Compartir
Publicidad
ASUS ZenBook Pro UX550VD, análisis: un portátil estiloso y con vocación profesional, pero que no se acobarda con los juegos
Análisis

ASUS ZenBook Pro UX550VD, análisis: un portátil estiloso y con vocación profesional, pero que no se acobarda con los juegos

Publicidad
Publicidad

Aunque nació con el propósito de explorar las posibilidades de los ultrabooks, la familia ZenBook de ASUS se ha ido diversificando poco a poco para dar cabida también a otros tipos de ordenadores portátiles. Durante los últimos meses han pasado por nuestro laboratorio máquinas tan apetecibles como el Zenbook Flip UX360UA, un convertible ambicioso que nos gustó bastante, o el Zenbook 3 Deluxe, un equipo estilizado con una configuración realmente interesante.

A pesar de las evidentes diferencias que hay entre unas propuestas y otras dentro de la gama ZenBook, todas ellas han sido diseñadas con una misma filosofía. Y esto provoca que tengan en común un diseño muy actual, en el que destacan unos marcos comedidos y un grosor contenido, así como un acabado cuidado. El ZenBook Pro UX550VD al que dedicamos este análisis no es una excepción. De hecho, respeta a pies juntillas estos preceptos, pero lo más interesante es que tiene personalidad propia. Veamos por qué merece que le prestemos un poco de atención.

ASUS ZenBook Pro UX550VD: especificaciones técnicas

Si echáis un vistazo a la tabla que tenéis debajo de estas líneas veréis que la configuración de este ordenador portátil es, ante todo, equilibrada. ASUS nos ha hecho llegar la versión con la RAM y la unidad de disco más «humildes», por lo que quien esté interesado en este equipo pero busque una configuración más ambiciosa puede optar por la versión que incorpora hasta 16 GB DDR4 de memoria principal y una unidad SSD con interfaz NVMe M.2 de hasta 1 TB de capacidad.

En este ordenador portátil destacan la elevada calidad de su panel LCD IPS Full HD con retroiluminación LED, su CPU Intel Core i7-7700HQ, y, cómo no, también su GPU GeForce GTX 1050 Ti de NVIDIA

En cualquier caso, la versión que estamos a punto de analizar tiene sus propias virtudes. Basta encenderlo para darse cuenta de que tiene un panel IPS de muy buena calidad, con unos ángulos de visualización cercanos a los 180 grados y una colorimetría competente. También se apoya en un microprocesador Core i7-7700HQ de Intel con cuatro núcleos que, gracias a la tecnología Hyper-Threading, puede procesar hasta ocho hilos de ejecución simultáneamente. Esta CPU trabaja a una frecuencia de reloj base de 2,8 GHz, pero puede alcanzar los 3,8 GHz si la carga de trabajo a la que lo sometemos lo requiere.

Sus especificaciones delatan que su vocación es, ante todo, profesional, o como máquina de propósito general. Sin embargo, hay un componente que nos indica que este ordenador portátil se siente cómodo también con los juegos: su GPU. Y es que su GeForce GTX 1050 Ti de NVIDIA, bien pertrechada por 4 GB de memoria GDDR5 dedicada, debería ser suficiente para permitirnos jugar a muchos títulos a la resolución nativa del panel (1.920 x 1.080 puntos) con bastantes garantías. Pero eso lo comprobaremos un poco más adelante. Ahora os dejo las especificaciones de esta máquina para que podáis examinarlas con detalle.

ASUS ZenBook Pro UX550VD
Pantalla LCD LED IPS de 15,6 pulgadas Full HD (1.920 x 1.080 puntos). Cobertura 100% sRGB. Reducción de luz azul en un 30%
Tamaño 36,5 x 25,1 x 1,89 cm
Peso 1,8 Kg
Procesador Intel Core i7-7700HQ a 2,8 GHz (14 nm / 4 núcleos / 8 hilos de ejecución / 6 MB de caché L3)
Gráficos NVIDIA GeForce GTX 1050 Ti (4 GB GDDR5)
RAM 8 GB DDR4-2400
Almacenamiento SSD 256 GB SATA3
Sistema operativo Windows 10 Home
Conectividad inalámbrica WiFi 802.11ac y Bluetooth 4.2
Batería Polímero de litio / 73 Wh
Puertos 1 x HDMI, 2 x USB 3.1 Gen 2 Tipo C, 2 x USB 3.1 Gen 1, 1 x ranura tarjetas micro-SD y 1 x jack micrófono/auriculares
Precio 1.265,10 euros

Diseño y acabado: un mecanizado impecable

Como os he adelantado en los primeros párrafos de este análisis, dos de las señas de identidad de los equipos de la familia ZenBook de ASUS son su cuidada construcción y esmerado diseño. En las fotografías que ilustran este artículo podéis ver que el chasis es bastante fino (tiene un grosor de 1,89 cm) y está fabricado a partir de una única pieza de aluminio mecanizado. La utilización de este material permite mantener el peso de este portátil bajo control y por debajo claramente de los 2 Kg (pesa unos comedidos 1,8 Kg). Y, a la par, actúa como un enorme disipador térmico que contribuye a evacuar eficazmente la energía disipada en forma de calor, sobre todo, por la CPU y la GPU.

Si nos ceñimos de forma estricta al diseño merece la pena que nos detengamos un momento para examinar su pantalla. Sus marcos no son los más finos del mercado (en este terreno se ve superado, por ejemplo, por el Aero 15 de Gigabyte que analizamos recientemente), pero los laterales tienen un grosor de 7,3 mm, una medida bastante comedida que lo dota de un atractivo interesante. No obstante, los marcos superior e inferior son algo mayores, aunque no es nada dramático. En cualquier caso, la proporción de pantalla en la superficie total del equipo es de un 83%, una cifra llamativa que lo dota de cierta ventaja en este parámetro frente a algunos de sus rivales (especialmente si lo comparamos con la mayor parte de las máquinas para gaming).

Asuszenbookdiseno1

Volvamos un momento a revisar su acabado. Si os fijáis en la fotografía que tenéis debajo de este párrafo veréis que el mecanizado del chasis es realmente sobresaliente, lo que revela que ASUS ha utilizado una máquina de corte por control numérico (CNC) de alta precisión en su fabricación. El bisel que rodea la base del chasis, en la que residen el PCB (placa de circuito impreso) y la mayor parte de los componentes del equipo, lo dota de una elegancia inusual. Y, a la par, refleja el esmero puesto en el acabado de este portátil. Y esto se agradece, sobre todo cuando nos piden más de 1.000 euros por él.

Asuszenbookdiseno2

Teclado y touchpad: muy cuidados

Es muy agradable comprobar que los fabricantes de ordenadores portátiles cada vez dan más importancia a la calidad de los teclados que integran en sus equipos. Al menos, en los de cierto nivel de precio. Y es que el teclado con el que ASUS ha equipado a esta máquina es de muy buena calidad. Es de tipo chiclet, y, aunque no es mecánico, las teclas tienen un tacto agradable, el recorrido apropiado (1,5 mm), retroiluminación, y, lo que es aún más importante, apenas adolecen de oscilación transversal, algo crucial si necesitamos utilizarlo durante muchas horas seguidas porque previene la aparición de molestias en nuestras muñecas.

Asuszenbookteclado

El touchpad está a la altura del teclado. Responde muy bien tanto al toque como a las pulsaciones, y la capa de cristal que lo recubre nos proporciona un tacto muy logrado. De hecho, no tiene nada que envidiar al touchpad del MacBook Pro con el que estoy escribiendo este artículo. Además, soporta gestos multitáctiles y tiene un sensor biométrico que puede leer nuestra huella dactilar para permitirnos iniciar sesión en Windows sin necesidad de introducir una contraseña.

Asuszenbooktouchpad

Conectividad: pocos puertos, pero bien elegidos

El diseño minimalista y el perfil estilizado de este ordenador portátil condicionan el número de puertos que es posible integrar. Aun así, aunque este ZenBook no aglutina un número elevado de conectores, tiene los que realmente necesitamos hoy en día. En el lateral derecho del chasis encontramos dos enlaces USB 3.1 Gen 1 de tipo A, una ranura para tarjetas micro-SD y un conector de tipo jack que podemos utilizar tanto para introducir en el equipo la señal de audio procedente de un micrófono como para extraer el sonido hacia nuestros auriculares.

Asuszenbookconectores1

El otro lateral del chasis, el izquierdo, recoge la necesaria salida HDMI, el conector de alimentación y dos puertos USB adicionales. Eso sí, estos dos últimos conectores son USB 3.1 Gen 2 de tipo C compatibles con Thunderbolt 3, por lo que, gracias a su elevada velocidad de transferencia máxima (de hasta 40 Gbps), podemos aprovecharlos, por ejemplo, para conectar al portátil un disco duro externo de alta capacidad. O para enviar el vídeo a dos monitores 4K UHD externos, una posibilidad que puede venir de maravilla a los usuarios que quieren utilizar su equipo para editar vídeo o ejecutar aplicaciones de diseño gráfico.

Asuszenbookconectores2

Sonido Harman Kardon y cuatro altavoces

No me cabe ninguna duda de que los ingenieros de ASUS se han esforzado para poner a punto un sonido de la máxima calidad posible en este portátil. Para lograrlo han integrado en el chasis cuatro altavoces, cuando lo habitual es instalar dos, y, además, han optado por excitarlos utilizando dos amplificadores estereofónicos con alta entrega de corriente capaces de alcanzar un nivel de presión sonora superior al de otros portátiles similares de esta marca. Pero esto no es todo. También han contado con la colaboración de técnicos de Harman Kardon, que, según ASUS, les han ayudado a calibrar el sonido de este portátil.

El problema es que, tal y como sucede con los smartphones, el limitado tamaño del chasis de los ordenadores portátiles no permite hacer maravillas con el sonido. Este equipo tiene un audio muy digno. No suena mal en absoluto, y una de sus cualidades más evidentes es que es capaz de alcanzar un nivel de presión sonora relativamente alto, para tratarse de un dispositivo de este tipo. Sin embargo, su sonido no es todo lo detallado que sería deseable, y tampoco nos ofrece la pegada al reproducir la octava inferior del espectro que tanto apreciamos los fans de la música y los videojuegos. Por esta razón creo que satisfará a los usuarios que no son muy exigentes en lo que concierne al sonido, pero aquellos que sí lo son preferirán hacerse con unos buenos auriculares o unas cajas acústicas externas de cierta calidad.

Asuszenbookaltavoz

ASUS, cuidado con el crapware

Entramos en un terreno delicado. El software que preinstalan los fabricantes de ordenadores y que los usuarios no pedimos solo es bien recibido si realmente aporta valor. Si es útil y nos ofrece alguna funcionalidad que no está contemplada por el sistema operativo. En caso contrario es preferible que nos lo ahorren y nos entreguen un equipo lo más limpio y liviano posible.

Los usuarios preferimos prescindir del software preinstalado que no aporta valor; por favor, fabricantes, ahorrádnoslo

ASUS, como todas las marcas, instala bastante software no solicitado por los usuarios en sus portátiles. Y el problema es que, aunque alguna de las utilidades merece la pena, hay otras que no aportan prácticamente nada, y que, por tanto, la mayor parte de los usuarios preferiríamos no encontrarnos preinstaladas. La herramienta Battery Health Charging, por ejemplo, es una de las que aportan valor. Y lo hace porque nos permite activar perfiles de carga que pueden ayudarnos a dilatar la vida útil de la batería del equipo, deteniendo la carga automáticamente y reanudándola de forma que se reduzcan el número de ciclos de carga.

Sin embargo, entre el software preinstalado también podemos encontrar Giftbox, un repositorio de software que apenas aporta nada frente a la tienda de aplicaciones de Microsoft, y ZenLink, que sirve para transferir archivos desde el ordenador portátil a otros dispositivos. Sería una buena idea que los fabricantes nos entreguen nuestros ordenadores completamente limpios, y todo este software lo incluyan en un DVD o un pendrive, de manera que cada usuario decida qué quiere instalar y de qué herramientas prefiere prescindir.

Asus Crapware

Nuestro banco de pruebas

Antes de profundizar en los resultados que este ordenador portátil ha arrojado en nuestras pruebas de rendimiento merece la pena que dediquemos unas líneas a revisar la calidad de su panel LCD IPS con retroiluminación LED. De él me gustan sus negros, su colorimetría (es capaz de reproducir el 100% del espacio de color sRGB), su amplio ángulo de visualización (de 178 grados según ASUS), y también una ausencia casi total de reflejos. Tan solo echo de menos que la marca taiwanesa no nos ofrezca la posibilidad de hacernos con una versión de este portátil equipada con un panel de iguales características, pero con una resolución superior al tradicional Full HD. ¡Ah! Un apunte interesante: lo que sí está disponible es una versión con pantalla multitáctil, aunque no es la que hemos tenido ocasión de probar.

Ahora sí, nos toca empezar con las pruebas de rendimiento. Como podéis ver en la siguiente imagen, en Cinebench R15 el microprocesador Intel Core i7-7700HQ de este ordenador portátil rinde como cabe esperar de un chip con cuatro núcleos y ocho hilos de ejecución (threads): arroja una productividad similar a la de otros procesadores con una arquitectura parecida, pero se ve claramente superado en esta prueba, que premia la capacidad de ejecución en paralelo, por los chips con seis núcleos y doce threads o más.

Cinebench

En PCMark 10 este ZenBook ha conseguido una posición muy meritoria, un poco por debajo del Leopard Pro de MSI que analizamos hace escasas semanas. Este resultado es satisfactorio porque el equipo de MSI cuenta con el doble de memoria principal (16 GB), y también con una unidad SSD con interfaz NVMe M.2 que le da una cierta ventaja en esta prueba, en la que no importa tanto el grado de paralelismo como en Cinebench R15.

Pcmark10 (*) Las barras de color verde reflejan puntuaciones de referencia estimadas por Futuremark.

Curiosamente, en el escenario Home Conventional 3.0 de PCMark 8 el portátil de ASUS ha quedado ligeramente por encima del equipo de MSI del que os he hablado en el párrafo anterior. En cualquier caso, lo realmente importante es que su productividad cuando debe enfrentarse a un escenario de ejecución de aplicaciones ofimáticas y reproducción de contenido multimedia es bastante buena, a pesar de contar con «solo» 8 GB de memoria principal.

Pcmark8home

En el escenario Creative Conventional 3.0 de PCMark 8 este equipo de ASUS rinde exactamente igual que en el otro test de esta misma prueba. De hecho, ha aventajado tanto al portátil de MSI como al Thunderobot, dos propuestas que tienen una vocación mucho más marcada como equipos para juegos.

Pcmark8creative

Aunque en la gráfica que tenéis debajo de estas líneas podéis ver que este ZenBook ha quedado el último en 3DMark, en realidad es un resultado muy digno si tenemos presente que no es un equipo con una vocación muy clara de máquina para gaming. Y prácticamente todos sus rivales, algunos de ellos con una configuración muy superior, son propuestas diseñadas para rendir bien con los juegos. Aun así, como corroboraremos en la siguiente prueba, este equipo es capaz de «mover» con cierta soltura gráficos a 1080p.

3DMark

La siguiente gráfica da respuesta a la pregunta que sin duda nos hacemos los aficionados a los videojuegos: sí, este ZenBook sirve para jugar. A pesar de que su GPU GeForce GTX 1050 es la más modesta de la familia GeForce GTX Serie 10, tiene potencia suficiente para mover títulos como «Rise of the Tomb Raider» o «DiRT Rally» con cadencias medias superiores a los 30 FPS a 1080p y con la máxima calidad de imagen. En Final Fantasy XV, que es un juego más reciente y más exigente, sin embargo, este equipo lo pasa peor. La cadencia media de imágenes está por debajo de los 30 FPS, y, además, adolece de caídas importantes del framerate, lo que refleja que con juegos realmente exigentes este portátil va algo justo. La solución en estos casos pasa por reducir la calidad de imagen hasta conseguir que la cadencia de fotogramas sea lo más estable posible y quede por encima de los 30 FPS.

Motores (*) El título completo de «Tomb Raider» es «Rise of the Tomb Raider».

En CrystalDiskMark 6 la unidad SSD con interfaz SATA3 que incorpora este portátil ha arrojado un resultado similar al de otros equipos con discos de estado sólido que también utilizan esta interfaz. Su velocidad de lectura secuencial es de 533,8 MB/s, y la tasa de escritura secuencial roza los 500 MB/s. Son buenas cifras, de eso no cabe duda, pero habría sido una buena idea apostar por una unidad SSD con interfaz NVMe M.2 porque, con total seguridad, estos números habrían sido sensiblemente más altos. Aun así, el rendimiento del subsistema de almacenamiento secundario de este equipo es atractivo.

Crystaldisk

En lo que concierne a la autonomía, este ZenBook rebasa ligeramente las tres horas y media (3:35 minutos) en un escenario de uso real de cierta intensidad que combina la ejecución de aplicaciones ofimáticas, la navegación en Internet y la creación de contenidos. No es una mala autonomía, pero tampoco es una cifra impactante, por lo que durante toda una jornada de trabajo nos veremos obligados a cargarlo, al menos, una vez, siempre y cuando nuestro punto de partida sea la batería con el 100% de la carga.

Y en lo concerniente a la temperatura de trabajo, la CPU oscila entre 45 y 50 grados centígrados con un nivel de estrés moderado. Cuando la carga de trabajo es cercana al 100% la temperatura asciende hasta alcanzar los 85 grados centígrados, un valor importante pero que no llega a comprometer ni la integridad del procesador ni la estabilidad del sistema operativo porque queda por debajo del umbral máximo de temperatura soportado por la CPU. Por último, con una carga de trabajo del 50% el nivel de ruido del equipo oscila en torno a los 38 dB, alcanzando los 49 dB cuando la carga asciende a cifras cercanas al 100%.

ASUS ZenBook Pro UX550VD: la opinión y nota de Xataka

Ante todo, esta propuesta de ASUS es un equipo equilibrado. Puede desenvolverse sin problema en un escenario de uso profesional que combine aplicaciones ofimáticas, navegación en Internet y reproducción de contenidos. Pero también se siente cómodo en un escenario doméstico en el que se usan herramientas de creación multimedia y juegos. Con estos últimos, como hemos visto, podemos vernos obligados a recortar la calidad de imagen para mantener una cadencia media de fotogramas superior a los 30 FPS a 1080p, pero nuestra experiencia no tiene por qué resentirse demasiado. Al menos con los juegos actuales.

De este ordenador portátil destacaría su acabado, que es realmente sobresaliente; la gran calidad de imagen global de su panel LCD IPS con retroiluminación LED, y también su teclado y su touchpad, que son estupendos. Lo que no me gusta tanto es su autonomía real, que, aunque no es mala, puede resultar algo corta para algunos usuarios, sobre todo si no pueden permitirse conectarlo a la red eléctrica una vez rebasadas las tres horas y media de trabajo por encontrarse en medio de un desplazamiento.

Asuszenbookconclusiones

Otra pequeña crítica que debo hacerle es que los 256 GB de capacidad de su unidad SSD también me parecen algo cortos. Eso sí, este hándicap tiene solución porque ASUS nos permite optar por otras versiones de este equipo con discos SSD de hasta 1 TB de capacidad, con el consiguiente incremento del precio. Y también debo criticar el software preinstalado debido a que buena parte de las aplicaciones no aportan valor.

En cualquier caso, si colocamos en un plato de la balanza sus bazas y en el otro sus carencias, prevalecen las primeras. Y es que no abundan actualmente en el mercado los ordenadores portátiles con una configuración tan equilibrada y una construcción tan cuidada por poco más de 1.200 euros. No es una ganga, pero es un coste razonable dado lo que nos ofrece ASUS en este ZenBook. Si buscas un portátil estilizado y este precio encaja en tu presupuesto, merece la pena que le des una oportunidad. Quizás acabes haciéndote con él.

8,2

Diseño9
Pantalla9,5
Rendimiento8
Teclado/trackpad8,75
Software7
Autonomía7

A favor

  • Su diseño está muy cuidado y su acabado es sobresaliente
  • La gran calidad de imagen global de su panel LCD IPS LED
  • Incorpora un teclado y un touchpad estupendos

En contra

  • La capacidad de su unidad SSD es algo escasa (256 GB)
  • Buena parte del software preinstalado por ASUS apenas aporta valor
  • La autonomía en un escenario de uso real apenas rebasa las tres horas y media

El ordenador ha sido cedido para la prueba por parte de ASUS. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Más información | ASUS
En Xataka | Asus Zenbook 3 Deluxe, análisis: ultrabook por fuera, "bestia" por dentro

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio