Compartir
Publicidad
Samsung Galaxy View, análisis: cuidado televisor, hay competencia y tiene forma de tablet
Análisis

Samsung Galaxy View, análisis: cuidado televisor, hay competencia y tiene forma de tablet

Publicidad
Publicidad

Si hay alguna compañía de electrónica de consumo que no teme sembrar el mercado de productos hasta dar con un gran éxito, ésa es sin duda Samsung. Muchos coincidiremos en que gracias a esa "virtud" hoy en día nos parece normal el formato phablet. Quizás sin su arriesgado (en su momento) Galaxy Note original, hubiéramos tardado más tiempo en tener smartphones de más diagonal.

El Samsung Galaxy View que hemos probado en Xataka durante unas semanas pinta a experimento similar. Y complejo. Crear tendencia no va a ser tan sencillo con este gigante tablet que sin embargo introduce elementos e ideas que tienen bastante sentido. Ya tenéis en Xataka el análisis del Galaxy View, donde os contamos cómo hemos disfrutado y también sufrido con este nuevo dispositivo de los coreanos.

Samsung Galaxy View, principales características

Quizás por ser una primera generación, Samsung no ha arriesgado en exceso con las especificaciones de este nuevo Galaxy View. El conjunto resulta equilibrado y suficiente pero se podía haber elevado el nivel en determinados apartados especialmente si nos fijamos en el precio que Samsung pide que paguemos por él.

Galaxy View, principales características
Dimensiones físicas 451.8 x 275.8 x 11.9 mm
2,65 kg
Pantalla 18,4 pulgadas
Resolución 1080p (120 ppp)
Procesador Exynos 7580 (8x1,6 GHz)
RAM 2 GB
Memoria 32 GB (ampliable microSD)
Versión software Android 5.1
Conectividad Bluetooth 4.1
Wi‑Fi (802.11a/​b/​g/​n/​ac)
Ant+ / WiFi Direct
Cámaras Frontal de 2,1 MP
Batería 5700 mAh (no extraíble)
Precio 32 GB + WiFi --> 649 euros

Observando esta ficha técnica, el elemento que más ha comprometido Samsung ha sido la pantalla, por otro lado el valor principal que debería tener el equipo. Partiendo de esos 650 euros, el panel LCD con resolución 1080p no impresiona en cifras aunque cumple con notable en la mayoría de las situaciones, contando con un brillo suficiente y una reproducción de color muy buena.

Sin embargo, si bien a una distancia prudente no hay problemas con los píxeles, a poco que nos acercamos y lo usamos como un tablet al uso, la densidad de 120 ppp se queda bastante corta para la época en que vivimos.

Érase una vez un tablet con asa

Un tablet con pantalla de casi 20 pulgadas no debe ser fácil de diseñar. Y se nota en este Galaxy View, que mezcla a partes iguales aciertos y errores. Empezamos con el formato, que es el de un tablet de la compañia pero en grande. Muy grande. La única concesión tiene que ver con una peana integrada y donde aparece en la parte superior una especie de asa.

Como primera iteración de un tablet de estas dimensiones, el resultado no nos desagrada. Pero hay bastante margen de mejora. En nuestros días de uso en casa, ese asa nos ha parecido bastante bien pensada, y nos deja una manera cómoda y rápida de mover este gigante tablet de Samsung por cualquier estancia. Además ayuda que el equipo no pesa en exceso (unos dos kilogramos) para sus dimensiones.

2560 3000 3

Ahora bien, la peana solo admite una posición cuando la tenemos en modo soporte. No es una solución cuidada y completa que admita varias inclinaciones como creemos que debería. Es fija. O cerrada para que el asa quede accesible, o abierta para quedar suficientemente estable en una mesa o superficie horizontal. Ese paso de cerrada a abierta es rápido, seguro e intuitivo.

El diseño del Galaxy View es muy cómodo para tenerlo en posición fija y vertical sobre una mesa o para transportarlo. Pero poco más.

El acabado de esa peana es de plástico bastante burdo pero hay que decir que efectivo. El sistema nos transmite sensación de robustez, que creemos que es de lo que se trata en este caso. Sin embargo, otra mala noticia es que este añadido no es extraíble, lo que hace incómodo sacar el Galaxy View de casa en una mochila, por ejemplo. Pese a ser un tablet bastante delgado (menos de 12 mm de grosor), el añadido de la peana hace que abulte mucho.

Otro uso que podemos pensar para el Galaxy View es sobre una mesa pero no en modo pantalla elevada sino en formato horizontal. En este caso la peana inclina el tablet unos 30 grados, y resulta muy cómodo interaccionar con su pantalla táctil. Pero ve preparándote para limpiarla a menudo. También es cómodo el tablet cuando lo tenemos colocado sobre las rodillas. Otra cosa es que más allá de contenido multimedia le encontremos sentido al Galaxy View como tablet "clásico".

Galaxy View Review Modo Tablet

A nivel de puertos, este Galaxy View inclue ranura para tarjetas microSD oculta en la parte posterior del tablet, una salida de auriculares y un puerto microUSB que sin embargo no actúa como elemento de carga. Esa responsabilidad recae en uno propietario que requiere de su cargador específico. Habrá pues que llevarlo en caso de que queramos sacar el equipo de casa.

Cuando hablábamos de las características principales de este Galaxy View y comentábamos que eran justas y sin ningún alarde en apartado ninguno, nos referíamos por ejemplo a la cámara web. Uno podría pensar en este equipo como ideal para tener un modo de realizar videollamadas de forma cómoda, rápida y en cualquier lugar. Para ello se incluye una cámara frontal de 2,1MP, suficientes pero nada destacable en conjunto. Un esfuerzo en estos pequeños detalles es lo que justificaría y añadiría valor a lado positivo de la balanza cuando miramos el precio del equipo.

¿Hemos dicho tablet?

Tiene el diseño y hasta el sistema operativo de un tablet Android, pero el Galaxy View no podemos considerarlo en esa categoría o quien lea esto y se atreva a comprarlo podría llevarse una decepción. No pienses en este producto si buscas un tablet para usar como tal.

En nuestra prueba, si bien en algún momento nos hemos visto navegando por Internet, gestionando el correo o actualizando las redes sociales, no hemos sentido en ningún momento que sean actividades a las que invite ni el formato ni tampoco el sistema operativo. Como lector de información menos, pues la densidad de 120 ppp nos parece escasa para una lectura prolongada en cuanto nos aceramos a la pantalla. E imagínate con este tablet cogido a dos manos o sobre una mesa. Ridículo.

Galaxy View Review Apps 2

En nuestra prueba nos sentimos más atraídos por probar a dibujar algo, editar fotografías o jugar. En el primer caso me parece que Samsung ha perdido una oportunidad de darle más valor a este Galaxy View sacando todo el aprendizaje que ha tenido estos años con su gama Note, las aplicaciones exclusivas y el S-Pen, el cual uno esperaría encontrar en un rincón del diseño del Galaxy View con los ojos cerrados. Pero no es así.

El formato y cierto espíritu de este Galaxy View invita a verlo como un equipo para dibujar o crear contenido con él, pero ni rastro de un lápiz o todo lo que ha hecho a Samsung grande con sus dispositivos Note

En cuando a los juegos, es un nicho interesante tanto en modo táctil como usando mandos bluetooth compatibles. Pero contando con otro tablet de menos diagonal y que incluso podamos conectar a un televisor vía HDMI ( en este Galaxy View la ausencia de este conectividad me parece menos grave que otros aspectos), no hay tanto valor como habíamos pensado al principio.

1024 2000 8

Por último hemos intentado darle uso de "tablet productivo" al Galaxy View con el emparejamiento con un teclado, pero tampoco ha habido flechazo. Es cierto que la pantalla de 18,4 pulgadas es muy interesante para trabajar en documentos y editar texto, pero estamos a años luz de un sistema de escritorio. Un ejemplo claro: la versión de Word no pudimos ejecutarla por resultar incompatible con este dispositivo. Sí que funcionó sin embargo OneNote.

En el corazón de este Galaxy View laten componentes discretos pero suficientes. Sin grandes alardes, la fluidez de los 2 GB de memoria RAM con el Exynos de 8 núcleos de Samsung resulta adecuado, ayudado sin duda por la poca densidad de su pantalla. La memoria interna es de 32 GB ampliable vía tarjetas microSD, un buen equilibrio pero que por este precio esperábamos más capacidad nativa.

Como cerebro actúa Android 5.1. Pero no te debe importar mucho pues el 90% del tiempo vas a funcionar con la capa superior relacionada con la parte multimedia y que es accesible junto a los iconos principales de Android.

La interfaz de este hub de contenido es sencilla pero bastante limitada desde el momento en que no podemos modificar qué aplicaciones aparecen allí. Si pagas por un par de servicios como podría ser Netflix o Filmin, añadiendo las de acceso gratuito, con mucha suerte puedes estar accediendo a la mitad de esas baldosas. ¿Por qué no dejar usar los otros huecos para nuevo servicios que nos interesen más?

Galaxy View Review Pantalla

El resto de Android en esta pantalla de 18,4 pulgadas es el mismo que puedes encontrar en la de 10. Pese a lo que ha mejorado Android en formato tablet, la dejadez tanto de opciones como de aplicaciones sigue siendo considerable.

Competencia para el televisor pequeño de casa

Desde el primer momento en que encientes el Galaxy View y accedes a su pantalla preparada para consumir contenido, te adentras en una idea de producto nuevo que con algunas mejoras a nivel de diseño puede acabar encontrando su hueco en casa.

Hace unos años vimos el nacimiento de algunas propuestas con un punto de partida similar pero en formato de AiO. En todos los casos se partía de un ordenador de sobremesa. Aquí el inicio es un tablet, más adecuado, asequible y cómodo que esos otros equipos de los que ya poco o nada se sabe en el mercado. Lo más que se le puede acercar es un convertible pero las diagonales están por ahora más cerca del tablet clásico de 10 pulgadas que de este gigante de Samsung.

Si consumes contenido en movilidad dentro de casa, este Galaxy View es un producto que te encajará en concepto y funcionamiento pero sin el acompañamiento de un precio tentador que necesita todo producto de nicho de este tipo

En casa el Galaxy View ha sido todo un éxito. Es cierto que resulta enorme para niños de 3-5 años, pero en el tiempo que el tablet gigante de Samsung ha pasado en casa, ha sido el dispositivo escogido para consumir contenido bajo demanda por delante del televisor. Aquí ha primado que se puede llevar a todos sitios (palabras textuales de los pequeños protagonistas de la prueba) y que la interfaz de entrada es más intuitiva que la de un televisor por mucho que se empeñen los fabricantes a nivel de interfaz de las funciones Smart TV y el mando. Incluso en la cocina, donde a veces se enciende un televisor con diagonal menor que la de este tablet (está colgado de la pared) , el Galaxy View ha reinado de forma contundente por su versatilidad.

Galaxy View Review Cocina

Si estábamos cocinando y nos apetecía ver algo, la opción del televisor no era factible porque pilla justo a espaldas de la zona de trabajo de la cocina. Sin embargo, el Galaxy View ya pasado mucho tiempo sobre la encimera. Si no lo ha hecho más ha sido por un fallo gordo que Samsung tiene que solucionar a la de ya si quiere realmente crear un nicho de mercado: dotarlo al menos de resistencia a las salpicaduras.

El Galaxy View nos parece un producto que encaja muy bien en entornos como la cocina, tanto para consumir contenido como para leer recetas, y poder tocarlo con las manos sucias o mojadas, o simplemente tenerlo cerca de líquidos con tranquilidad, es un extra que vemos más que necesario.

Este Galaxy View inicia la idea de un dispositivo de consumo de contenidos que podemos mover y que en ciertos escenarios gana claramente al televisor o portátil

En el uso del Galaxy View como reproductor multimedia tiene mucho valor el tema del sonido. Podemos usar auriculares con este tablet, lo que resulta muy cómodo si son inalámbricos, pero este modelo también incluye unos integrados de bastante buena calidad. El sonido es potente y definido, pero creo que si en vez de en la parte trasera del tablet se hubieran colocado en los frontales, podría haber sido todavía mejor.

¿Qué autonomía hay que pedirle a un equipo como el Galaxy View? En otros dispositivos tenemos bastante claro lo que sería ideal, asumible o inaceptable. Con este tablet-multimedia-sustituto-del-televisor no lo tenemos nada claro. El fabricante presume de 8 horas en modo reproducción multimedia, pero tras nuestras pruebas de varias semanas, esa cifra queda un poco lejos de la realidad.

Galaxy View Review Masterchef

En un entorno de uso más habitual y realista hemos conseguido de media unas 5-6 horas de uso en modo de reproducción continua de vídeo, usando la red Wifi de forma habitual y con altavoces a bastante volumen. Querríamos por supuesto más aguante pero nos parece una cifra aceptable si asumimos que la inmensa mayoría del tiempo lo estaremos usando en casa. Y que esos 5600 mAh no dan para mucho más con esa pantalla y sonido.

La opinión y nota de Xataka

Pese a todo lo extraño que nos ha llegado de su lado, Samsung se merece con este Galaxy Tab un tiempo de confianza. Eso es así porque el Galaxy View, sin llegar a ser un producto sobresaliente, nos ha gustado mucho. Lo ha hecho principalmente por atrevido pero también por cierta lógica. Hasta que no hemos probado el Galaxy View no habíamos tenido la sensación de que un equipo de este tipo podría encajar en el ecosistema de casa.

Cuando me dijeron que recogiera este Galaxy View para la prueba, pese a saber de su diagonal, fui inocente y me presenté con una mochila con la esperanza absurda de que me lo podría llevar puesto. La realidad me dejó una caja enorme que ha acabado enganchándome.

Ha sido probar este Galaxy View y darnos cuenta de que un dispositivo como el que plantea Samsung no es nada descabellado sino todo lo contrario. Principalmente falta que le acompañe el precio

El Galaxy View no ha sustituido al televisor de salón, tampoco al tablet o phablet para el sofá o la cama, pero sí que me plantearía seriamente su compra (necesitamos un precio más ajustado lógicamente) para sustituir a alguno (o todos) de esos televisores secundarios que rondan muchas casas.

La inmediatez para acceder a contenido allá donde buena parte de los consumidores lo conseguimos cada día, la comodidad de su formato portátil y batería y que no rechaza totalmente un uso como tablet más clásico para ciertas tareas nos gusta. Pero esperábamos más de su pantalla o software si Samsung plantea hacernos pagar más de 600 euros por él.

7,5

Diseño8
Pantalla 7,5
Rendimiento8
Software7
Autonomía7

A favor

  • Peso y grosor pese a su gran tamaño
  • Sistema de asa para transportarlo
  • Calidad de la pantalla
  • En contra

  • El propio sistema de asa hace la peana menos práctica
  • No se puede personalizar el hub multimedia
  • Precio alto para lo que ofrece
  • Sin lápiz digital ni grandes aportaciones software

  • El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de Samsung. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

    Temas
    Publicidad
    Comentarios cerrados
    Publicidad
    Publicidad
    Inicio