Compartir
Publicidad

El administrador de una página de Revenge Porn pide que se elimine toda su información online

El administrador de una página de Revenge Porn pide que se elimine toda su información online
36 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Publicar fotos de mujeres y hombres desnudos sin su consentimiento era algo normal para Craig Brittain. Este chico era el administrador de la página Anybody Down, famosa por ser uno de los sitios de referencia en el Revenge Porn. Aceptaba fotos que las ex-parejas enviaban sin permiso y las hacía públicas. También conseguía fotos en sitios como Craiglist. El negocio estaba en que, para eliminar un determinado material, cobraba a su víctima entre 200 y 500 dólares.

El problema, claro, es que le pillaron. Ahora, Brittain considera injusto que los medios, los archivos del caso creados por la Federal Trade Commission y hasta Google se hagan eco de su nombre y lo asocien a sus actividades pasadas, y por eso ha solicitado que borren toda la información que tienen sobre él por "uso no autorizado de fotos" suyas y otros datos personales relacionados.

En la solicitud, el chico también explica que hay algunas páginas que han "copiado fragmentos de Is Anybody Down sin permiso", en referencia a algunos medios que publicaron capturas (editadas para que no se viera nada, eso sí) de su sitio web. Quiere que no leas, por ejemplo, este artículo del Huffington Post en el que le nombran, este otro de Giga OM o su propio perfil de Facebook. Ha solicitado a Google que desindexe de su buscador todas estas páginas.

En un comunicado publicado en su sitio web, Brittain se declara inocente y asegura que su web era como Twitter o Facebook: cualquiera podía publicar lo que quisiera y él no debería ser el responsable del contenido. Además, carga contra los medios de comunicación: "a los medios se les debería juzgar por los mismos estándares" que a las páginas de Revenge Porn, asegura, porque "muestran la información de tal forma que les representa de manera negativa".

La imagen que acompaña a este artículo es pública: se trata de una foto de Craig Brittain tras ser arrestado y pertenece a la policía de Colorado Springs. Desde que las declaraciones de Brittain han llegado a la prensa, esta misma fotografía ha sido republicada en centenares de sitios. ¿A que es difícil retirar una foto de una persona una vez se ha publicado sin su permiso en la red, Craig? Pues imagínate si además estuvieras desnudo en ella.

El Revenge Porn, cada vez más controlado

En el caso de Is Anybody Down, el sitio web funcionó desde 2012 hasta 2013 antes de ser clausurado por Brittain. La FTC estadounidense anunciaba hace unas semanas un acuerdo con el dueño de la página por el cual éste se comprometía a borrar todo el material y no volver a operar un sitio web de estas características. En esta ocasión no se le ha acusado, al menos de momento, y tampoco se le ha impuesto una multa.

¿Por qué es importante este caso? Porque el organismo regulador americano se ha hecho cargo, considerando que esto es un negocio y que, por tanto, debe estar controlado por ellos ya que presenta potenciales daños a los consumidores. Además, han asegurado que se trata de algo "ilegal". Se desconoce si la FTC irá detrás de otros sitios web de la misma temática.

El que no ha tenido tanta suerte es Kevin Bollaert, webmaster de la U got posted, otro sitio web dedicado al Revenge Porn. Hace unos días nos hacíamos eco de su caso y podría ser condenado a hasta 20 años de cárcel por diversos delitos, como extorsión y robo de identidad.

Vía | Washington Post
En Genbeta | Revenge Porn, así es uno de los barrios más oscuros de Internet

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio