Publicidad

Llevo 20 años jugando a 'Age of Empires II' y esta ha sido mi experiencia al jugar a la Definitive Edition
Análisis

Llevo 20 años jugando a 'Age of Empires II' y esta ha sido mi experiencia al jugar a la Definitive Edition

Publicidad

Publicidad

Microsoft tardó bastante en recordar la enorme saga de estrategia en tiempo real que moldeó Ensemble Studios a finales de los noventa para Windows. A raíz de aquel 'Age of Empires II HD' para Steam, en pleno 2013, quedó claro que quería resarcirse y devolver al ruedo sus RTS, pese a que nunca se hubiesen ido del todo al haber toda una comunidad de jugadores muy fiel y activa detrás.

Poco después llegaron las nuevas expansiones, con 13 años de diferencia respecto a la primera (The Conquerors) y los de Redmond vieron el filón a la hora de aplicar un lavado de cara a los capítulos más recordados: así surgieron 'Age of Mythology: Extended Edition' o el más reciente 'Age of Empires: Definitive Edition', lo que nos lleva hasta la esperada "Edición Definitiva" de la laureada secuela de 1999, cuya beta cerrada hemos estado probando estos días. ¿Qué podemos esperar de esta revisión para Microsoft Store y Steam?

No esperes un salto de gigante

241019 Age2 01

Antes de nada, hay que ponerse en situación: lo que pretende Xbox Game Studios con 'Age of Empires II: Definitive Edition' es prácticamente lo mismo que hizo con la puesta al día del otro clásico de 1997. Una actualización de su apartado gráfico, con ciertos elementos en 3D que logran un mayor impacto en los derrumbamientos, un rediseño para su interfaz y pulir, ya de paso, ciertos aspectos del control.

El salto no es tan marcado a como lo fue la revisión del primer 'Age of Empires', principalmente por el gran número de carencias que tenía aquel clásico respecto a su secuela, no solamente a nivel estético sino también de funciones básicas para todo juego de estrategia en tiempo real, como las colas de producción. 'Age of Empires II: The Age of Kings' gozó de muchas ventajas respecto a su precursor y éstas se mantuvieron en la remasterización de Steam, sin apenas cambios dignos de resaltar.

El estudio Forgotten Empires ha respetado al máximo esa esencia, puliendo tan solo lo esencial, como a la hora de introducir una interfaz más visual que refleja en todo momento las colas de producción que estamos creando o esa clase de mejoras que se están desarrollando a lo largo de la partida.

Si ponemos el original de 1999 o la remasterización de 2013 y luego jugamos a esta edición definitiva, sí que nos daremos cuenta de la mejoría técnica, con unas animaciones mucho más detalladas para los edificios y las unidades (no en vano ahora los modelados son en 3D para lograr una mayor profundidad para todo el conjunto), más allá de la consabida resolución a 4K Ultra HD, tal y como sucedió con el primero a comienzos del año pasado. Gráficamente, de hecho, andan a la par.

Llama la atención, por otro lado, que aquí se haya rediseñado por completo el menú del juego (el de Steam era bastante fiel al original, salvo por la adición de Steam Workshop), donde ahora se pueden ver todas las opciones de un plumazo. A destacar, sobre todo, que seguirá contando con soporte para mods y editor de mapas, a los que habrá que sumar un apartado especial para Mixer y dos modos extra: Batallas Históricas y Misiones de Desafío. Ahora bien, en la beta cerrada a la que hemos tenido acceso tan solo estaba disponible la campaña de William Wallace, a modo de tutorial, y el modo multijugador contra otras personas.

Age of Empires II, el regreso de un mito

241019 Age2 02

'Age of Empires II: The Age of Kings' es un clásico que siempre apetece jugar, da igual que nos vaya más el estilo tortuga y la gestión pacífica de nuestro imperio como el rush puro y duro para minar la moral y ejército del rival. En mi caso, soy más de tomármelo con calma, disfrutando cada momento, sin prisas, pero con cautela para evitar cualquier disgusto.

Uno de los aspectos cruciales que quería disipar de cara a esta entrega era saber cómo se comportaría la IA en la campaña, porque fue lo más decepcionante que tuvo 'Age of Empires: Definitive Edition' (un año después, eso sí, se han minimizado esa clase de carencias). Y por ahora he visto a una máquina mucho más competente que no descuida tanto el ataque tras la insistencia de los primeros minutos y que tampoco deja de lado los cuidados de su base, por lo que soy optimista al respecto.

Es pronto para dar un veredicto, teniendo en cuenta que esta beta no permite el acceso al resto de campañas (vendrán de serie todos los DLC que ha tenido esa secuela, incluidas las tres expansiones de Steam y una nueva creada para la ocasión, "Los últimos kanes"), pero tampoco extraña que la IA se comporte mejor en esta edición definitiva de la secuela... porque ya la propia secuela se comportó mejor que el original de 1997.

Hay que destacar que 'Age of Empires II: Definitive Edition' se juega mejor que el clásico de 1999 gracias a las diversas mejoras aplicadas, como lo expuesto anteriormente sobre esa interfaz renovada donde se resaltan las colas de producción justo debajo de la información sobre los recursos. Este campo también ha recibido una mejora importante al saber en todo momento cuánta gente está al cargo de los distintos materiales y, por supuesto, saber exactamente el número de aldeanos inactivos.

A nivel de control todo sigue exactamente igual, respetando los accesos directos con el teclado y el ratón (como la rueda para ir al último evento). Y de igual modo, un apartado de opciones donde se puede dejar claro el comportamiento por defecto del ejército, por si es agresivo o no.

Un añadido que puede pasar desapercibido es el de los puntos de referencia, esas órdenes que dábamos a las unidades manteniendo pulsada la tecla Shift, principalmente para explorar el mapa siguiendo unos puntos de ruta. Ahora hay una opción a mayores donde podremos dar órdenes para realizar diversas acciones, no solamente de movimiento, como construir, recolectar, etc. Lo curioso es que se puede desactivar esta opción por si queremos una experiencia más cercana y fidedigna al original. Y más exigente, por qué no. Al fin y al cabo la máquina podía ser algo tramposa.

El inicio de una nueva era para Microsoft

241019 Age2 03

Ya en cuanto al modo multijugador, también ha recibido un lavado de cara, aunque no de modo tan significativo como el menú principal. Esta beta, en cualquier caso, no permite la batalla contra la IA, sino solamente contra otras personas. Y he tenido la mala fortuna de toparme con gente que no quería jugar con desconocidos o con reticencia hacia otros países.

Anécdota puntual aparte, con 'Age of Empires II: Definitive Edition' no habrá problemas al poder invitar a colegas a nuestra partida y por el mero hecho de que contará con juego cruzado entre Xbox Live (los que lo compren directamente desde Microsoft Store, básicamente) y Steam, quedando reflejado en el nick de cada usuario. Ahora bien, los de la tienda oficial de Microsoft tendrán un incentivo extra al venir de serie con Xbox Game Pass for PC. Para el resto su precio será de 19,99 euros.

¿Y qué hay de los números? El clásico de 1999 debutó con 13 civilizaciones, las cuáles se fueron ampliando con su primera expansión y las que fueron llegando después vía Steam. En esta edición de 2019 la cifra ascenderá a un total de 35 civilizaciones, donde cuatro serán nuevas.

241019 Age2 04

En concreto, las nuevas civilizaciones son: búlgaros, cumanos, lituanos y tártaros. Y todo gracias a la citada expansión que debuta en esta edición.

Otro tema que me preocupaba respecto al anterior 'Age of Empires: Definitive Edition' era el relativo a las formaciones. Por suerte, funciona como debería y no hará cosas extrañas, al menos en las horas que jugué a esta beta. Aparte que seguimos contando con una buena variedad de formaciones a escoger, cada una ideal para cierto tipo de batallas.

Lo que me ha chocado de forma negativa es que ya no cuente con voces en castellano (al menos en esta beta), al contrario que el clásico de 1999 y su remasterización para Steam. Aquí tan solo podemos escoger audio latino y textos en español. Un problema que empezó a quedar patente en 2016 a cargo de Microsoft España, salvo unas pocas excepciones, como el reciente Gears 5.

Es de lo poco negativo, a priori, para esta puesta al día tan demandada de uno de los grandes RTS de la historia de los videojuegos. Eso y la habitual pésima puntería para los arqueros ante objetivos en movimiento. Al menos sí que han mejorado el tema de las partidas guardadas, donde se refleja con exactitud la fecha y la hora, que en la primera "edición definitiva" de la saga íbamos completamente a ciegas y dependíamos del nombre que les poníamos. Ahora sólo queda esperar al 14 de noviembre para disfrutarlo a lo grande. Otro tema es 'Age of Empires IV', que seguimos sin saber cuándo saldrá al mercado. Ni tan siquiera sabemos cómo será.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir