Sigue a Xataka

Ubi Kinect pantalla táctil

Aunque por ahora el verdadero potencial de Kinect lo hemos visto en el apartado de control y jugabilidad en la consola Xbox 360 de Microsoft, su relación con Windows y el camino que van a seguir las interfaces de escritorio es más importante.

Mostrado a mediados del año pasado, la combinación de un sensor Kinect con la tecnología de una empresa llamada Ubi conseguía convertir cualquier superficie en una pantalla táctil. El desarrollo apoyado por Microsoft ha alcanzado por fin la fase comercial y ya se puede reservar el software que, combinado con un sensor Kinect para Windows, hace que tengamos a nuestra disposición una superficie táctil en una mesa, la pared o quién sabe. El límite lo pones tú.

Tras probarlo en unas 50 organizaciones, el software ya está listo. Será interesante ver su evolución en ámbitos como la educación, pues como indica Anup Chathoth, el CEO de la empresa, su aplicación junto con la tecnología del sensor Kinect de Microsoft, permite eliminar limitaciones a la hora de conseguir poner en marcha una pantalla táctil.

El software de Ubi puede adquirirse en diferentes paquetes, que varían según la diagonal de pantalla máxima que queramos alcanzar, así como los puntos simultáneos táctiles a usar. El paquete más económico, que cuesta 149 dólares, permite un punto táctil al mismo tiempo en una superficie de hasta 45 pulgadas, mientras que el modelo Enterprise (1499 dólares) es capaz de proporcionar 20 puntos al mismo tiempo en hasta 100 pulgadas.

Vía | Kinect for Windows.
Más información | Ubi.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios