Compartir
Publicidad

HD-500 y la televisión por Internet, nadie da con la fórmula

HD-500 y la televisión por Internet, nadie da con la fórmula
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

{{blip:AYHQkkYC}}

Tiempo llevábamos queriendo tener en Xataka la versión definitiva del disco duro multimedia HD-500 del que ya os habíamos ido adelantando datos en exclusiva e incluso le echamos un vistazo en vídeo, tal y como puedes ver arriba, hace unas semanas, antes de que incluso llegara de Asia.

El HD-500 que hemos podido probar unos días ha cumplido con las premisas de ser pequeño y compacto, con no tener problemas con ningún archivo de vídeo, pero se ha mostrado débil donde ya esperábamos: la interfaz y los servicios por Internet, algo demasiado importante para un disco duro multimedia que quiere ser algo más que un simple reproductor de alta definición.

HD-500, buen reproductor de vídeos en todos los formatos

El HD-500, con su cuerpo compacto y sencillo, no nos ha mostrado novedades en su comportamiento como reproductor de medios tradicional. En uno de sus puertos USB, uno de los cuales dobla como eSATA, podemos conectar el disco duro desde donde reproducir todos los formatos que queramos, en alta definición y con subtítulos.

La conexión al ordenador se realiza vía HDMI y la fuente de alimentación es bastante pequeña también, aunque el cable se puede quedar corto según donde lo coloquemos. Para la conectividad disponemos de puerto Ethernet y posibilidad de incorporarle un adaptador WiFi, aunque con ello perderemos uno de los puertos USB. Por lo tanto, ya que no se incluye de serie esta conectividad inalámbrica, un tercer USB nos hubiera gustado. Es supuesto puerto podría haberse colocado en el frontal, donde no tenemos ninguno y suele ser una buena opción para meter un lápiz USB y reproducir algún contenido de forma más ágil que dando la vuelta al equipo.

Interfaz y medios online, mucho donde trabajar

Nada más encender el equipo, que no es lento pero tampoco veloz como el viento, aparece la interfaz de este HD-500, un punto negativo que ya incita a ponerse a la defensiva con el equipo. Hemos notado, y seguro que les pasa a más de un lector, que estos reproductores sencillos y parecidos entre sí, dependen mucho de la interfaz para recibir buenas sensaciones de ellos. Y en este caso, la apariencia de producto asiático sin personalización ha podido con nosotros.

Luego llegamos al campo de los contenidos de Internet. Este HD-500 incorpora de serie un apartado exclusivo para vídeos de Youtube. Nos ofrece lo que promete, funciona bien, pero no podemos evitar comparar su interfaz con la agradable experiencia que hemos tenido en reproductores Blu-Ray de LG o televisores de Samsung, a años luz de la que nos ofrece el HD-500.

hd500-3.jpg

Para sitios muy populares como Flickr, el sistema no nos proporciona una interfaz ni aplicación propia, sino que nos vamos a la web tradicional. Con un mando a distancia clásico y sin ratón, no es nada práctico navegar por las fotos. Para visitar alguna que otra página web nos puede servir, pero sin un mando como apoyo resulta una experiencia que no repetiremos muchas veces.

En cuanto a los canales de televisión por Internet, la oferta incluida es bastante amplia y está organizada por categorías, incluso podemos añadir nuestros propios canales, pero no nos convence la solución porque necesitamos que sea algo más transparente para el usuario.

hd500-2.jpg

La opinión de Xataka

100 euros es lo que costará este HD-500 de Nvsbl. El precio está en la media de lo que podemos encontrar en el mercado para gadgets que convierten un disco duro tradicional en uno multimedia. En esa tarea no demuestra flaqueza y puede con los formatos y resolución que le propongamos sin mayores alardes.

hd500-25.jpg

Pero este HD-500 prometía ser algo más. Nos intentaba vender ser el disco duro que por fin trajera de forma eficaz los canales y contenidos de la red para el consumidor general, pero no ha sido así. Es cierto que funcionan muchos de ellos, que el catálogo que trae por defecto es bastante grande, e incluso que le podemos añadir los que queramos nosotros mismos de forma no muy compleja. Pero, y esto ya no es achacable al disco duro, la calidad que obtenemos no es ni mucho menos la mejor para ser una alternativa al ordenador.

La sensación que nos queda es muy parecida a la que sentimos con el BluBrain de Blusens: se han dado pasos en la integración de contenidos de la red en estos discos duros pero la guerra parece que la tienen las propias pantalla de televisión ganada desde la pasada feria CES 2010. Y si se descuidan, la de la reproducción e incluso grabación la acabarán ganando también.

Más información | Nvsbl.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio