Compartir
Publicidad

Para imitar al cerebro un ordenador necesita nuevos chips y los menristors son los que más cercan están

Para imitar al cerebro un ordenador necesita nuevos chips y los menristors son los que más cercan están
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya en 1971 Lon Chua, un profesor de la Universidad de California en Berkeley, predijo matemáticamente la posibilidad de construir los llamados memristors: chips que están diseñados basándose en el funcionamiento del cerebro humano. En 2008 aquella teoría se convirtió en una realidad gracias al trabajo de HP y del fabricante de memorias Sky Hynix, pero aquel primer desarrollo era muy limitado y simple.

Las cosas han ido avanzando, pero el problema es que las redes neuronales que tratan de aprovechar este concepto se han basado hasta ahora en chips fabricados de forma convencional. Un experimento de Google con una gran red neuronal que reconocía gatos en vídeos de YouTube tardó tres días en completarse y hizo uso de 16.000 procesadores. Esas dificultades prácticas y técnicas podrían ser superadas con un nuevo chip diseñado por Dimitri Strukov y un equipo de investigadores.

La fabricación de redes neuronales con memristors, más cerca

El estudio de este grupo de expertos se ha publicado en la revista Nature, y en él se explica cómo los transistores de silicio convencionales y los circuitos que conforman nuestros ordenadores no están preparados para imitar esas sinapsis del cerebro: se necesitan muchos para representar una única sinapsis. Sin embargo en la Universidad de California en Santa Barbara y en la Stony Brook University -las instituciones que han participado en este logro- han creado un único memristor que es capaz de albergar alredededor de 100 sinapsis.

Una sinapsis [biológica] es un dispositivo de memoria analógico, y no hay una forma adecuada de implementarla en una forma compacta y eficiente en cuestión energética con la tecnología convencional. Los memristors son en sí mismos dispositivos de memoria analógica: son la combinación perfecta.

Robert Legenstein, un profesor asociado en la Universidad de Tecnología en Austria, indicaba que "si el diseño se puede escalar para conformar redes de gran tamaño, afectará al futuro de la computación... Portátiles, móviles y robots podrían incluir chips neuromórficos de ultra-bajo-consumo que podrían procesar información visual, auditiva y de otros tipos".

HP y SK Hynix comenzaron a comercializar sistemas de almacenamiento basado en memristors en 2010, pero hasta ahora nadie ha creado un chip orientado a redes neuronales con memristors, algo que según Strukov podría ser factible gracias a este desarrollo. En HP ya anunciaron hace unos meses su particular revolución al respecto con "La Máquina", pero de momento no ha habido presentación o más datos sobre este proyecto que podría suponer un punto de inflexión en este campo.

Vía | MIT Technology Review
Más información | Nature
En Xataka | Memristor, la base de los ordenadores que aprenden

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio