Windows 11 pedirá los datos de nuestra tarjeta de crédito porque así es la era de los servicios de suscripción

Windows 11 pedirá los datos de nuestra tarjeta de crédito porque así es la era de los servicios de suscripción
82 comentarios

Microsoft sigue realizando cambios constantes en Windows 11 —algunos más polémicos que otros—, y la última compilación preliminar cuenta con novedades llamativas. Entre ellas, la que hará que Microsoft nos pida de forma más prominente información sobre nuestra tarjeta de crédito.

La idea de Microsoft es la de que los usuarios puedan acceder a sus servicios de suscripción —como Microsoft 365— ahora que esas opciones están cada vez más presentes en su sistema operativo. La nueva sección del panel de configuración de Windows 11 permitirá gestionar esa información de pagos y suscripciones directamente, pero no aclara si se pedirán esos datos aun sin usar sus servicios de suscripción.

Una forma de facilitar las compras en el ecosistema de Microsoft

Entre las novedades de esta última compilación, la llamada Windows 11 Insider Preview Build 22567, destaca esa gestión de información de nuestras suscripciones y nuestra tarjeta de crédito.

No es algo del todo extraño teniendo en cuenta que en las últimas semanas Microsoft ya incluyó un nuevo apartado en la Configuración de Windows 11 llamado "tu cuenta Microsoft".

Desde ese apartado será posible gestionar suscripciones y compras de aplicaciones, y ahora también habrá un apartado especial en el que se nos permitirá gestionar la tarjeta de crédito que usamos para pagar compras en la Microsoft Store o en nuestra consola Xbox, pero también suscripciones a servicios de los de Redmond, como Microsoft 365.

Nuestro PC se convierte así en una vía más directa para realizar compras —al menos, en Microsoft— y esta propuesta adapta una vieja idea de plataformas de comercio electrónico como Amazon, que también tienen esos datos de la tarjeta de crédito para hacer más sencillo el proceso de compra.

Entendemos que esa es la intención de Microsoft, pero en el anuncio oficial no se aclara si esa información de la tarjeta se pedirá tanto si usamos esos servicios como si no. Apple pide esos datos al crear un Apple ID —su propia web de soporte así lo indica—, aunque hay métodos que permiten evitar ese paso si no vamos a hacer compras por ejemplo en la App Store.

Hay más novedades a la vista

Esa nueva versión preliminar de Windows 11 trae además otras mejoras. Una de las más curiosas es una opción en Windows Update que nos permitirá aplicar las actualizaciones cuando el suministro de energías renovables sea alto —se consultan datos a través de electricityMap o WattTime—, lo que permitirá reducir el impacto medioambiental de esa mayor actividad de transferencia de datos e instalación.

Carbon

También contamos en esa versión con una opción más para conectar nuestro móvil Android a la aplicación Tu Teléfono: podremos escanear un código QR que aparecerá en panalla para hacer más sencillo el proceso.

Más inquietante es el llamado Smart App Control (SAC), un sistema de seguridad que según Microsoft "bloquea aplicaciones sin confianza o potencialmente peligrosas". No hay muchos más detalles sobre qué aplicaciones entran o no en esa clasificación, lo que podría hacer que tuviéramos problemas con esa teórica detección automática de aplicaciones válidas.

Eso sí: la característica de momento es experimental, y en Microsoft afirman que estudiarán su comportamiento y la desconectarán si detectan que acaba siendo peor el remedio que la enfermedad. Tanto en este caso como en el resto —incluida esa gestión de datos de la tarjeta de crédito— hablamos de versiones preliminares de Windows 11: que esas opciones acaben llegando o no a nuestros sistemas no está garantizado.

Temas
Inicio