienen dos curiosos modos de funcionamiento. El modo "A" hace que el coche de la vuelta si se encuentra con un obstáculo, mientras que el "B" lo que hace es quedarse completamente parado hasta que el elemento sea apartado de su camino.

Los coches giran sin parar la marcha


Para conseguir detectar los elementos a su paso, los coches cuentan con sensores a izquierda y derecha de la zona frontal - bastante llamativos -, y como podéis ver en el vídeo, pueden hacer cambios de dirección con destreza, sin tener que parar la marcha.

Basándose en la tecnología de los sensores, los chicos de Tomy han ideado un sistema de circuitos en los que los vehículos pueden circular de forma autónoma. Si ponemos fronteras para crear una carretera de unos 15 centímetros de ancho, ellos discurrirán sin problemas por ella. La barrera lateral tiene que tener al menos un centímetro de alto.

3-6.png

Los coches funcionan con baterías, y cuentan con un sistema de carga de alta velocidad de diez segundos, que le dan una autonomía de un minuto. Las dimensiones de los coches son de 32x28x53 milímetros y pesan solo 16 gramos.

Inicialmente habrá cuatro modelos en la familia "Q-eyes", todos ellos versiones en miniatura y caricaturizados de coches de verdad: Nissan Leaf, Subaru WRX, Daihatsu Copen y Nissan GT-R (llegarán más antes de terminar el año).

Tienen un precio de unos 30 euros al cambio, y esperan vender 100.000 unidades en Japón antes de terminar el año (se ponen a la venta el día 30 de septiembre).


Más información | Tomy Takara

Temas
Comentarios cerrados
Inicio