Compartir
Publicidad
Bragi The Dash Pro, análisis: un paso más cerca de conseguir el auricular inalámbrico totalmente independiente del móvil
Análisis

Bragi The Dash Pro, análisis: un paso más cerca de conseguir el auricular inalámbrico totalmente independiente del móvil

Publicidad
Publicidad

Los auriculares inalámbricos son uno de los productos que más popularidad están consiguiendo en los últimos años. Tenemos los Airpods de Apple, los WF-1000X y Xperia Ear Duo de Sony o los Gear Icon X de Samsung. Además de las grandes marcas también encontramos empresas especializadas como Bragi. El año pasado pudimos probar y comparar los Dash. Ahora hemos estado con los Bragi The Dash Pro, una evolución de un auricular inalámbrico de gama alta con todo tipo de añadidos.

Bragi nos ofrece un producto verdaderamente completo. Además de su diseño in-ear y conectividad bluetooth tenemos cancelación de ruido, resistencia al agua, transparencia, memoria interna, posibilidad de pasar canciones o rechazar llamadas haciendo gestos con la cabeza e inteligencia artificial para detectar actividades. Un audífono con una gran cantidad de características que lo convierten en una opción muy a tener en cuenta si buscas un auricular sin cables.

Características del Bragi The Dash Pro

Características Bragi The Dash Pro
Almacenamiento 4GB
Respuesta en frecuencia 20Hz - 20.000 Hz
Tipo In-ear inalámbricos
Conexión Bluetooth 4.1
Autonomía 100mAh, 5 horas
Autonomía estuche de carga 2.200mAh, hasta 30 horas
Carga del estuche microUSB
Extras Cancelación de ruido, virtual 4D Menu, transparencia, lector ritmo cardíaco, detector de actividad, resistencia al agua IPX7 hasta 1m, compatibilidad Siri / Alexa / Google Now, app para iOS y Android, fundas silicona FitSleeves (XS, S, M, L) y tapones FitTips Pro (S, M, L)
Precio 286 euros

Mismo diseño pero se ha mejorado el bluetooth y la autonomía

Bragi Dash Pro

Los Bragi The Dash Pro guardan un diseño prácticamente igual a los The Dash originales. Tenemos dos auriculares con un tamaño bastante pequeño para lo que solemos ver. En la parte interior tenemos dos imanes que nos servirán para cargarlos a través de la base. Por la parte exterior tenemos una zona de plástico con un led que se iluminará en función de la batería restante. Esta parte también es táctil y será desde donde mediante toques o gestos podremos ir controlando la música o interactuar con el móvil.

Los The Dash Pro añaden fundas de silicona de cuatro tamaños diferentes para mejorar la sujeción. También tenemos almohadillas o tapones de tres tamaños para que se ajuste a cualquier tipo de oreja. En mi caso he utilizado la talla más pequeña. Se acoplan muy bien y no se sueltan aunque realicemos saltos, corramos o hagamos movimientos bruscos. Son cómodos aunque podrían serlo algo más ya que al cabo de un par de horas con ellos la oreja se nos resiente.

El diseño es cómodo y se adapta bien a la oreja, aunque después de un par de horas notamos cierta fatiga. La superficie exterior es táctil y permite mediante toques cambiar la canción y activar diversas funciones.
Bragi Resistentes

La calidad de los materiales y la construcción transmite resistencia sin llegar a ser muy pesados, aunque quizás tampoco nos da una sensación muy premium ni de ligereza. Los Bragi The Dash Pro son unos auriculares muy capaces pero a nivel de diseño vanguardista se quedan un pasito atrás.

Como hablaremos luego, los The Dash Pro reconocen actividades diferentes y entre ellas la de natación. No hemos tenido la oportunidad de llevárnoslo a una piscina pero sí lo hemos probado con una ducha caliente. Esto ha sido posible ya que son resistentes al agua IPX7, aunque todo sea dicho la superficie táctil fallaba más con las manos mojadas. En cuanto a sensores, contamos con sensor de ritmo cardíaco y acelerómetro.

No podemos terminar el apartado del diseño sin hablar del estuche de carga. En el The Dash Pro ha sido rediseñado ligeramente. Ahora es algo más grande y metálico pero de la misma forma que muchos otros los auriculares se enganchan magnéticamente y se cargan mediante un cable microUSB.

Bragi Cascos

Precisamente la carga y batería es uno de los puntos más destacados del Bragi The Dash Pro. La autonomía oficial son cinco horas y varios días que he salido con ellos a primera hora de la mañana me han aguantado hasta el mediodía. En el caso que escuchemos música con el reproductor interno la autonomía se acerca a estas cinco horas, si estamos con bluetooth se nos queda en unas tres o cuatro horas. No hay problema además porque la base de carga nos ofrece teóricamente hasta 30 horas.

La conexión bluetooth no da problemas. Podemos alejarnos un par de metros o guardar el móvil en la mochila que seguirá funcionando sin cortes. La batería se sitúa entorno a las cuatro horas de uso medio con el bluetooth activado.

Con el estuche de carga en general no nos quedaremos tirados. Simplemente es cuestión de que cuando no vayamos a utilizarlos los guardemos y mientras están en la mochila los The Dash Pro ya irán recargándose. Si bien es cierto, que la carga de los auriculares desde el estuche no es la más rápida ya que puede durarnos hasta unas dos horas completar su autonomía.

Mucho más que un auricular bluetooth

Bragi App

Una de las características diferenciales de los The Dash Pro son la cantidad de opciones que añaden. De hecho Nikolaj Hviid, CEO de Bragi, comentaba durante el MWC 2018 que el verdadero objetivo de la compañía es vender inteligencia artificial. El 70% del desarrollo de Bragi está dedicado al software y pese a que la experiencia de uso todavía es mejorable, sí es cierto que es uno punto donde se diferencia mucho de su competencia.

El punto flojo de la primera generación era la floja conexión bluetooth. En estos días de prueba he podido utilizarlos sin problemas con mi móvil Android guardado en el bolsillo o la mochila y en general creo que ya no representa un problema. Sí es cierto que tarda algunos segundos en sincronizarse y cuando activamos algunas acciones hay un pequeño retraso.

Controles

Para descubrir todas las funciones que ofrece el Bragi The Dash Pro tenemos que descargar su aplicación oficial, disponible tanto en iOS como en Android. Una vez instalada nos servirá para sincronizar los auriculares, activar gestos, realizar un seguimiento de nuestra actividad y controlar todo tipo de ajustes. Una de las ventajas de Bragi es que ha ido actualizando su aplicación periódicamente y el dispositivo está pensado para seguir incorporando novedades via software.

Touch Controles

Los Dash Pro cuentan con una superficie táctil externa en la parte inferior del auricular. Es difícil de identificar a simple vista y con el tacto también hace falta un par de horas para cogerle el truco. Con cada toque correcto tenemos una pequeña respuesta auditiva que nos indica que hemos tocado bien. La combinación es bastante elevada y por ejemplo podemos hacer doble toque en el derecho para pasar de canción o deslizar para aumentar o disminuir el volumen.

Otros gestos incluyen encender la transparencia, información de la hora o moverse por los menús. También es interesante la opción de golpearse dos veces justo fuera de la oreja para activar Alexa o Google Now. En general los toques de navegación son útiles y te permiten olvidarte del móvil para gestionar el audio, aunque llegar a aprendértelos es cuestión de unos cuantos días de uso continuo.

Golpes Bragi
La cantidad de funciones que añade el Bragi The Dash Pro es impresionante: gestos, toques, compatibilidad con asistentes, rechazar llamadas, traducción, sensor de ritmo cardíaco o reconocimiento automático de la actividad.

Bragi también incorpora gestos con la cabeza para controlar los auriculares. Lo llaman "Virtual 4D Menu" y básicamente reconoce gestos en vertical y horizontal. Podemos negar con la cabeza para rechazar una llamada, afirmar para cogerla o girar la cabeza lateralmente para cambiar de canción. En el caso de las llamadas me ha funcionado a la primera pero con pasar de canción todavía tengo problemas y al final acabo optando por el doble toque táctil golpeando en el auricular derecho.

Actividad Bragi

Una de las opciones que Bragi más importancia da y donde creemos que irán muchas de las novedades futuras es el seguimiento automático de la actividad. Los The Dash Pro son capaces de detectar cuando estamos corriendo, haciendo ciclismo o nadando. En ese momento inician el seguimiento de la actividad y nos lo marcan en la propia aplicación. Podemos entonces mirar cuánto hemos hecho cada día y exportar esos datos a servicios de terceros como HealthKit. Sin embargo la precisión del apartado de actividad necesita algunas mejoras. El ritmo cardíaco que marca muchas veces es disparatado y los kilómetros recorridos no siempre se ajustan a la realidad.

En el caso que queramos utilizar los auriculares como traductor, desde Bragi también nos ofrecen una solución. Se han aliado con la aplicación iTranslate para crear conversaciones traducidas en 40 idiomas. La idea es como utilizar un traductor del móvil tradicional, pero nosotros hablamos en nuestro idioma nativo y la voz de la otra persona nos llega directamente traducida a nuestras orejas. De hecho, con dos Dash Pro se puede crear un modo 'Air Translate' de traducción simultánea. La sensación que nos queda probando el modo estándar es que funciona bien y la idea es genial, pero falta una mejor implementación para que sea más fluido. También hay que comentar que Bragi e iTranslate nos dan un mes de prueba gratis, pero después tiene un coste de 4,99 euros al mes. Además del servicio de traducción, Bragi está abierto a trabajar con más aplicaciones de terceros.

Control Bragi
Más importante todavía, el Bragi The Dash Pro tiene memoria interna y permite utilizarlo sin el móvil. Un auricular que estrena una nueva categoría de dispositivos: los 'hearables'

Gestos, control táctil, reconocimiento de actividad... y almacenamiento propio. Los Bragi The Dash Pro son un wearable por si solos ya que disponen de 4GB de memoria interna y pueden ser utilizados sin necesidad del móvil. Aquí lo que deberemos hacer es conectarlos al ordenador, actualizar su software, elegir el idioma español en caso que queramos y copiar en la memoria hasta mil canciones. Una vez dentro de las carpetas de listas de reproducción, podremos escucharlas aunque no tengamos el móvil. Es un añadido verdaderamente diferencial, ya que nos permite ir a correr sin el móvil y seguir teniendo un dispositivo para escuchar música y realizar un seguimiento de nuestra actividad.

Sonido: transparencia y cancelación de ruido

Bragi The Dash

Unos auriculares, más allá de su diseño y sus funciones, deben ser valorados por su calidad de sonido. Los Bragi The Dash Pro cumplen bastante bien y la experiencia es más que satisfactoria para unos auriculares bluetooth, aunque quizás no para unos que cuestan unos 300 euros. La frecuencia es de 20-20.000 hercios y su impedancia de 16 ohmios.

Por el tipo de auriculares, estos Dash Pro no pueden compararse a otros con diadema. Por ejemplo notamos que a los graves les falta algo de contundencia. En general el sonido sí es nítido en todas las frecuencias pero sin destacar especialmente por encima de otros auriculares bluetooth de su nivel.

Los Bragi The Dash Pro destacan por dos modos, por un lado el estándar con cancelación de ruido y por otro la transparencia. En el primero tenemos un buen aislamiento del exterior pero el segundo es uno de los más útiles. Los The Dash Pro permiten escuchar música con transparencia para poder enterarse de lo que ocurre a tu alrededor sin perder mucha calidad de sonido por el camino. Es un modo que en general he mantenido activado, muy útil por ejemplo cuando los tenía con la bici y quería enterarme por si algún coche me pitaba o alguien me decía algo.

Estamos ante unos auriculares de gama alta y pese a que el sonido es excelente, no sorprende. Sí es muy útil esa combinación de cancelación de ruido para cuando queremos tranquilidad y transparencia cuando queremos enterarnos de nuestro entorno. Dos modos que en mis pruebas me he encontrado cambiando habitualmente dependiendo de la situación.

Echamos en falta algún modo extra para configurar el sonido desde la propia aplicación. En cuanto a las llamadas, los The Dash Pro son un excelente acompañante. El nivel de sonido es muy bueno, pero si lo que buscas son unos auriculares que te proporcionen la mejor calidad de sonido quizás estos Bragi The Dash Pro se quedan algo cortos. Eso sí, creemos que con todos los extra que incorporan lo suplen bastante bien.

La opinión de Xataka

Imanes

Cada vez tenemos más auriculares inalámbricos de alto nivel y eso es buena noticia. Los Bragi The Dash Pro se pueden encontrar por 286 euros en Amazon y como hemos visto pueden ser una buena opción para quienes busquen un audífono con muy buen control y casi independiente del móvil. Si por el contrario buscas un diseño de más nivel o un sonido más preciso, quizás los Bragi The Dash Pro no sean la opción número uno.

Se han corregido los fallos de bluetooth respecto a la primera generación y sigue siendo uno de los pocos auriculares inalámbricos con transparencia, cancelación de ruido y almacenamiento interno. Bragi de hecho presenta sus auriculares como una especie de wearable enfocado en el sonido y cada vez más en la inteligencia artificial. Durante el Mobile World Congress 2018 anunciaron su plataforma nanoAI y el objetivo parece enfocado en que opciones como la identificación automática de la actividad vayan a más.

Parece claro que los auriculares inalámbricos le están ganando la partida al cable. Estos Bragi The Dash Pro son un buen ejemplo de un producto que ofrece muchas posibilidades y en general cumple con nota en todos estos aspectos. Aún así nos queda esa sensación que el fabricante podría haber creado un producto más redondo. Quedaremos a la espera que Bragi actualice los The Dash Pro con todavía más funciones para convertirlo en todo un 'hearable'.

En Xataka | ¿En qué se diferencian unos auriculares de 400 euros de los que regalan en el tren?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos