Huawei P50 Pocket, análisis: el plegable más ambicioso de Huawei sale muy caro (y no sólo por su precio)
Análisis

Huawei P50 Pocket, análisis: el plegable más ambicioso de Huawei sale muy caro (y no sólo por su precio)

Estamos en plena era de los teléfonos plegables y después de que Samsung y Oppo se hayan subido al carro, Huawei no quería perderse la fiesta. Después de su primera propuesta plegable, el Huawei Mate XS, la compañía tiene otra bala en este mercado con el nuevo Huawei P50 Pocket, un teléfono que visualmente parece un calco del Samsung Galaxy Z Flip3.

¿Conseguirá Huawei mejorar la propuesta plegable de Samsung? ¿Hasta qué punto afecta la ausencia de los servicios de Google a la experiencia con este dispositivo? ¿Está su precio ajustado a todo lo que ofrece? Pues para responder a estas preguntas hemos estado acompañados en nuestro día a día por este teléfono, y después de leer este análisis vas a conocerlo todo sobre él.

Ficha técnica del Huawei P50 Pocket

Huawei P50 Pocket

Pantalla interior

OLED plegable de 6,9 pulgadas
Ratio 21:9
FullHD+ a 2.790 x 1.188 píxeles
Refresco de 120Hz
Refresco táctil de 300Hz
DCI-P3

Pantalla exterior

OLED de 1,04 pulgadas
Resolución de 340 x 340 píxeles
Refresco de 60Hz
Refresco táctil de 120Hz

Procesador

Snapdragon 888 4G a 2,84 GHz
GPU Adreno 660

Versiones

8GB/256GB
12GB/512GB
Bandeja para NMCard de hasta 256GB
LPDDR5 / UFS 3.1

Cámaras traseras

Principal: 40 megapíxeles f/1.8 PDAF
Angular: 13 megapíxeles f/2.2
Hiperespectral: 32 megapíxeles f/1.8

Cámara frontal

10,7 megapíxeles f/2.2

Batería

4.000 mAh
Carga rápida de 40W

Sistema

HarmonyOS 2.0

Conectividad

4G
WiFi 6
Bluetooth 5.2 LE
GPS/GLONASS/Galileo/BDS
USB tipo C 2.0

Dimensiones y peso

Desplegado: 170 x 75,5 x 7,2 milímetros
Plegado: 87,3 x 75,5 x 15,2 milímetros
190 gramos de peso

Otros

Lector de huellas lateral
Altavoces estéreo

Precio

1.599 euros

Diseño

Sacamos el Huawei P50 Pocket de su caja, e irremediablemente nuestra cabeza piensa en el Samsung Galaxy Z Flip3. Huawei ha optado por traer un formato tipo concha a su nuevo teléfono plegable, siguiendo unas líneas de diseño y unos detalles increíblemente parecidos a los del Z Flip de Samsung.

Esto lo notamos principalmente en la colocación de los botones y conexiones, el logo de la marca grabado en el espacio de la bisagra, los marcos de la pantalla una vez desplegado, el agujero para la cámara frontal, y hasta incluso las dimensiones del propio teléfono, aunque es unos milímetros más grande que la propuesta de Samsung.

Pero esto no nos parece ninguna mala noticia, pues pensamos que este formato plegable tipo concha consigue llamar más la atención del público general. Además de por su condición de plegable, por el reducido tamaño del dispositivo una vez está plegado. Esta condición, facilita mucho que podamos guardar el teléfono en cualquier bolsillo, aunque puede resultar más complicado si hablamos de bolsillos estrechos.

Huawei P50 Pocket

Si vemos una diferencia en el apartado de diseño entre el Huawei P50 Pocket y el Galaxy ZFlip, esta se encuentra en los materiales de construcción. La nueva propuesta plegable de Huawei cuenta con una carcasa de plástico reflectante que se ensucia de huellas con solo mirarla. Se limpia con relativa facilidad, pero es un teléfono bastante sucio en general, que mancha (nunca mejor dicho) su rimbombante atractivo.

Los dos modelos que han llegado al mercado, cuentan con un diseño bastante chillón, acompañados de unos grabados texturizados que ocupan toda la superficie trasera del teléfono. La unidad que hemos estado probando presenta un tono dorado muy sutil, que hace que el teléfono brille, literalmente, en la mayoría de situaciones.

Huawei P50 Pocket

En esta parte trasera destacan dos grandes circunferencias, que Huawei parece haber adoptado como símbolo identificativo en sus nuevos teléfonos de gama alta. Ya lo hemos visto en el Huawei P50 Pro, con las dos circunferencias dedicadas al módulo de cámara, y en el caso del Huawei P50 Pocket, la circunferencia superior aloja tres sensores que conforman el módulo de cámara principal, y una circunferencia inferior que integra una pequeña pantalla circular OLED de la que hablaremos más adelante.

Huawei P50 Pocket

Desplegamos el Huawei P50 Pocket para descubrir una gran pantalla, en este caso de 6’9 pulgadas, con un formato alargado verticalmente de 21:9. Al igual que ocurre con el Z Flip de Samsung, este tipo de formato, más alargado de lo normal, impide llegar a toda la superficie con una sola mano, por lo que resulta más cómodo utilizar este teléfono de Huawei con las dos manos. A pesar de esto, el P50 Pocket no resulta ser un teléfono muy pesado y sus 190 gramos facilitan su manejo.

Huawei P50 Pocket

Sobre el pliegue de la pantalla destacar que no se aprecia cuando miramos al teléfono de frente, pero sí notaremos que está ahí al pasar el dedo por encima, o cuando la luz incide directamente sobre la pantalla. Sobre este detalle, destacar que, después de haberlo utilizado, el pliegue no resulta para nada molesto, y es algo a lo que te terminas acostumbrando.

Pasamos a hablar de la bisagra del Huawei P50 Pocket y aquí queremos destacar que la primera unidad que recibimos nos pareció menos sólida de lo habitual hasta el punto que pensamos que estaba defectuosa. Sin embargo, al recibir la segunda unidad vimos que la bisagra era igual y desde Huawei nos confirmaron que es el funcionamiento normal.

Lo que pasa con la bisagra es que no permite dejar el móvil en un ángulo concreto. Como se ve en el vídeo, al intentar dejarla a 90º, la bisagra se abre completamente, casi como si tuviera un muelle. Esto puede venir bien a la hora de abrir y cerrar el móvil con una sola mano, pero no podemos dejarlo apoyado a 90º para, por ejemplo, hacernos una foto.

El proceso de plegar y desplegar el P50 Pocket de Huawei se hace sin mayor problema, pero creemos que a la bisagra le falta fuerza para aguantar en distintos ángulos. En general nos ha parecido más frágil de lo que podíamos esperar.

El diseño es muy llamativo, pero los acabados y una bisagra poco sólida no consiguen desprender esa sensación premium que esperamos de un teléfono de 1.600 euros

El apartado de diseño del Huawei P50 Pocket nos deja con una sensación a medio gas. Estamos ante un teléfono plegable, muy llamativo en su exterior, cuyos materiales de construcción no terminan de desprender esa sensación premium que esperamos en un teléfono de 1.600 euros.

Pantalla(s)

Huawei P50 Pocket

La pantalla principal del Huawei P50 Pocket cuenta con todo lo que podemos esperar de un teléfono de gama alta en este apartado. Integra un panel OLED de 6’9 pulgadas que aporta una resolución FULL HD+ de 2790x1188 píxeles. Cuenta también con una tasa de refresco dinámica de hasta 120Hz, que adapta la fluidez de la pantalla dependiendo del contenido que esté mostrando.

A nivel de ajustes, la pantalla del Huawei P50 Pocket ofrece una calidad y un rendimiento excelentes, con unos niveles de brillo muy generosos y con un buen tratamiento y cuidado de los colores. A través de los ajustes podremos configurar diversos parámetros, desde diferentes modos de visualización, así como la temperatura y el modo de color. Por defecto, tenemos el modo normal de color que ajusta automáticamente el espacio de color estándar, pero si echamos en falta tonos más vivos, también podremos elegirlo, aunque no nos ha parecido necesario en nuestras pruebas.

Huawei P50 Pocket

La pantalla del P50 Pocket, demuestra ser digna de un teléfono de gama alta, y a pesar de su formato alargado, adapta bien la mayoría de contenido que reproducimos, ya sean vídeos, películas, series o videojuegos. Además, navegar por internet o movernos a través de los menús, son tareas que se realizan de forma muy fluida y sin mayor problema. Por su parte, el agujero de la cámara frontal no molesta en exceso, y tampoco hemos notado zonas de sombra alrededor de la arruga de la pantalla. Buen trabajo de Huawei en este sentido.

Huawei P50 Pocket

Si damos la vuelta al teléfono, encontramos una pequeña pantalla exterior, que parece ser norma en los teléfonos plegables con formato concha. En este caso, tenemos un panel OLED circular de 1,04 pulgadas que nos permite acceder a diferentes servicios del teléfono sin necesidad de desplegarlo en su totalidad. De esta forma, podremos echar un vistazo a nuestras notificaciones, controlar la reproducción de música, consultar el tiempo o el calendario, y como no, la posibilidad de hacernos selfies utilizando la cámara principal con tan solo dos toques. Como veis, estamos hablando de usos muy sencillos y esporádicos del teléfono, que pueden venir bien en alguna ocasión, si no queremos desplegar el teléfono.

Rendimiento

Huawei P50 Pocket

A nivel de rendimiento, el Huawei P50 Pocket llega con la misma hoja de especificaciones que el Huawei P50 Pro. De esta forma, podemos disfrutar, una vez más, del procesador Snapdragon 888, acompañado, en este caso, de una GPU Adreno 660. El modelo que hemos estado utilizando, y que también se comercializa en España, llega acompañado de unos generosos 12GB de memoria RAM y por 512GB de almacenamiento, unos valores más que suficientes, que favorecen el rendimiento de este teléfono.

Después de varios días de uso, no hemos echado en falta más potencia en ningún momento, ni tampoco nos hemos encontrado con fallos, lag o tirones que hayan entorpecido nuestra experiencia. Todo funciona como siempre ha funcionado en este procesador de Qualcomm, que a pesar de ser del año pasado, sigue ofreciendo un gran rendimiento en la nueva propuesta de gama alta de Huawei.

No hemos echado en falta más potencia en ningún momento, ni tampoco nos hemos encontrado con fallos, lag o tirones que hayan entorpecido nuestra experiencia.

HUAWEI P50 POCKET

SAMSUNG GALAXY Z FLIP3

IPHONE 13 PRO

GOOGLE PIXEL 6 PRO

HUAWEI P50 PRO

ONEPLUS 9 PRO

PROCESADOR

Snapdragon 888

Snapdragon 888

Apple A15 Bionic

Google Tensor

Snapdragon 888

Snapdragon 888

RAM

12 GB

8 GB

6 GB

12 GB

8 GB

12 GB

GEEKBENCH 5

866 / 2.667

1.106 / 2.678

1.736 / 4.518

1.003 / 2.859

1.107 / 3.144

1.105 / 3.603

PCMARK WORK

10.428

12.928

-

10.697

12.897

11.919

En este apartado, la sorpresa viene cuando descubrimos que el nuevo Huawei P50 Pocket peca de lo mismo que el Huawei P50 Pro: no tiene conectividad 5G. Esto nos resulta sorprendente sobre todo cuando este teléfono llega a nuestras manos en el año 2022 y cuando es un dispositivo que se enmarca dentro de la gama alta. La mayoría de competidores de este rango de precios ya están preparados para soportar las nuevas redes de alta velocidad, y aunque todavía no se han terminado de desarrollar al 100%, y no hay una diferencia abismal entre el 4G y el 5G, hubiera estado bien, que tuvieran este soporte, sobretodo para el futuro.

Software: ni rastro de HarmonyOS

Emui

Llegamos al apartado de software y seguimos sin rastro alguno de HarmonyOS, al menos en el mercado internacional, y tampoco tenemos previsión de recibirlo en los próximos meses. Por tanto, Huawei sigue manteniendo con vida EMUI para sus nuevos teléfonos de gama alta en Europa, y ya sabéis lo que eso significa: No disponemos de servicios de Google.

No nos vamos a detener demasiado en este tema porque ya es algo que llevamos hablando bastante tiempo, pero como hemos dicho anteriormente con otros dispositivos de Huawei, la experiencia de utilizar un teléfono sin los servicios y aplicaciones de Google puede ser un poco frustrante si usas muchas apps de la marca, pero si no es tu caso se puede vivir sin ellos.

¿Es un problema? Depende de las apps que uses. Muchas se pueden descargar en APK y funcionan, aunque otras van a necesitar los servicios de Google (incluso si no son de Google) Hay muchas aplicaciones que puedes buscar y encontrar a través de la App Gallery de Huawei, gracias a Petal Search, a pesar de no encontrarse en su catálogo.

Servicios de Google a parte, EMUI es una capa bien optimizada, con muchas opciones de personalización y más bloatware del que nos gustaría. Eso sí, de momento ni rastro de HarmonyOS en Occidente.

EMUI es una capa de personalización sólida y cargada de ajustes de personalización. En el caso del Huawei P50 Pocket, llega con más bloatware preinstalado de fábrica del que nos gustaría, formado por un gran catálogo de aplicaciones propias de la compañía, e incluso de terceros. A pesar de esto, el rendimiento de EMUI 12 sigue desarrollándose como en el pasado, y su optimización nos ha parecido más que correcta. Esta nueva versión de la capa de personalización dedica buena parte de su empeño en favorecer un mejor control de nuestros dispositivos (principalmente del ecosistema Huawei).

Estamos contentos con EMUI, no hay ninguna duda de su gran capacidad como capa de personalización… Pero al mismo tiempo no podemos echar un vistazo hacia Harmony OS, el sistema operativo en el que Huawei lleva años trabajando, y que todavía no ha terminado de aterrizar en los nuevos teléfonos de gama alta de la compañía, en muchas regiones.

Cámaras

Huawei P50 Pocket

El módulo de cámaras de este Huawei P50 Pocket, a pesar de tratarse de un dispositivo de gama alta, baja un escalón con respecto a lo que hemos podido ver en el Huawei P50 Pro. Su modulo principal está formado por:

  • Cámara principal: 40 megapíxeles con lente con apertura f/1.8.
  • Cámara ultra gran angular: 13 megapíxeles con lente con apertura f/2.2.
  • Cámara hiperespectral: 32 megapíxeles con lente con apertura f/1.8

Y antes de hablar de los resultados fotográficos, tenemos que detenernos a hablar de este sensor hiperespectral, que supone una novedad en la hoja de especificaciones de cámara de la telefonía móvil, y que compañías como Huawei y Honor han sido las primeras en implementar. Las cámaras hiperespectrales disparan en un rango de longitud de onda que no es visible para el ojo humano, por lo que captan más información de lo normal, que no podemos ver a simple vista. Huawei quiere utilizar esto con dos propósitos. El primero de ellos para mejorar el detalle y la nitidez de la fotografía tradicional. El segundo es el de poder captar imágenes fluorescentes mostrando colores que nuestro ojo no puede procesar de forma natural.

La cámara hiperespectral tiene como objetivo mejorar el detalle, pero también sirve para captar imágenes "fluorescentes" ya que es capaz de capturar colores que nuestro ojo no ve.
Huawei P50 Pocket
Ese dibujo circular no se ve a simple vista, pero sí podemos verlo con la cámara hiperespectral

A nivel de uso, para poder sacar partido de este sensor, podemos activar el modo fluorescencia dentro de la aplicación de cámara del Huawei P50 Pocket. Una vez activado, en el espacio del flash de la cámara, se encenderá una especie de luz ultravioleta que nos permitirá sacar a relucir información que no vemos con el ojo humano. Hemos podido probarlo de primera mano con la edición especial de Halo de Xbox Series X, la cual esconde en su carcasa una imagen que solo es visible con este tipo de luz, y tenemos que decir que funciona especialmente bien. Eso sí, debemos acercarnos mucho al objeto, pues la intensidad de la luz ultravioleta no es demasiado fuerte.

El sensor hiperespectral es curioso, pero no deja de ser un uso testimonial. A nivel de mejora de nitidez, es cierto que de vez en cuando esta luz se activa para obtener información de las imágenes antes de capturar la foto, pero no nos parece que la mejora suponga un cambio muy trascendental a nivel de fotografía móvil.

Huawei P50 Pocket

Centrándonos en los resultados fotográficos obtenidos con el Huawei P50 Pocket, debemos destacar que las imágenes que hemos podido capturar de día y con buena iluminación tienen una buena calidad. Tanto el sensor principal como el gran angular desarrollan un gran comportamiento con imagenes capturadas a contraluz, haciendo un buen trabajo de tratamiento de luz y sombras, sin exagerar contornos ni sobresaturar a los sujetos.

Huawei P50 Pocket

Además, sobre el gran angular, destacar que no se pierde demasiado detalle como suele ser habitual, y las curvas o deformaciones laterales que aparecen con este tipo de lentes están muy bien corregidas.

Huawei P50 Pocket

El hecho de poder realizar selfies utilizando la cámara principal es un añadido que encantará a todos aquellos que les guste hacer este tipo de fotos, ya que la calidad mejora con creces si comparamos estas fotos, con las obtenidas con la cámara frontal. A pesar de esto, la cámara frontal de este Huawei P50 Pocket también hace buen trabajo en las capturas, siempre y cuando la luz acompañe y no estemos en un ambiente muy oscuro.

Huawei P50 Pocket
Zoom 2x

A nivel de zoom, echamos en falta el teleobjetivo que sí encontramos en el Huawei P50 Pro. Podemos capturar fotos decentes, sin mucha perdida de detalle cuando utilizamos los dos aumentos ópticos, pero a partir de esa cifra, las imágenes pierden mucha calidad, apareciendo un granulado bastante evidente (sobre todo cuando utilizamos el zoom digital hasta 5 aumentos que nos ofrece la interfaz de cámara del teléfono).

Huawei P50 Pocket

Como es lógico, de noche la calidad de las imágenes cae, también en este Huawei P50 Pocket. A pesar de esto, las fotografías obtenidas consiguen recuperar muy bien la poca luz que encontramos en el entorno, dando como resultado unas imágenes con muy poco ruido cuando disparamos con el sensor principal en automático. En este tipo de situaciones hemos echado en falta un estabilizador, ya que si no estás completamente quiero a la hora de realizar fotos nocturnas con este terminal, la mayoría de resultados van a mostrar imágenes ligeramente movidas.

Autonomía

Huawei P50 Pocket

El Huawei P50 Pro llega con una batería de 4.000 mAh, una cifra superior a su competidor más inmediato: el Samsung Galazy Z Flip3 y sus 3.300 mAh de batería. En la práctica, esta cifra nos da una autonomía para aguantar el día completo sin problemas, incluso con los 120Hz activos.

4.000 mAh son una buena cifra para un plegable de este formato. En la práctica, aguanta el día completo sin mayor problema.

En nuestro caso particular, mientras hemos probado el terminal, le hemos dado un uso intensivo la mayoría del tiempo, realizando fotografías, reproduciendo una película con brillo alto, escuchando música y jugando a videojuegos exigentes, y en la mayoría de ocasiones hemos terminado llegando al final del día con un 20-25% de la batería restante. Como es obvio, no evitaremos cargar el P50 Pocket cada noche, pero podemos darle un uso intenso sin miedo a quedarnos tirados a mitad del día.

A nivel de carga, el teléfono soporta carga rápida Huawei Supercharge de 40W, y se puede aprovechar al máximo gracias al cargador que se incluye en la caja del dispositivo. Los ciclos de carga que hemos realizado, han rellenado la batería del P50 Pocket, del 0 al 100 en unos 45-50 minutos aproximadamente, una cifra justa para el tipo de carga rápida que puede soportar el terminal.

Huawei P50 Pocket, la opinión y nota de Xataka

Huawei P50 Pocket

Después de un primer intento con los Huawei Mate X y XS, Huawei vuelve a la guerra de los plegables con el Huawei P50 Pocket. La apuesta de la marca destaca por contar con una hoja de especificaciones muy completa, sobre todo la pantalla de 120H y un rendimiento de nivel (aunque no se trate del procesador más nuevo del momento). El diseño no va a gustar a todo el mundo, pero sin duda es un aspecto diferencial que lo hará llamar la atención en el escaparate.

El Huawei P50 Pocket podría haber sido una apuesta muy sólida entre los plegables, pero el software y, sobre todo, su precio juegan en su contra.

Pero mucho ha cambiado desde que vimos los primeros plegables de la marca y, lo que podría ser una apuesta rompedora, se queda a medio gas por varios motivos. El software es el principal, pero también hay otros aspectos que juegan en su contra como una bisagra un tanto frágil, un sistema de cámaras que no logra destacar (siendo justos, aquí está a la par con otros plegables) y sobre todo el precio.

Los plegables no son dispositivos asequibles, pero el Huawei P50 Pocket llega en un momento en el que hay propuestas más completas y a mejor precio. Su competidor más directo cuesta 600 euros menos. Si a la competencia le sumamos la ausencia de servicios de Google, el P50 Pocket lo va a tener complicado.

7,8

Diseño7,75
Pantalla9
Rendimiento9,25
Cámara7,5
Software5
Autonomía8

A favor

  • Su pantalla ofrece buena calidad
  • El rendimiento es excelente
  • Diseño diferencial, para bien y para mal

En contra

  • La bisagra no es muy sólida
  • Precio muy alto
  • Sigue arrastrando el lastre de la ausencia de los servicios de Google

El teléfono ha sido cedido para las pruebas por Huawei. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.
Temas
Comentarios cerrados
Inicio
Inicio