Compartir
Publicidad

Blackberry Passport tras un mes de uso: una Blackberry para adictos a la marca

63 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay que alabar a Blackberry por el atrevimiento de su propuesta y la frescura que introdujo en el mercado con la salida de su Passport, equipo que analizamos con detalle justo tras su llegada al mercado.

El Blackberry Passport es un dispositivo completamente diferente a lo que uno encuentra en el mercado y que, tras un mes de uso, estamos convencidos de que ha sido creado para convencidos totales de las Blackberry de toda la vida que son conscientes de que hay que asumir demasiados compromisos mirando la competencia hoy en día.

Si quieres conocer cómo ha sido este mes de uso con la Passport, echa un vistazo al vídeo que te traemos y nuestras impresiones.

Diseño extraño donde destaca el teclado físico

De la Blackberry Passport es imposible no quedarse en primer lugar con su diseño. El formato no es el habitual y no estamos realmente acostumbrados hoy en día a él por mucho que los smartphones grandes sean habituales.

La anchura es inmensa así que hay que pensar en manejarlo principalmente con dos manos. También el peso (casi 200 gramos) y grosor no nos transmiten delicadeza precisamente, pero a cambio nos encontramos con un terminal robusto y de buen acabado, además de espacio suficiente para otorgare una de sus claras ventajas: gran autonomía.

650 1200

El gran valor del diseño de la nueva Passport está en su teclado. Blackberry vuelve al modelo físico pero combinado de forma acertada con partes en la pantalla, como el teclado numérico, o la sugerencia de palabras.

Para quien siempre haya apreciado el teclado físico en su experiencia de uso de un smartphone es una gran noticia, porque nos ha resultado muy cómodo, aunque también es cierto que, tras unos años del lado de la experiencia táctil en exclusiva, ya no encontramos una ventaja clara del teclado físico en la experiencia con un smartphone.

Pantalla , batería y rendimiento "made in Blackberry"

Si algo ha caracterizado siempre a Blackberry, además del teclado, ha sido la autonomía de sus equipos clásicos y la fluidez de funcionamiento. En este modelo nos hemos encontrado con ambos aspectos de nuevo.

Las dimensiones físicas generosas de la Passport le permiten albergar una gran batería de casi 3.500 mAh que nos deja margen de trabajo intenso más allá del día y poco habitual en la gama alta como norma general.

650 1200

En cuanto al funcionamiento, el Snapdraogn 801 combinado con los 3 GB de memoria RAM y BB 10 hacen que la fluidez total sea la máxima en la experiencia de uso de esta Passport.

También la pantalla ha respondido correctamente tras este mes de uso. El tamaño es correcto, la visibilidad es bastante buena incluso en exteriores y no hay problema con la densidad de pixeles. Donde no hemos quedado tan satisfechos es en la cámara, que pese a alcanzar los 13 megapíxeles, queda para nosotros un punto por debajo de los gama alta de al actualidad.

Sí que nos ha enganchado la idea de coger el terminal de forma apaisada para navegar y usar el teclado como scroll. Tanta para eso como para el sistema operativo, el formato 1:1 de la pantalla es un acierto.

Blackberry passport

Blackberry 10, gran sistema operativo sin el apoyo que merece

Dominado el mercado de forma abrumadora por iOS y Android, luchar por un tercer puesto en el ecosistema es complicado y no muy esperanzador. Es el gran peso que debe soportar BB10.

Como sistema operativo, en concepto, funcionamiento o el uso de los gestos, nos encanta y convence, sobre todo una vez superada la curva de aprendizaje importante que necesita para sacarle todo el rendimiento.

Menos solución vemos al problema del ecosistema. Blackberry ha incluido de forma acertada la compatibilidad con aplicaciones Android por medio de la tienda de Amazon, lo que le da una mejora muy considerable. En términos generales es una alegría que nos llevamos, aunque para darle más valor habrá que estar al día en tareas como la de descargar un APK para incluir aplicaciones que Amazon no tiene en su tienda.

También nos preocupa y juega en contra de BB10 el poco apoyo de los desarrolladores, que es cierto que van sacando de forma nativa algunas de las aplicaciones que consideramos imprescindibles en un smartphone hoy en día, pero que en muchos casos quedan abandonadas y condenadas a funcionar como versiones antiguas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio