Linux se disfraza de Windows: el soporte de apps con interfaz gráfica en WSL2 permite que ambos sistemas coexistan como nunca

Linux se disfraza de Windows: el soporte de apps con interfaz gráfica en WSL2 permite que ambos sistemas coexistan como nunca
45 comentarios

Lo prometido es deuda. El año pasado Microsoft adelantó que sería posible ejecutar aplicaciones Linux con su interfaz gráfica (GUI) en Windows 10, y efectivamente eso ya es posible de forma nativa gracias a las novedades integradas en el Windows Subsystem for Linux 2 (WSL2).

Microsoft ha aprovechado la celebración de BUILD 2021, su evento para desarrolladores, para hablar de esta novedad que ya habían mostrado en versión preliminar y que ahora estará a disposición de todos los usuarios.

Un sistema más híbrido que nunca

Gracias a esta opción será posible que usuarios y desarrolladores ejecuten sus aplicaciones Linux como si las estuvieran ejecutando en una instalación nativa.

Ya era posible acceder a esa opción mediante la instalación de servidores X de terceras partes, pero eso evitaba que por ejemplo aprovechásemos la aceleración GPU para que aplicaciones e incluso juegos corrieran de forma suave.

Ahora esa integración es nativa: cuando ejecutamos una aplicación Linux con GUI el sistema operativo Windows 10 lanza a su vez una distribución muy especial llamada CBL-Mariner que contiene un servidor Wayland, un servidor X y un servidor Pulse Audio entre otros elementos, y eso permite que cualquiera aplicación Linux pueda funcionar sobre nuestro escritorio Windows 10 de forma normal.

Gimp

Incluso es posible tener soporte de audio y micrófono, lo que también habilita que los desarrolladores puedan por ejemplo probar sus aplicaciones de videoconferencia o reproductores y editores de vídeo y audio.

Wsl2 Gui

Este sistema, basado en la arquitectura WSLg, sí aprovecha la aceleración hardware de nuestra GPU, algo que puede llegar a ser muy útil para muchos desarrolladores y usuarios.

Gazebo

Gracias a los avances en las librerías Mesa 21.0, cualquier aplicación que trabaja por ejemplo con renderizado 3D puede aprovechar OpenGL para acelerar esas tareas usando la tarjeta gráfica de nuestro PC o portátil.

Emacs

Como indican en Microsoft, esta característica permite expandir el soporte de aplicaciones de distintas distribuciones Linux dentro de Windows, y hace innecesario que por ejemplo tengamos que crear una máquina virtual para este tipo de escenarios.

Temas
Inicio