Compartir
Publicidad
Publicidad

Microsoft y Cyanogen Inc: A Android le salen los enemigos de debajo de las piedras

Microsoft y Cyanogen Inc: A Android le salen los enemigos de debajo de las piedras
Guardar
50 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer conocíamos la noticia de la participación de Microsoft en una ronda de inversión de 70 millones de dólares que le convertirá en uno de los socios minoritarios de Cyanogen Inc. El acuerdo parece tener un objetivo claro: crear un fork de Android en la que los servicios y aplicaciones de Google sean sustituidos como servicios y aplicaciones de Microsoft.

Esa decisión parece singular para una empresa como Microsoft que tiene ante sí uno de los lanzamientos más importantes de su historia: Windows 10 y su filosofía "One Windows" llegará tanto a PCs y portátiles como a tablets y smartphones, de modo que ¿por qué apostar también por una versión propia de Android?

Android, cada vez más cerrado

Lo dijimos antes y lo repetimos ahora: Android no es una plataforma abierta. Este ecosistema de Google se compone de un núcleo que efectivamente sí es Open Source (AOSP), pero en el que cada vez tiene más relevancia la parte no abierta, los Google Mobile Services y las Google Apps.

Android Pizarra

En aquel reportaje ya destacábamos cómo en Google llevan tiempo poniendo el foco total en esos servicios y aplicaciones y dejando atrás los avances en la mayoría de componentes abiertos. Aunque por supuesto el kernel sigue siendo base fundamental y se sigue trabajando continuamente en él, la tendencia mostrada por Google es a separar cada vez más aplicaciones y servicios de esa parte central.

Eso tiene una ventaja evidente, que es la de poder ofrecer a los usuarios aplicaciones y servicios actualizados sin que la versión nativa de Android sea la última. La legendaria fragmentación desaparece en parte, puesto que aunque estemos con Android 4.x en nuestro terminal podemos utilizar aplicaciones como Gmail que tienen idéntica interfaz y prestaciones que las que tienen en Android 5.0, por ejemplo.

Sin embargo, eso también hace que la dependencia de los componentes propietarios de Google sea cada vez mayor. Para quien los usa habitualmente -y me incluyo- eso no es un problema grave y ya se sabe lo que hay, pero esa dependencia impone sacrificios que no todo el mundo acepta igualmente. Y sobre todo, aquellos que simplemente quieren disfrutar de la parte abierta de Android sin tener que estar ligado a esas aplicaciones y servicios propietarios.

Afortunadamente hace tiempo que han surgido algunas opciones. Las ROMs cocinadas o personalizadas de Android suelen aprovechar el proyecto AOSP como pilar de esas versiones derivadas de Android y luego tratan de proporcionar una experiencia más o menos libre. Al final la mayoría de ella acaban ofreciendo el paquete "Google Apps" para que los usuarios de estas ROMs sigan pudiendo beneficiarse de esos servicios -y, sobre todo, de Google Play- pero hay ROMs cocinadas que simplemente obvian dicho componente y sustituyen esas soluciones por otras abiertas como F-Droid. Este es un repositorio de aplicaciones FOSS (Free and Open Source Software) que garantizan esa experiencia libre de ataduras privativas. Como es de esperar, eso también impone limitaciones, ya que el catálogo de esta tienda y de aplicaciones libres es habitualmente más limitado que las alternativas desarrolladas o distribuidas por Google.

Amazon y los Nokia X como referencias históricas

Luego están proyectos comerciales que han tratado de demostrar que existe vida después de Android. Amazon es el claro referente aquí, y desde hace tiempo integra en sus tablets -y en su fracasado Fire Phone- la plataforma Fire OS, que no es más que una ROM cocinada por Amazon en la que además de AOSP se integran servicios y aplicaciones de Amazon como su App Store o su navegador Silk, por citar algunos ejemplos.

Más interesante -y probablemente germen de esa inversión de Microsoft en Cyanogen Inc.- es la historia de los Nokia X, unos terminales que aparecieron pocos meses después del acuerdo de compra de Nokia por parte de Microsoft y que llevaban el concepto de Amazon más allá. Mientras que la empresa de Bezos no ofrece muchos de los servicios que ofrece Google en la nube, Microsoft sí lo hace, y los Nokia X fueron un curioso híbrido de la interfaz de Windows Phone y los pilares de Android.

El resultado era una ROM cocinada por Nokia en la que teníamos una tienda propia (la Nokia Store con aplicaciones Nadroid) y en la que en lugar de Google Maps teníamos HERE Maps además de OneDrive, Outlook o Skype como soluciones para el almacenamiento online, el correo electrónico o la videoconferencia. Los Nokia X fueron abandonados por Microsoft poco tiempo después, pero parece que la idea no acabó de abandonar los cuarteles generales de Redmond.

¿Androisoft a la vista?

Mientras que en The Wall Street Journal simplemente hablaban de una participación minoritaria en la ronda de inversión de Cyanogen Inc. por parte de Microsoft, en Bloomberg BusinessWeek iban más allá y sus redactores sí hablaban claramente de una posible ROM de Cyanogen con servicios y aplicaciones de Microsoft integrados.

Cyanogenmod Logo

Es una posibilidad inquietante para el futuro de Microsoft en móviles, sobre todo teniendo en cuenta que para muchos analistas la empresa de Redmond debería tratar de centrarse en Windows 10 en móviles ahora que tiene ese cartucho en la recámara (¿quizás el último?). Apostar ahora por Cyanogen Inc. parece plantear un plan B que es interesante en concepto, pero que puede ser tomado como una señal de debilidad por parte de los fabricantes. "Si ni siquiera Microsoft apuesta al 100% por Windows 10 en móviles, por qué lo vamos a hacer nosotros?"

Lo cierto es que en los últimos meses estamos viendo como Microsoft realiza interesantes incursiones en plataformas a las que antes no quería ni ver en pintura. El lanzamiento de Office para iOS y Android ha sido muy bien recibido por los usuarios de estas plataformas móviles, pero es que además ha liberado otros servicios en ellas y estos días ha anunciado la disponibilidad de Outlook para iOS. Sorprendentemente la crítica es unánime: Gmail funciona mejor en el cliente de Microsoft de iOS que en la propia aplicación de Google. Y ya se sabe lo que dicen: "si no puedes con tu enemigo, únete a él".

A Android le crecen los enanos

La hipotética amenaza de ese fork de Android de Cyanogen Inc. en colaboración con Microsoft no es la única que ensombrece el futuro del ecosistema de Google. Ya vimos cómo los fabricantes de televisores no tienen ninguna gana de que en ese segmento ocurra lo mismo que en el de los smartphones y en este último CES hemos visto varias plataformas de Smart TVs que incluso resucitan proyectos que también lo intentaron en móviles. Tizen, Web OS y Firefox OS han dado el salto a la caja tonta (ya no tan tonta), y ahora los fabricantes y OEMs podrían tratar de impulsar el cambio también en smartphones.

Android Malware

La posición de privilegio de Android podría por tanto tambalearse. Ya lo ha hecho en un último trimestre en el que el espectacular éxito de los iPhone 6 y iPhone 6 Plus ha hecho que la cuota de Android retroceda en todo el mundo. La plataforma móvil de Apple es desde hace tiempo la única que logra mantener su relevancia en ese particular duopolio, pero otras intentarán también hacerle "pupita" a la situación actual.

Entre ellas está desde luego un Windows 10 plagado de incertidumbres. La cuota actual de Windows Phone no llega al 5% en todo el mundo, pero las aplicaciones universales y esa filosofía convergente de Microsoft podrían darle a esta plataforma el empujón que se necesita. Parece que veremos a varios fabricantes apostando por Windows 10 -sobre todo ahora que Microsoft no cobra licencias por Windows en diagonales "pequeñitas"- pero hasta que eso no ocurra no acabaremos de creérnoslo.

Y por supuesto están las alternativas menores que buscan su sitio sobre todo en mercados emergentes. Tizen ha dado sus primeros pasos en el Samsung Z1 en India -por ahora con una fría acogida-, y plataformas como Firefox OS o Ubuntu están siempre en esas improbables quinielas. Llevan tiempo tratando de despegar, pero incluso en el caso de la plataforma de Mozilla, que contaba con el apoyo de un gigante como Telefónica, el éxito ha sido casi inexistente. Hay otros factores que juegan en contra de esas alternativas -el apoyo de desarrolladores es el más relevante- pero si ni siquiera en sus prestaciones básicas pueden equipararse a soluciones como Android, iOS o Windows Phone, lo tienen realmente complicado.

Ese fork de Android basado en servicios de Microsoft y desarrollado por Cyanogen Inc. podría ser un soplo de aire fresco para muchos fabricantes y usuarios, y nosotros ya nos planteábamos una posibilidad similar en el pasado: ¿Y si Microsoft lanzara una ROM pública de su fork de Android?. Eso parece que no ocurrirá y en lugar de ello será Cyanogen Inc. la encargada de esa opción, pero aún así parece que tenemos ante nosotros unos meses la mar de interesantes en materia de plataformas móviles. Veremos qué nos depara un Mobile World Congress que como siempre cubriremos con todo lujo de detalles en Xataka.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos