Publicidad

Hace más de tres años que uso un termostato conectado: mi experiencia y recomendaciones
Análisis

Hace más de tres años que uso un termostato conectado: mi experiencia y recomendaciones

Publicidad

Publicidad

La calefacción suele ser una preocupación constante en invierno: cuando no nos deja tirados en el peor momento, nos llega una factura desorbitada que nos recuerda lo caro que es mantener la casa a una temperatura agradable en esta época del año. Y por si fuera poco, cuando el frío aprieta de verdad, nos damos cuenta de que nuestra calefacción nos proporciona un nivel de confort escaso, con escalones de temperatura y habitaciones en las que literalmente nos asamos y otras en las que enfundar un polar es la única opción para no pasar frío.

Sé de lo que hablo, he sufrido en mis carnes todos y cada uno de estos inconvenientes... hasta que instalé en mi casa un termostato conectado, y más concretamente una solución de control de calefacción multizona. El día y la noche... un antes y un después... de preocuparme cada día a olvidarme por completo de la calefacción. Ésta es mi experiencia.

Evohome De Honeywell

Una solución inteligente, conectada y multizona

Yo soy un usuario convencido de la solución Evohome de Honeywell. No es el único sistema de control de calefacción que merezca la pena, ni mucho menos. Existen otros, como pueden ser el termostato Nest o el ecosistema Tado, por citar sólo dos alternativas.

Mi actividad profesional de consultor, formador e integrador de soluciones domóticas me lleva a probar todo tipo de sistemas relacionados de cerca o de lejos con la domótica, y la calefacción está claro que es uno de ellos. He probado y convivido con termostatos basados en la tecnología Z-Wave y otros termostatos llamados comúnmente "inteligentes" y "conectados", como los que citaba anteriormente y otros.

Pero me gusta abstraerme del mundo profesional y analizar las cosas bajo el prisma del usuario final que no entiende cómo funciona un sistema domótico o de calefacción complejo, pero que sí tiene criterio para saber lo que funciona bien, lo que le proporciona un buen nivel de confort y lo que le permite ahorrar.

He tenido ocasión de escribir varios artículos técnicos sobre Evohome en el pasado, y no tengo intención de volver a hacerlo, pero sí contar mi experiencia como usuario final, no como profesional ni técnico.

Yo me he decantado finalmente por Evohome por algunas cosas que a mí particularmente, como usuario final, me parecen muy relevantes en un sistema de este tipo y que desde mi punto de vista hacen que Evohome sea mejor que otros:

  • Es un sistema multizona, lo que significa que puedo ajustar la temperatura en cada habitación de la casa de forma individual, en mi caso porque cada radiador de cada habitación está equipado con un cabezal termostático de Honeywell que mide la temperatura ambiente y me permite establecer la temperatura que deseo alcanzar, además de otras funcionalidades muy interesantes como detectar si la ventana de la habitación estar abierta o cerrada y regular la calefacción en consecuencia.
  • Ofrece un nivel de confort muy superior a un sistema monozona (es decir un único termostato generalmente situado en el salón, que establece la misma temperatura para toda la vivienda). Con Evohome, cada habitación tiene la temperatura exacta que quiero y puedo eliminar las diferencias de temperatura que se producen en un sistema monozona entre las habitaciones expuestas al sol y las otras.

  • Consecuencia de los dos puntos anteriores: Evohome es el sistema que más me permite ahorrar y que, a la vez, me proporciona el mayor nivel de confort de todos los que he probado.

  • Evohome no es cautivo de unos servidores ni de una conexión a Internet. Eso significa que si falla mi conexión a Internet o se caen los servidores de Evohome, no podré controlar mi calefacción en remoto (lógico), pero lo podré seguir haciendo en local, dentro de mi casa.

  • Tiene un pantalla táctil que permite controlar la temperatura de todas las habitaciones de la casa con una interfaz clara, sencilla y eficiente. Está muy bien poder controlar la calefacción con el móvil cuando estás fuera, pero dentro de casa a mí me gusta no estar atado al teléfono todo el tiempo y considero que es mejor, más eficaz y directo tener una pantalla de control en la pared o en un mueble. En otras palabras, no me gustan los sistemas que en los que el móvil es la única interfaz de control.

  • Honeywell tiene décadas de experiencia en el campo del control inteligente de la calefacción. Es una marca experta por tanto. Y muy importante: es una marca en la que a priori se puede confiar en el sentido de que no te va a dejar tirado mañana cerrando sus servidores y dejándote por tanto con un sistema inservible.

Con todo eso no estoy diciendo que no hay otras marcas ni soluciones interesantes, recomendables e incluso expertas. Existen alternativas muy buenas, lo he comentado, pero en mi caso y por las características de mi vivienda, considero que un sistema multizona es imprescindible.

Nest, por poner un ejemplo de un sistema puntero, no es multizona en sentido estricto. Tado, que hasta hace poco ofrecía un sistema monozona, ahora también tiene una solución multizona, lo que lo convierte a mi juicio en una opción a tener muy en cuenta, si no fuera porque algunas funcionalidades interesantes como la geolocalización ahora requieren una suscripción de pago.

Y también tenemos Netatmo, que ha completado su termostato con cabezales termostáticos para convertir su solución en multizona, interesante por tanto, y más ahora que acaba de ser comprada por la multinacional Legrand y ya no es una "pequeña" startup francesa con un futuro incierto.

Lo mejor y más eficiente no es poner y cortar la calefacción cuando a nosotros nos parece que así vamos a ahorrar más

¿Qué es un termostato inteligente?

Gestionar bien un sistema de calefacción es algo muy serio. No es como mucha gente cree. Lo mejor y más eficiente no es poner y cortar la calefacción cuando a nosotros nos parece que así vamos a ahorrar más. Por otra parte, el típico termostato convencional que se suele instalar en muchas viviendas, tampoco nos va a ser de gran ayuda porque no es capaz de controlar todos los factores y criterios a tener en cuenta para disponer de un sistema de calefacción eficiente.

Un sistema inteligente es aquel que está basado en complejos algoritmos que nos permiten disfrutar del mayor nivel de confort con el menor gasto posible, aquel que aprende nuestras costumbres y que, además, cuida de nuestro sistema de calefacción evitando arranques y paradas dañinos. En otras palabras, es un sistema eficiente.

Pexels Photo 920378

Como usuario final, es posible que no sepamos ni nos interese saber lo que es un control PID, la histéresis o Opentherm, pero sí que sabemos cuándo nuestro sistema de calefacción nos proporciona una temperatura uniforme en toda la casa, nos permite reducir nuestra factura y, a ser posible, regular la temperatura como nos gusta en cada habitación.

En mi caso, ya no tengo escalones de temperatura en casa. Se acabaron las habitaciones de un lado de la casa a 23 grados y las del otro a 19 grados escasos... Y además, como en la familia algunos somos más frioleros que otros, cada uno puede ajustar la temperatura de su habitación como más le gusta. Una sola palabra resume todo esto: confort.

Alguien pensará que he conseguido este nivel de confort incrementando mi gasto energético. Sin embargo, es exactamente lo contrario: mi factura anual de gasoil se ha reducido en un 20-25% aproximadamente si comparo mi gasto energético actual con el que tenía con un termostato convencional instalado en el salón.

Radiator 250558 1280

Cualquier termostato "inteligente" bien concebido (Nest, Netatmo, Tado, Ecobee...) permite obtener estos beneficios en términos de confort y ahorro, pero es cierto que si es un sistema multizona todo se multiplica.

Mi consejo, por tanto, es que si tienes un termostato convencional te plantees instalar uno inteligente, y si puede ser un sistema multizona, mejor (aunque en casos concretos de viviendas pequeñas con todas las habitaciones expuestas al sol de forma uniforme, quizá no sea necesario un sistema multizona). Ahorrarás (saber cuánto exactamente depende de muchos factores) y mejorarás mucho tu nivel de confort.

Y una cosa más, cuando des ese paso, confía en los algoritmos y la "inteligencia" de tu termostato. No intentes interferir en su funcionamiento. Es mucho más eficiente que tú a la hora de proporcionarte confort y ahorrar, créeme. Si no le dejas trabajar, no aprenderá tus costumbres, no conseguirás el ahorro esperado ni tampoco el confort prometido y, por consiguiente, no podrás amortizar tan rápido la inversión que supone un sistema de control inteligente.

El mejor sistema domótico es aquel que es invisible, que no necesita la intervención del usuario y que toma las decisiones más apropiadas en el momento oportuno

¿Qué es un termostato conectado?

Creo que no hay dudas al respecto: es un termostato que puedes controlar a distancia, estés donde estés, incluso a miles de kilómetros de tu hogar. Y algunos pensarán: "¿Pero no nos acabas de decir que no hay que interferir en el funcionamiento del termostato inteligente?". Es verdad, lo he dicho. Pero de la misma manera que un termostato inteligente es mucho mejor que tú a la hora de proporcionarte el mayor nivel de confort ahorrando el máximo posible, no es menos cierto que sólo tú manejas información muy concreta que te permite conseguir aún más confort y ahorro en algunas situaciones, como por ejemplo:

  • Si vas a volver a casa más pronto o tarde de lo previsto.
  • Si hay un evento especial en tu casa que justifique un cambio de temperatura no previsto.
  • Si hay mucha gente en el salón y por consiguiente no hace falta que la calefacción proporcione tanto calor como de costumbre...

En general el mejor sistema domótico -y esto del termostato inteligente y conectado no deja de ser domótica- es aquel que es invisible, que no necesita la intervención del usuario y que toma las decisiones más apropiadas en el momento oportuno, por sí solo.

Pero esto no quiere decir que no debamos introducir algún cambio en casos concretos como los anteriormente citados, por ejemplo. Por consiguiente, ese sistema domótico ideal, ese termostato inteligente, debe funcionar solo, sí, pero también debe permitirnos introducir cambios en su programación en momentos determinados.

Por ello el sistema que elijamos debe proporcionarnos una herramienta que nos permita conectarnos a nuestro termostato desde fuera de nuestro hogar en cualquier momento, primero para monitorizar nuestro sistema y comprobar que todo funciona correctamente, y en segundo lugar para introducir cualquier cambio necesario en un momento dado.

Esa herramienta suele ser una aplicación móvil, por supuesto, pero también ayudan mucho en ese sentido los asistentes de voz porque es muy cómodo decirle a Google Home, por ejemplo, "OK Google, pon la calefacción a 20 grados en el salón", o preguntarle "OK Google, qué temperatura hace en la cocina" (quien dice Google Home dice Alexa, Siri...).

Al final, ya sea la pantalla de un móvil, un asistente de voz, un reloj inteligente... da igual, no son más que interfaces. Lo importante es que podamos "dialogar" con nuestro sistema de calefacción en cualquier momento y desde cualquier lugar.

Yo ya no me preocupo por la calefacción desde hace más de 3 años, lo he dicho antes. Pero cuando estoy fuera, me gusta poder preparar mi vuelta a casa si no lo hago en el horario habitual.

Smart Home 3317442 1280

Y una cosa más: ¡Es importante elegir un sistema de control de calefacción que no sea dependiente de servidores! Para acceder desde fuera a tu termostato inteligente y conectado, vas a necesitar conexión a Internet en tu casa y en tu móvil, es obvio. Lo normal es que el termostato inteligente que elijas se conecte a los servidores de la marca. Eso en sí no es malo si es una empresa seria. Además es conveniente por cuestiones de seguridad y de facilidad para el usuario final.

Pero piensa que esos servidores algún día pueden fallar. En ese caso, no podrás controlar tu termostato desde fuera de tu casa, es lógico. Pero lo que no es admisible es que en caso de fallo de los servidores no puedas controlar la temperatura de tu casa ni estando en ella. Por tanto, elige siempre un sistema que no sea cautivo de unos servidores en ese sentido, de tal forma que si te quedas sin conexión a Internet por lo que sea, puedas controlar siempre tu sistema de calefacción en local.

Sin hablar de la importancia de elegir una solución que te de garantías de futuro y no te deje tirado en un momento dado, como tristemente ha ocurrido recientemente con un termostato inteligente de fabricación española.

¿Qué más hay que tener en cuenta?

Tres cosas básicas que pueden llegar a ser muy importantes:

  • Estadísticas

Si como a mi te gusta tener estadísticas de uso de tu sistema de calefacción, elige una solución que te ofrezca esos datos ya sea por web, en su App o de alguna otra forma. Es muy útil a la hora de analizar tu consumo. La solución que yo he elegido no me ofrece estas estadísticas, muy a mi pesar, pero se lo perdono por todo lo demás que me da. Si es importante para ti, tenlo en cuenta.

  • Vías de integración del termostato inteligente en otros sistemas

Si pretendes integrar tu termostato inteligente en un sistema domótico integral, por ejemplo, es importante que te ofrezca vías de integración. Generalmente esa integración es posible cuando el termostato ofrece una API, caso de Nest, Netatmo, Tado y otros. Y si te interesa poder controlar tu termostato con la voz, comprueba su compatibilidad con distintos asistentes de voz.

Si además está integrado en la plataforma online IFTTT, mucho mejor porque tu mismo podrás crear interacciones con otros dispositivos y/o mejorar aún más la inteligencia de tu termostato. Los ejemplos son múltiples: Applet de geolocalización para que tu termostato suba la temperatura antes de que llegues a casa o Applet para que tu termostato ponga la calefacción en modo "Eco" si no hay nadie en casa...

Tools 864983 1280
  • Instalación y consejos profesionales

A menudo los termostatos inteligentes son lo que se da en llamar "autoinstalables", es decir que te los puedes instalar tu mismo siguiendo videotutoriales que te ofrece el fabricante. Y es verdad que en muchos casos un usuario medio puede instalarse perfectamente por sí mismo un termostato de este tipo.

Pero no siempre es así, o no siempre la solución elegida es tan sencilla de instalar, sobre todo si es multizona. En ese caso es muy conveniente que te lo instale un profesional. No todo el mundo tiene los conocimientos, el tiempo o las ganas necesarios para instalar un termostato inteligente por su propios medios. Si te encuentras en esta situación, mi consejo es que recurras a un profesional, porque aparte de instalártelo de forma profesional te dará consejos muy útiles sobre la forma más eficiente de usarlo.

Antes de instalar un termostato inteligente, asegúrate de que su sistema de calefacción es compatible consultando con un especialista y/o con el servicio de soporte

Yo me suelo instalar por mi mismo todo este tipo de cosas, porque disfruto haciéndolo y me gusta controlar todo el proceso. Sin embargo, en el caso del sistema multizona por el que he optado, me puse en manos de un instalador especializado en esta solución y no puedo estar más contento de la experiencia. Observar todo el proceso desde la barrera resultó ser muy enriquecedor para mí.

Además, antes de lanzarte a instalar un termostato inteligente y conectado, debes asegurarte de que su sistema de calefacción (caldera, suelo radiante, aerotermia, etc.) es compatible. Si no estás seguro al 100%, consulta primero con un especialista y/o con el servicio de soporte del termostato elegido y de tu sistema de calefacción. Algunas marcas se toman muy en serio este aspecto y disponen de una infraestructura de soporte de calidad que responderá a todas tus dudas y te guiará.

Homexpert Evohome - Termostato para el control de la temperatura por zonas, via smartphone, color blanco

Homexpert Evohome - Termostato para el control de la temperatura por zonas, via smartphone, color blanco

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir