Compartir
Publicidad
Publicidad
Asus Zenfone 4 y Zenfone 4 Pro, primeras impresiones: exprimiendo la cámara doble delante y detrás
Análisis

Asus Zenfone 4 y Zenfone 4 Pro, primeras impresiones: exprimiendo la cámara doble delante y detrás

Publicidad
Publicidad

Como cada año, la firma Taiwanesa Asus ha renovado su línea de smartphones Zenfone y esta vez le ha tocado el turno a los Zenfone 4. La gama es bastante más amplia (hasta seis móviles, que se dice pronto) pero hay dos smartphones que destacan sobre el resto, son los Zenfone 4 y Zenfone 4 Pro.

El dúo Zenfone 4 llega con una fuerte apuesta por las cámaras dobles, y es que ambos modelos cuentan con cámaras duales tanto en la parte trasera como en la delantera. Con motivo de su llegada a Europa, Asus celebró un evento en el que tuvimos la ocasión de probar los Zenfone 4 y Zenfone 4 Pro, estas son nuestras primeras impresiones.

Diseño: Asus no arriesga, pero tampoco defrauda

Basta con echar un vistazo a los flagship de las principales marcas para ver que la reducción de marcos ha sido y está siendo la tendencia dominante en la gama alta. Por el momento, Asus no entra en esta guerra y nos trae un terminal con un diseño bastante clásico.

Tenemos un frontal con dos bandas más anchas arriba y abajo, mientras que los laterales están más ajustados. El terminal no resulta excesivamente grande, aunque con su panel de 5,5 pulgadas no le vendría mal algo de compactación ya que usarlo con una sola mano se hace complicado, aunque no es el frontal más desaprovechado que hemos visto y además es un mal que sufren muchos otros terminales.

Asus Zenfone 4 De momento, Asus no entra en la carrera por reducir marcos.

Una ventaja de contar con marcos más anchos arriba y sobre todo abajo es que hay espacio para el lector de huellas frontal. El de los Zenfone 4 tiene una forma ovalada y está rodeado por un perfil metalizado. Sobre el funcionamiento, por lo que pudimos probar es bastante rápido y preciso.

Con respecto a los materiales, Asus apuesta por el ya clásico combo metal/cristal, con una estructura de aluminio que se asoma en el perfil y cristal cubriendo ambas caras, también la trasera. Precisamente es en la espalda donde encontramos el detalle que más llama la atención del diseño de los Zenfone 4, y es el ya clásico patrón de círculos concéntricos de Asus.

Asus Zenfone 4 El Zenfone 4 tiene un diseño bastante clásico, pero los reflejos de su trasera aportan un punto diferente.

Lo hemos visto en multitud de productos de la marca y aquí vuelve a aparecer, pero lo hace de una forma muy sutil. A simple vista, la trasera es totalmente lisa, pero cuando indice la luz se evidencia esa textura tan característica y crea reflejos muy interesantes.

El detalle más llamativo del diseño es que la trasera tiene el clásico patrón de círculos concéntricos de Asus y crea reflejos muy interesantes.

Volviendo a la pantalla, Asus tampoco arriesga en cuanto a resolución y los dos paneles son FullHD, una decisión que muchos fabricantes siguen y que se ha probado como acertada en numerosas ocasiones, en esta también. Ambos paneles cumplen en términos de nitidez y, a falta de probarlos más a fondo, la experiencia visual es prometedora.

Aquí hay que destacar que el Zenfone 4 Pro monta un panel AMOLED, por lo que hay una ligera diferencia en la reproducción del color entre ambos paneles, con este tirando a tonos más saturados y el modelo normal con tonos más naturales. En cuanto al brillo, no pudimos probarlos en exteriores para ver qué tal responde en iluminación más intensa, pero sí comprobamos que el sistema de brillo automático era bastante rápido en ajustar el nivel con cambios de iluminación.

Dos velocidades con ZenUI al mando

Asus Zenfone 4

Una de las grandes diferencias entre los Zenfone 4 y 4 Pro reside en el hardware. El modelo normal monta un procesador Snapdragon 660, acompañado de 4 GB de RAM, mientras que la variante avanzada sube el listón con el Snapdragon 835 y 6 GB de RAM.

Aquí es obvio que hay una diferencia notable, sin embargo no fue posible someterlos a pruebas más exigentes como juegos ya que no estaban conectados a la red, por lo que nos reservamos emitir un juicio en este caso. Eso sí, los dos dejan muy buena sensación en cuanto a fluidez y gestión de la multitarea con las apps preinstaladas.

Hablando de apps, una de las novedades que trae ZenUI 4.0 -o mejor dicho, que no trae- es un menos apps presinstaladas. Hasta un 40% menos según Asus. Lo cierto es que había menos que otras veces, pero la firma sigue poniendo su huella con herramientas como el clásico optimizador o la app de temas.

ZenUI suelta lastre y reduce notablemente el número de apps presinstaladas. La personalización sigue siendo fuerte, pero no le sienta mal.

La personalización sigue siendo bastante fuerte, con un menú Ajustes y un panel de notificaciones totalmente rediseñados, así como las apps del sistema. Asus respeta el cajón de apps, pero añade un menú adicional con accesos directos a distintas herramientas que se extrae deslizando de abajo a arriba. En general, sensaciones fluidas al movernos por el software, claro que

Cámaras: dos formas de abordar la dualidad

Asus Zenfone 4 El Asus Zenfone 4 apuesta por una combinación de lente normal con una angular

Como decíamos, las cámaras dobles son la característica clave de toda la línea Zenfone y los Zenfone 4 no se escapan. Sin embargo, aunque los dos montan cámaras dobles, cada uno de ellos aprovecha las capacidades de estos sistemas de forma distinta.

El Asus Zenfone 4 opta por la combinación de lente normal + gran angular de una forma muy similar a la que encontramos en el LG G6 o el LG V30. Junto al disparador hay dos botones que nos permiten intercambiar entre los dos modos con un toque. Eso sí, aquí no hay posibilidad de hacer una transición progresiva entre ambas distancias focales, sino que la imagen se difumina y aparece la nueva vista, lo que hace que el cambio resulte un poco brusco.

Asus Zenfone 4 Pro El Zenfone 4 Pro aprovecha la cámara doble para ofrecer un zoom de dos aumentos.

Por su parte, el Zenfone 4 Pro apuesta por un sistema de zoom óptico al estilo de lo que ofrecen los iPhone o el Galaxy Note 8. Si tocamos sobre el icono de zoom podemos pasar a dos aumentos con un solo tap, pero además Asus ofrece un modo de zoom adicional que llega a cinco y hasta diez aumentos.

El Asus Zenfone 4 apuesta por una lente gran angular al estilo del LG G6, mientras que la versión Pro se centra en el zoom óptico.

Aquí si que tenemos la opción de ir ampliando la imagen de forma progresiva si deslizamos el dedo sobre el botón hasta encontrar el encuadre que buscamos. Por cierto, a partir de dos aumentos el zoom se hace por software, pero la verdad es que la pérdida de calidad no es tan flagrante como en los sistemas de zoom digital habituales. Como no podía ser de otra forma, también incluye modo retrato, pero aquí esperamos probarlo más en profundidad para ver sus capacidades en distintas situaciones.

Personalmente encuentro mucha más utilidad al sistema de zoom óptico que al angular que, aunque resulta curioso y consigue imágenes interesantes, deforma en exceso y no nos deja elegir la distancia focal. Lo ideal sería poder unificar ambos sistemas y poder tener tanto angular como tele, pero parece que de momento esta solución no es posible con dos cámaras, así que toca elegir.

Delante también tenemos cámaras dobles, pero aquí no hay zoom ni angular. Lo que no le falta es el modo belleza.

Con respecto a la app de la cámara, también viene cargada de funciones, empezando por un modo HDR que parece dar bastante buen resultado (de nuevo, no pudimos sacar el móvil de la zona de demos así que no sabemos cómo se comporta en otro tipo de iluminación). También viene con un modo pro bastante completo que permite ajustar varios parámetros, enfoque incluido.

Sobre la cámara delantera, comentar que también es doble pero aquí no tenemos ni angular ni teleobjetivo, pero sí un modo belleza bastante agresivo, siempre si lo subimos al nivel más alto. Además, Asus incluye una app específica para disparar y editar selfies donde podemos crear collages, retocar las fotos y más.

Lo mejor de Asus no llega a todo el mundo

Asus Zenfone 4

Asus ha subido el listón con los nuevos Zenfone 4 en varias áreas, el diseño es una de ellas. Ahora los dispositivos transmiten coherencia y, aunque no se haya sumado a la reducción de marcos, se sienten cómodos y dan sensación de calidad. El software también se ha aligerado y nos ha dado una primera impresión bastante buena a pesar de que siga contando con algunas apps prescindibles. Pero sin duda donde los nuevos Zenfone 4 sacan pecho es en la cámara, o mejor dicho cámaras.

Asus ya había coqueteado con las cámaras duales y en esta nueva generación se consolidan como un punto clave de su oferta. Sin embargo, también son un punto débil y es que la mejor cámara se la lleva el Zenfone 4 Pro, y ese modelo de momento no va a llegar a Europa.

El Asus Zenfone 4 es un equipo muy completo a un precio interesante, pero se queda en un segmento en el que ya hay marcas que se han hecho un nombre en el segmento móvil, tarea que Asus todavía tiene por delante.

El que sí llegará es el Asus Zenfone 4 normal, y además lo hará a un precio bastante interesante, 499 euros. Sin embargo, se coloca en un segmento donde ya hay alternativas muy consolidadas como OnePlus, Honor o Xiaomi, marcas que a pesar de no estar en esa corriente más mainstream, se han hecho un nombre en el panorama, una tarea que Asus todavía tiene por delante.

En Xataka Android | La familia Asus Zenfone 4 llega a Europa: disponibilidad y precios oficiales

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos