Compartir
Publicidad

BlackBerry Passport, análisis

BlackBerry Passport, análisis
59 Comentarios
Publicidad
Publicidad

2014 ha sido un año de transición para BlackBerry. Doce meses donde la presencia de los canadienses ha sido muy discreta y se ha centrado en dos terminales: Classic, una revisión a los tiempos que corren de uno de sus terminales más populares y Passport. En este segundo caso estamos ante un smartphone con una apuesta muy atrevida y arriesgada básicamente por su diseño.

Pantalla cuadrada, cuerpo rectangular, LG ya lo intentó con el Vu en Corea pero su presencia fue muy discreta a nivel global. Este móvil inspirado en las proporciones de un pasaporte busca volver a hacerse un hueco en las americanas de todos aquellos empresarios que en su día disfrutaron de una BlackBerry. Una apuesta difícil que hoy desentrañamos en nuestro análisis para comprobar cómo ha sido el terminal más singular de la compañía hasta la fecha.

Blackberry Passport, especificaciones técnicas

Acostumbrados a analizar móviles Android, que por cantidad son los que más abundan en el mercado, cuando tocamos otras plataformas lo normal es encontrarnos con configuraciones algo más modestas al menos en números sobre el papel. Pero en el caso de BlackBerry Passport nos encontramos con unas especificaciones que bien podrían ser parte de un tope de gama del 2014.

BlackBerry Passport
Pantalla frontal IPS LCD 4,5 pulgadas / 1440 x 1440 píxeles / 453 ppp
Procesador Qualcomm Snapdragon 801 2.26 GHz 4 núcleos
Procesador gráfico Adreno 330
RAM 3 GB RAM
Memoria 32 GB
Batería 3.450 mAh
Versión S.O. BlackBerry 10.3
Conectividad Wireless 802.11a/b/g/n/ac, Bluetooth 4.0 LE, LTE y NFC
Cámaras Trasera: 13 MPx AF y OIS / Vídeo FullHD 30fps
Frontal: 2 Mpx
Dimensiones 128 x 90,3 x 9,3 mm
Peso 196 gramos
Precio oficial de salida 699 euros

Como podéis ver en la tabla el terminal presenta un hardware muy potente que recuerda en muchos casos a lo que ofrece, por ejemplo, un One Plus One: 3GB de RAM, Snapdragon 801, batería de alta capacidad (3.450 mAh). En este apartado no se puede decir que los canadienses hayan escatimado y han puesto en su interior una configuración potente.

Tanto la pantalla como el teclado físico marcan a un terminal que por especificaciones podría estar entre lo mejor de 2014

Lo más curioso que nos encontramos en este apartado es la pantalla. Unas proporciones atípicas que chocan contra el ya clásico formato panorámico. Un panel IPS LCD con 4,5 pulgadas de tamaño y una resolución cuadrada de 1440 x 1440 píxeles dejándonos un total de 453 píxeles por pulgada. Un buen punto de partida con ciertas singularidades y con un elemento marca de la casa: un teclado físico que en este caso ve reducidas sus líneas de cuatro a tres.

BlackBerry Passport, análisis en vídeo

Antes de comenzar nuestro análisis, os dejamos con nuestra review en vídeo para que veáis más en detalle un terminal tan singular como es el BlackBerry Passport.

No verás un diseño igual

Si hay algo que llama la atención según miramos una BlackBerry Passport es su factor forma. Diferente a lo que hemos visto hasta ahora, la referencia más cercana la tenemos en el Optimus Vu, un terminal que tuvo una presencia muy discreta. Pantalla cuadrada, teclado físico y un nombre que es una clara alusión a su forma general: el de un pasaporte. Sí, parece más cuadrado que este documento pero cuando los ponemos frente a frente nos damos cuenta de que así es.

BlackBerry siempre se ha caracterizado por acabados elegantes y robustos. Passport no rompe esta línea y es un terminal con clase, con una buena elección de materiales (plástico y acero) pero también con algunos problemas. Es un terminal bien construido pero su formato hace que el uso con una mano llegue a ser incómodo en muchos casos. Se echa de menos esa agilidad que tenían las otras generaciones de móviles de esta compañía.

Passport 5

A pesar de tener una pantalla cuadrada, resulta difícil llegar bien a todos los puntos con una mano debido al teclado físico. Lo bueno, y quizá lo más curioso del terminal, es que si lo usamos en formato apaisado resulta más cómodo ya que el propio teclado sirve de touchpad para ir haciendo scroll. Lo malo, obvio, es que perdemos la capacidad para escribir al usarlo de este modo.

Como terminal resulta pesado. Es robusto, sin duda, pero sus casi 200 gramos de peso se dejan notar en la mano teniendo en cuenta las proporciones físicas que tiene. Acaba siendo algo molesto con una mano y al final nos veremos utilizando el móvil con dos manos más tiempo que con una.

El teclado físico siempre ha sido seña de identidad en BlackBerry y en este caso nos encontramos con una diferencia respecto a los anteriores: solo tiene tres filas. Algo que puede parecer trivial pero que en el día a día se traduce a tener que tirar mucho de una línea virtual encima del teclado para tener acceso a ciertos caracteres como los símbolos o algunos signos de puntuación.

Passport 2

Las teclas han sido esculpidas una a una y se pulsan con mucha comodidad, aunque al principio resulta extraño tener un teclado con proporciones panorámicas y no un poco más cuadrado. La curva de aprendizaje, como es habitual en BlackBerry, es corta y en poco tiempo escribiremos con rapidez. Aún así tener que usar una cuarta y quinta línea virtual a modo de muletilla no siempre es cómodo.

A pesar de que BlackBerry lanza un terminal muy sólido, el formato cuadrado y el peso hacen que no sea cómodo en mano.

La otra gran novedad en el teclado la encontramos en la existencia de un touchpad que nosotros nunca veremos pero se encuentra sobre las teclas. Además de pulsarlas, podemos tocarlas para realizar dos barridos: horizontales o verticales. En determinadas situaciones, estos gestos sirven para determinadas acciones como hacer scroll en una página web, enviar palabras sugeridas por el sistema de predicción o borrarla por completo en vez de dejar pulsada la tecla correspondiente.

Puede parecer un detalle muy bobo pero es una función muy útil para navegar por una página web y no meter el dedo de por medio entorpeciendo así la lectura. Quizá para enviar palabras cuando estamos escribiendo o para borrar no reluzca tanto pero solo por la comodidad de leer una web y poder desplazarnos con un gesto tan natural resulta un avance a tener en cuenta.

Passport 4

Dicho esto, nos encontramos con uno de los principales conflictos de BlackBerry Passport. Sobre la mesa es capaz de poner algo diferentes y muy atractivo: diseño diferente, buena fabricación, teclado físico con sensor táctil… Sin embargo pone también algunos compromisos importantes: peso, factor forma algo incómodo para utilizar con una mano. Una de cal y una de arena que hacen difícil que la balanza se incline a favor de las virtudes.

Una pantalla hecha para ser vista en exteriores

Acostumbrados al formato panorámico resulta extraño encontrarse con una pantalla cuadrada. La justificación de BlackBerry reside en que así es posible mostrar más caracteres por línea que en una pantalla panorámica. Teniendo en cuenta que se trata de un terminal orientado para uso profesional y no tanto para consumo el razonamiento es sólido, aunque probablemente no compartido por todo el mundo.

En el panel nos encontramos un IPS LCD con un brillo excepcional (894 nits) y un contraste correcto (1:1161). De las pantallas que hemos probado hasta la fecha es una de las que mejor se ve en exteriores. El cristal frontal no pone muchos problemas y permite ver la pantalla sin compromisos graves en casi todos los ángulos.

La resolución le permite alcanzar más de 450 ppp, lo que se traduce en una nitidez de los textos y todo lo que pasa por la pantalla sin pero alguno.

Passport 9

A todo esto hay que sumarle una temperatura de color bien equilibrada que no muestra desviaciones importantes hacia ningún tono. Blancos puros, ni cálida ni fría aunque a veces los colores tienden a saturarse un poco. Con mucha luz ambiente ya hemos dicho que se ve sin problemas y a oscuras es capaz de reducir bien la iluminación para no resultar molesto ni consumir mucha batería.

En cuanto al formato cuadrado de la pantalla, si bien es cierto que para leer es cómoda, para cualquier otra cosa resulta un poco incómoda. A la hora de ver vídeos nos deja unos márgenes negros significativos y a la hora de jugar la pantalla se adapta bien en casi todos los casos pero la sensación es un poco extraña. En cualquier caso, buena elección en el panel que sin despuntar ni ser tan atractiva como las de otros otros tope de gama cumple bien en los aspectos más importantes.

Rendimiento y autonomía

A estas alturas resulta imposible cuestionar el rendimiento de Snapdragon 801 y los 3GB de RAM. Una combinación que como hemos visto en otros terminales ofrece una fluidez y rapidez propia de un terminal tope de gama. En esta ecuación, en el caso de la BB Passport, hay que cambiar un elemento que resulta muy importante: el sistema operativo.

BlackBerry 10 ya demostró hace un par de años con Z10 y Q10 que podía tener un sistema operativo fluido sin necesidad de poner un hardware espectacular en el interior. El cambio en Passport parece más condicionado por el impulso de las aplicaciones Android del que hablaremos más tarde.

Passport 1

En cualquier caso, el rendimiento que ofrece la combinación de factores nos deja con un teléfono capaz de resolver todos los usos diarios sin mayor problema. Lástima que, como veremos más adelante, todavía no hay forma de sacarle provecho a toda esa potencia. En la memoria nos encontramos con 32 GB de capacidad que podemos ampliar con tarjetas microSD de hasta 128 GB por lo que este apartado lo tenemos bien cubierto.

En cuanto a la batería nos encontramos parte de la justificación de los casi 200 gramos de teléfono. Cuando nos encontramos con una batería de 3.450 mAh (que pese a ser Blackberry no se puede intercambiar) el peso de la BlackBerry Passport nos parece un poco menos ya que, pese al alto brillo de la pantalla y su resolución, es capaz de aguantar un día sin problemas. Aquí los canadienses siempre han sido una referencia y si con baterías pequeñas lograron rendimientos excelente, con una tan grande es de esperar muchas horas de uso.

En las pruebas que hemos hecho hemos logrado hasta seis horas de pantalla encendida y resistiendo en las jornadas más intensas sin necesidad de llevar el cargador o una batería externa. Algunos benchmarks de análisis de referencia como en The Verge obtienen datos similares en autonomía e incluso un poco superiores como en el caso de Techradar.

Llegan las aplicaciones Android pero no de la manera que esperas

BlackBerry hizo una transformación muy grande de su sistema operativo hace un par de años. Cambios muy orientados a su ADN de teléfono para el mundo profesional que no terminaron de convencer ni a quienes ya lo utilizaban ni a quienes podían haber captado dejando así un núcleo muy pequeño pero fiel de usuarios. Desde 2013 su evolución ha sido lenta pero nos ha ido dejando algunas novedades importantes.

BlackBerry 10 tiene grandes virtudes como sistema operativo como su sistema Hub para centralizar las notificaciones que nos van llegando en las diferentes cuentas. Hace un par de años fue muy diferencial y aunque sigue ofreciendo mucho valor la competencia le ha ido comiendo terreno y no resulta tan atractivo como en 2013.

Passport 8

También guarda otros ases en la manga como los gestos para abrir y cerrar aplicaciones o una multitarea que funciona de forma mucho más rápida que en Android o iOS. Como sistema operativo es rápido y anima a que lo usemos pero de nuevo, ventajas competitivas frente a sus principales competidores pero que ahora no relucen tanto. Sigue haciéndolo muy bien en estos apartados pero el resto han ido evolucionando.

En 10.3 también nos encontramos con un asistente de voz que todavía necesita mucha evolución para ser útil. No reconoce bien los comandos a la primera y es bastante fácil que se equivoque con lo que realmente le hemos pedido. La sensación que transmite es de ser un servicio que está muy verde y tras probarlo un par de veces rara vez lo volveremos a usar.

BlackBerry 10 sigue siendo un sistema operativo muy interesante pero los competidores le han ganado mucho terreno desde que lo presentaran en 2013.

BlackBerry World como plataforma de aplicaciones sigue teniendo carencias y todavía no ha logrado constituir un catálogo extenso y de calidad. Las básicas están pero a poco que necesitemos aplicaciones específicas descubrimos que faltan muchas apps. Conscientes de ello, con el salto a 10.3 decidieron introducir la tienda de aplicaciones Android de Amazon.

A diferencia de las versiones anteriores de BlackBerry 10, la instalación de aplicaciones Android es mucho más sencilla. No hace falta activar ninguna opción específica ni convertir apks. El proceso es directo y más sencillo. De hecho podemos instalarlas por nuestra cuenta más allá de las que ofrece Amazon en su plataforma.

Passport 6

Las que hemos probado funcionan sin ningún problema y es aquí donde más se nota la elección de un Snapdragon 801 y no la de otro procesador. En general se ajustan bien a la singular resolución y formato de Passport. Este añadido resuelve muchas lagunas pero, de nuevo, si queremos aplicaciones muy específicas que no estén en Amazon tendremos que buscarlas e instalarlas por nuestra parte.

Por último tenemos los servicios de empresa que solo se activarán cuando nuestra Passport esté funcionando dentro de la red de una compañía. La división entre un modo personal y otro para trabajo para tener los dos entornos separados. Muy útil pero, de nuevo, no es algo que podamos activar por nuestra cuenta y usarlo de forma personal para tener ambos espacios.

Una cámara muy por encima de la media habitual en las Blackberry

En la cámara de la Passport, BlackBerry apuesta por un sensor de 13 megapíxeles en la parte trasera. Los canadienses hacen una buena elección de componente, algo no muy habitual por desgracia, y el procesado de imagen que realiza la aplicación de la cámara es bueno pero también nos encontramos con algunos problemas como una velocidad de enfoque demasiado lenta que en muchos casos parece más propia de un teléfono de gama media y no un tope de gama como se presupone a Passport.

A la hora de hacer fotos tampoco es un terminal muy cómodo. El tamaño se vuelve en su contra . Al cogerla necesitamos presionar mucho las palmas de las manos sobre las esquina y es fácil que no encuadremos del todo bien, por fortuna viene con estabilizador OIS para evitar que las imágenes se vean trepidadas.

Foto Bb 1

Foto de interiores con luz natural. La gestión que hace de los colores es muy fiel y se pueden apreciar todos los detalles a la perfección: la textura del plástico y la pintura, los detalles que se quedan en las sombras... Muy buen resultado con la única pega de meter un poco de ruido a pesar de tener mucha luz. Fijaros en los detalles del Andy verde que hay a la derecha.

Foto Bb 1

Ejemplo de foto HDR donde vemos cómo usando este modo logramos rescatar detalles de la estantería que se encuentra a contraluz de la ventana. El rango dinámico es bastante extenso y aunque le cuesta llegar a algunos puntos más oscuros lo resuelve muy bien mostrando además las diferencias de luz entre el exterior y el interior.

Foto Bb 1

Foto de interior con luz artificial. El ruido se nota más y aunque afina enfocando a ciertos detalles de las furgonetas el OIS no evita que el texto de los libros se ve desenfocado. Resultado correcto pero en esta toma el enfoque de la cámara fue muy lento.

Foto Bb 1

Macro en interiores con luz natural. Bien enfocando los detalles de los dados y creando un ligero desenfoque en la parte trasera. Se aprecia la textura y los reflejos no termina de estar del todo sobreexpuestos.

Foto Bb 1

Foto de exteriores con mucha luz. El rango dinámico hace muy bien su trabajo mostrando todas las partes oscuras y con poca luz pero en el cielo quema completamente la imagen y no se puede apreciar ningún detalle.

Los resultados, como podéis ver, sin llegar a competir con los móviles fotográficos más punteros del año pasado no son malos. Hay aspectos en los que mejorar pero las fotos que hacemos con la Passport son buenas. Se echa en falta algún modo de edición más ya que las opciones son muy básicas: flash, tamaño de imagen y activar o no el HDR.

La cámara frontal de 2 megapíxeles es más que suficiente para hacer fotos rápidas y videoconferencias pero la calidad que ofrece no es nada excepcional. No es un teléfono para selfies y las imágenes que podamos captar son correctas. La sensación que da BlackBerry en este apartado es de mejoría respecto a los anteriores modelos. No parece que sea una preocupación para los canadienses pero si quieres llegar más alto, todavía les queda camino que recorrer.

La opinión y nota de Xataka

BlackBerry Passport se lanzó como una propuesta diferente y lo cierto es que ha logrado traer algo que no habíamos visto hasta ahora. Sin embargo, a pesar de poner muchas cosas interesantes sobre la mesa, lo hace con una serie de compromisos y aspectos a mejorar que hacen que el terminal pierda atractivo.

La pantalla, batería y cámara están entre lo mejor del terminal, que sin embargo no acaba de resultar cómodo de manejar por su peculiar diseño en el que el teclado tampoco acaba de convencernos más que el clásico (o la ausencia de él) así como tampoco resuelve el problema del ecosistema, aunque la llegada de Android le ha dado un importante respiro en ese apartado.

7,7

Diseño7.5
Pantalla 8,5
Rendimiento8,5
Cámara7,25
Software8
Autonomía7,75

A favor

  • Teclado físico
  • BlackBerry 10 sigue siendo un sistema operativo rápido
  • Soporte nativo de aplicaciones Android
  • Batería grande, autonomía muy larga

En contra

  • Bien construido pero pesado
  • Precio de salida elevado
  • Incómodo al usar con una mano

En este artículo han colaborado Jesús Maturana y Pedro Santamaría con la realización y locución del vídeo, respectivamente.

El teléfono ha sido cedido para la prueba por parte de BlackBerry. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio