Publicidad

Nokia 7.2, análisis: diseño, acabado y 3 años de actualizaciones Android para buscar su sitio en la gama media
Análisis

Nokia 7.2, análisis: diseño, acabado y 3 años de actualizaciones Android para buscar su sitio en la gama media

Publicidad

Publicidad

Con la gama de entrada y la más premium muy complicadas, los smarthones de gama media y nivel, con un precio alrededor de los 300 euros, libran una batalla por convertirse en el que mejor relación calidad/precio ofrezca en el mercado.

El Nokia 7.2 aglutina justo lo que uno espera en esta gama: diseño, precio interesante, buenas cámaras y un extra que no está al alcance de cualquiera: Android de serie con garantía de actualización. Lo hemos probado en Xataka.

Ficha técnica del Nokia 7.2

Nokia 7.2
Pantalla 6.3 pulgadas FHD+ con PureDisplay
Procesador Qualcomm Snapdragon 660
RAM 6 GB
Memoria 128 GB + microSD (hasta 512 GB)
Sistema operativo Android 9 Pie
Conectividad LTE Cat. 6, 2CA, 300 Mbps DL/50 Mbps UL, WiFi 802.11 a/b/g/n/ac
Bluetooth® 5.0, GPS/AGPS+GLONASS+BDS, NFC
Batería 3500 mAh
Cámara trasera Quad Pixel de 48 MP y 1/2”, sensor de profundidad de 5 MP, sensor de 8 MP con objetivo ultra gran angular
Cámara frontal Quad Pixel de 20 MP
Otros Sensor de huellas trasero, audio Nokia OZO, USB tipo-C, jack 3,5 milímetros, Radio FM
Dimensiones y peso 159,88 x 75,11 x 8,25 milímetros
180 gramos
Precio 341 euros
Nokia 7.2 6GB + 128GB Dual SIM Carbon

Nokia 7.2 6GB + 128GB Dual SIM Carbon

Un diseño para tocar y mirar todo el día

Si un terminal por el que vas a pagar bastante dinero no te entra por los ojos, las posibilidades de que acabe en tu mano y no se quede en las estanterías o el carro de compra virtual de la tienda online en la que estás a punto de adquirirlo son muy reducidas. Ahí tiene su primer gran valor el Nokia 7.2.

El fabricante finlandés HMD Global no desentona nada respecto a la vieja Nokia a nivel de diseño en este nuevo modelo. Destaca por encima de todo el acabado, elegante, sin estridencias y con un tacto que me ha resultado de los mejor en este segmento. Transmite haber comprado un terminal de algo más de precio que el que hemos pagado, y eso siempre es un elemento que suma para el consumidor.

Nokia 72 Review Xataka Trasera

El Nokia 7.2 cuenta con un acabado en cristal pero que no lo parece a la vista. La trasera, al menos en el tono negro que hemos podido probar en Xataka, está fabricada en cristal con curvatura 2.5D y protección Gorilla Glass 5 y con un acabado satinado que, unida al marco en el mismo tono, le dan un empaque de muy alto nivel y para el que no es problema alguno la suciedad o huellas. Incluso admite perdonar que ese marco no sea de metal sino de policarbonato, única pega que podríamos ponerle.

El diseño del Nokia 7.2 es atractivo, de nivel y alejado de estridencias

Pero hay más detalles que me han gustado del diseño del Nokia 7.2, aunque ya entran más del lado de lo personal. Por ejemplo el LED de notificaciones, que pasa a situarse en el botón de encendido. O los dos colores extra que podemos escoger además del sobrio negro carbón: blanco hielo y verde cyan.

Nokia 72 Review Xataka Lector

Que estamos ante un terminal de gama media lo apreciamos ya en el frontal, donde los marcos no han podido ser reducidos con la misma eficacia que en terminales de más precio. El Nokia 7.2 deja todavía este elemento alrededor de la pantalla especialmente en la parte inferior, donde permanece un logo de Nokia que no nos hubiera importado que se obviara si con ello se hubiera podido reducir algo la altura del terminal.

En mano el Nokia 7.2 no resulta excesivamente grande. Es manejable y con muy buenas sensaciones gracias a su reducido peso (180 gramos) y el poco grosor (apenas 8 mm). Y no desliza nada.

En el lateral derecho encontramos el citado botón de encendido, en el punto justo para alcanzarlo sin problema, y justo sobre él, el control de volumen. En el lado contrario hay sitio para un botón exclusivo para el asistente de voz de Google.

Nokia 72 Review Xataka Puertos

La parte trasera está presidida por el módulo de cámara, circular y donde quedan alojadas las dos cámaras principales, el sensor de profuncidad y el flash de tipo LED. Justo bajo él encontramos el lector de huellas clásico, una de las diferencias más notables respecto a otros terminales que quieren convencer al usuario de esta gama con lectores en pantalla, como los terminales de gama más alta.

Centrándonos en su funcionamiento, el lector de huellas es rápido, fiable y a él se llega con el dedo correspondiente sin problemas, aunque hay que estar atento las primeras veces para no tantear el módulo de cámara.

Ya en la parte inferior tenemos el puerto USB-C de carga, un micrófono y el altavoz, que no es estéreo y ofrece un sonido justo y que satura con bastante facilidad.

Pantalla HDR para disfrutar en exteriores

El Nokia 7.2 es un smartphone de gama media con pantalla generosa. Son 6.3 pulgadas de panel con tecnología LCD, resolución FullHD+ y tecnología PureDisplay de Nokia, que le otorga conversión de cualquier contenido de vídeo a HDR con ayuda del procesador Pixelworks. Esta funcionalidad, que con determinado contenido no nativo a veces resulta algo forzada, podemos desactivarla en las opciones de pantalla del sistema operativo.

Nokia 72 Review Xataka

La reproducción de contenido en la pantalla del Nokia 7.2 es su punto más destacado. La visualización es correcta en intensidad y densidad de píxeles, y con buena gestión del color, aunque tiene margen de mejora en la profundidad de los negros, donde está bastante alejada de la experiencia con un panel OLED. En cuanto al brillo, es bastante elevado, del orden de los 500 nits, lo que facilita su visibilidad en exteriores, que se realiza sin problema.

En la pantalla del Nokia 7.2 tenemos presente un notch de tipo gota, el cual no podemos gestionar de ninguna manera. Tampoco hay muchas opciones para configurar una opción tan interesante como la pantalla ambiente, que simplemente podemos mantener (o no) activa. En cuanto a la personalización de la visualización de la pantalla, ninguna opción más allá de activar el modo dinámico (que ajusta el color, contraste y brillo al tipo de contenido) o el autobalance de blancos, así como el modo de luz nocturna.

Modo Pantala

Justo de potencia y autonomía

La ficha técnica del Nokia 7.2 es equilibrada sobre el papel, al menos en la única versión que se vende en España actualmente. Es especialmente interesante la memoria interna, de 128 GB pero además ampliable con tarjetas microSD de hasta 512 GB. En cuanto a la cantidad de RAM, partimos de 6 GB, una cifra menor hubiera sido inadmisible en esta franja de precio y con las marcas asiáticas poniéndolo muy difícil.

En cuanto al procesador, el Nokia 7.2 viene gestionado por un Snapdragon 660, procesador un escalón por debajo de lo que encontramos en la competencia más directa dentro de la gama de smartphones de entre 300 y 400 euros, lo que se ha visto reflejado directamente en las pruebas habituales a las que sometemos a nuestros dispositivos:

Samsung Galaxy A70

Redmi Note 8 Pro

Xiaomi Mi 9T

Nokia 7.2

Procesador

Snapdragon 675

MediaTek G90T

Snapdragon 730

Snapdragon 660

RAM

6 GB

6 GB

6 GB

6 GB

Antutu

210893

227154

211901

179462

PCMark Work

7159

--

7795

6024

En el apartado gráfico también el rendimiento del Nokia 7.2 queda por debajo de la competencia, con solo 1352 puntos en la prueba OpenGL de SlingShot Extreme de 3DMark. Este desempeño discreto del apartado gráfico hace que en juegos exigentes, el Nokia 7.2 no ofrezca la mejor experiencia posible. También con la cámara de fotos, al disparar a la máxima resolución disponible o con efectos, apreciamos algo de ralentización.

El rendimiento del Nokia 7.2 es justo para su precio, aunque destaca por la cantidad de memoria interna y RAM disponible de serie

Esas cifras asociadas a benchmarks no tienen un traslado directo en la experiencia día a día con el Nokia 7.2. Salvo, como hemos indicado, juegos exigentes, la experiencia con este smartphone de Nokia ha sido satisfactoria a nivel de fluidez y desempeño, siempre teniendo en cuenta la gama en la que nos encontramos. Aquí tiene mucho que ver la optimización y ligereza de Android nativo. Destacamos también el nulo calentamiento del equipo.

A nivel de conectividad, dos buenas noticias para algunos usuarios: se mantiene el puerto de audio de 3.5 mm y este Nokia 7.2 ofrece radio FM. El terminal es además Bluetooth 5.0 y dispone de conectividad WiFi 802.11 b/g/n/ac.

Autonomía de un día sin carga rápida

El Nokia 7.2 dispone de una batería con capacidad de 3500 mAh que le proporciona una autonomía suficiente para cubrir el día de uso que todos esperamos como mínimo de un terminal de esta categoría, a pesar de su gran diagonal de pantalla. Ayuda el tipo de procesador claro. De media, en nuestra semana de uso, el Nokia 7.2 ha ofrecido algo más de 4.5 horas de pantalla.

El Nokia 7.2 permite alcanzar el día de autonomía sin mucho esfuerzo, pero le penaliza que no cuente con carga rápida para su batería de 3500 mAh

Del apartado de la carga, en la caja viene de serie un adaptador de 10 W que es capaz de recargar el terminal en 124 minutos si partimos de un 5%, con el terminal funcional y con conectividad. Lo mejorable es que el Nokia 7.2 no ofrece ni carga inalámbrica ni, ya más grave, carga rápida, otro de los extras que puede marcar diferencias en una gama tan competida y con tantos dispositivos similares donde escoger.

Cámara doble con sensor de profundidad para el modo retrato

El apartado donde más diferencias encontramos en la mayoría de gamas de smarpthones es el de la cámara. Este Nokia, con la firma junto a ella de Zeiss, busca destacar en este aspecto y ofrecer una solidez que lo diferencie de la competencia.

Su base está compuesta por un sistema de cámara doble con un sensor principal de 48 MP (tamaño de sensor de 1/2”) y un gran angular de 8 MP. Completan el kit fotográfico un sensor de profundidad de 5 MP y el flash LED. Como vimos en la sección sobre el diseño, todo viene agrupado en un bloque.

Screenshot 20200205 222646

Llegando con Android nativo, la interfaz de la cámara del Nokia 7.2 es estándar, con un carrusel por el que podemos movernos entre los modos de disparo, entre ellos el que admite controles manuales y el modo retrato, que queda denominado aquí como Bokeh en directo. También encontramos un modo Noche. En la interfaz se puede cambiar rápidamente de cámara (principal y gran angular).

En las opciones de la cámara, ya dentro de los menús secundarios, podemos cambiar la resolución de las imágenes. Cuando escogemos el modo de fotos a 48 MP, un icono en la interfaz principal nos informa de ello. Es interesante por el peso de este tipo de archivos. Un aspecto importante es que, tanto en el modo de fotografía normal como en el de control manual (Pro), existe la posibilidad de tomar fotos en RAW. Y muy buen acierto que esos archivos sean fácilmente accesibles con la aplicación Files de Google, de interfaz limpia y muy clara.

Capturas Imagenes

La apuesta principal del Nokia 7.2 está del lado de la cámara de 48 MP, la cual nos ofrece ante todo un buen nivel de detalle, además de unos resultados correctos cuando las condiciones de luz son favorables. El rango dinámico también tiene un buen nivel.

Detalle Imagen 40
Ejemplo Luz

Sin embargo, cuando las condiciones de luz empiezan a ser un poco más complicadas, el ruido hace acto de presencia muy pronto, y pese al poco procesado que aplica Nokia, el detalle comienza a perderse. Si escogemos el modo Noche, que tarda un par de segundos en hacer la foto, hay algo de mejora, pero no demasiada.

Modo Noche A la izquierda, la imagen de 48 MP (y recorte al 100%). A la derecha, misma escena tomada con el modo Noche
Muestra Noche

Cuando recurrimos a la cámara que nos ofrece un gran angular, los resultados son menos positivos y la diferencia de calidad de imagen respecto a la cámara principal es importante. En nuestras pruebas se aprecia algo de distorsión en los extremos de la imagen en algunas situaciones, el ruido también está más presente y perdemos nitidez, además de que no siempre acierta con el balance de blancos ni ofrece un rango dinámico que nos de la misma garantía que la cámara principal.

Ejemplo Gran A la izquierda, imagen con la cámara principal. A la derecha, misma escena pero tomada con el gran angular
Ejemplo Gran Angular 2

Uno de los modos estrella de este Nokia 7.2 tiene como protagonista el modo retrato. La distancia a la que la foto admite el efecto es limitada, pero los resultados son positivos a nivel de desenfoque de fondo, facilidad de uso y el recorte entre planos.

Modo

Las fotos tomadas con el modo retrato admiten algo de personalización con filtros firmados por Zeiss, los cuales pueden aplicarse y modificarse tras la toma de la fotografía. También, si lo hemos escogido en las opciones generales, podemos modificar el punto de enfoque.

Ejemplos Retrato

Si pasamos a hablar del modo de vídeo, las opciones no son muchas. Tenemos una resolución máxima de 4K, además de una a 1080p y otra a 720p. También hay modo de cámara lenta. En calidad de imagen, las grabaciones replican los pros y contras de la cámara principal (y la de gran angular) tanto con buena luz como especialmente de noche.

Android nativo listo para actualizarse

En el Nokia 7.2, un argumento de venta muy importante tiene relación directa con el sistema operativo. Lo es en toda la gama del fabricante. En este nuevo equipo contamos con Android 9 de serie, nativo y sin ningún software de terceros ni capas añadidas.

Como hemos comentado en el apartado sobre el rendimiento del terminal, contar con esta versión tan limpia de Android tiene un efecto positivo en la fluidez del terminal y la experiencia de uso. A cambio, las opciones para gestionar algunos aspectos del terminal deberán conseguirse con la instalación desde cero de aplicaciones de terceros.

En el momento en que realizamos la prueba todavía no estaba disponible la actualización a Android 10, pero si la promesa del fabricante se cumple, algo que ha hecho hasta ahora, el Nokia 7.2 debería ser de los primeros terminales en actualizarse, o al menos, tener asegurada la llegada de Android 10 próximamente. Y eso tiene un valor que ha de tenerse en cuenta.

Nokia 7.2, la opinión y nota de Xataka

Si hay una gama de smartphones donde el valor que pueda aportar cada marca para diferenciarse es clave, ésa es la media. El Nokia 7.2 es un buen ejemplo. Teniéndolo complicado para competir en potencia o nivel de cámaras con algunos de los modelos más completos de la competencia, con Samsung o Xiaomi entre ellos, el Nokia 7.2 se centra en lo no es sencillo de encontrar en esos terminales.

En nuestra prueba del Nokia 7.2 esa diferenciación y valor la hemos encontrado principalmente en el diseño, muy cuidado, resultando en un terminal muy grato de usar. También la pantalla, con modo HDR, ofrece una experiencia acorde con la que marca la etiqueta de su precio.

El resto de elementos, entre ellos la cámara doble con sensor de profundidad o la autonomía, presentan pros y contras dependiendo de lo que busques en un terminal que ahora misma está más cerca de los 300 que de los 400 euros y en el que no hay que obviar la promesa de tres años de actualizaciones de Android aseguradas.

7,7

Diseño8,5
Pantalla8,5
Rendimiento7,5
Cámara7,25
Software8,5
Autonomía7,5

A favor

  • Diseño cuidado y con gran nivel de detalle
  • Android nativo y con garantía de actualización
  • Buena ficha técnica por el precio que pagamos

En contra

  • La calidad de la cámara en situaciones desfavorables no es suficiente
  • Batería justa y sin carga rápida
  • Procesador y rendimiento por debajo de la competencia

Nokia 7.2 6GB + 128GB Dual SIM Carbon

Nokia 7.2 6GB + 128GB Dual SIM Carbon

El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de Nokia. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios