Sigue a Xataka

Peter Chou, CEO de HTC

Silenciosamente brillante o discretamente genial. Independientemente de cómo lo traduzcamos, el Quietly Brilliant que HTC adoptó como slogan en 2009 dice mucho de la filosofía y carácter de un fabricante de móviles que comenzó entre bambalinas con la ambición de brillar con luz propia sobre el escenario.

Hoy se abrirá de nuevo el telón para dar a conocer la última gran obra de esta compañía de origen taiwanés y espíritu curiosamente europeo. Muchos opinan que con el HTC One (Anteriormente conocido como HTC M7) el fabricante se juega su futuro. Gran parte de la culpa de esta perspectiva la tienen los malos resultados financieros de HTC en el último año, pero no es la primera vez que la compañía tropieza. Su historia es la historia de una marca discreta que siempre ha preferido que sus productos hablaran por ella en lugar de empapelar ciudades con su logotipo . Damas y caballeros, con todos ustedes, HTC, la marca que es probable que hayan llevado en su bolsillo sin saberlo.

Cuando las PDA dominaban la tierra

En 1995, una empresa llamada Palm retomaba el concepto de Personal Data Assistant o PDA y revoluciona el mercado con una familia de dispositivos llamada Palm. Su éxito fue tal que incluso pasaron a denominar a cualquier asistente táctil de bolsillo, fuera de la marca que fuera.

Dos años después, Microsoft intenta hacerse con su parte del mercado PDA con su sistema operativo Windows CE. Ese mismo año nace en Taiwán una compañía llamada High Tech Computer Corporation o HTC.

Compaq iPaq

Originalmente la firma tenía como objetivo el convertirse en fabricante OEM para dispositivos con sistema operativo Windows CE. En otras palabras, los primeros gadgets de HTC fueron PDA que salieron al mercado con los logotipos de Dell, Fujitsu, Compaq o Sharp, entre otros. No es de extrañar que nadie conociera la marca.

De mito en mito

El primer dispositivo HTC mundialmente ‘conocido’ llegó en el año 2000 y fue… la Compaq iPaq H3100. Esta PDA es la primera de una larga y exitosa saga que fue testigo de la transición del sistema operativo Windows CE a Pocket PC 2000, 2002, luego a Windows mobile 2003 y finalmente a Windows Mobile 5 y sus sucesores.

Pero volvamos al año 2000. Las PDA comenzaban a flaquear víctimas de unos teléfonos móviles cada vez más inteligentes. Pronto, la idea de fusionar ambos dispositivos comenzó a dar sus frutos pero HTC seguía entre bambalinas, dejando que fueran otros los que lucieran sus creaciones. Era frecuente incluso que un mismo PDA fabricado por HTC se pusiera a la venta con diferentes nombres en función del país o la operadora que lo acogía.

O2 XDA

En 2002 sale al mercado uno de estos gadgets con varios ‘pasaportes falsos’. Se trata del primer smartphone de HTC, el HTC Wallaby, también conocido como T-Mobile MDA, Dopod 686, Siemens 5X56, QTek 1010 y O2 XDA en el Reino Unido. Por si os lo estabais preguntando, sí, es cierto. El excepcional foro de desarrolladores XDA-Developers debe su nombre al XDA de O2, un terminal diseñado y fabricado por HTC.

El XDA fue el primero de una exitosa generación de smartphones. Equipaba procesador Intel a 206Mhz, 32MB de RAM, otros 32 de ROM, pantalla a color de 3.5 pulgadas y resolución 320 × 240 píxeles. Su sistema operativo era Microsoft Pocket PC 2002 Phone Edition y su conectividad celular no pasaba de GPRS. Todo ello a un precio de 899 libras (1.042 euros al cambio actual).

Debut y primer Android

HTC siguió fabricando una larga lista de terminales a los que fue incorporando mejoras como teclados completos qwerty, pantallas más sensibles o GPS. La marca, eso sí, siguió mostrando timidez, dejando la comercialización de sus productos a operadoras y otros ‘fabricantes’ y ocultándose tras sus marcas de paja como Dopod y Qtek.

HTC Touch

Para 2006, modelos como el HTC TyTN ya comenzaban a conocerse por su fabricante aunque llevaran otros nombres. En este año llega por fin a cara descubierta el HTC Touch, primer representante de una larga saga de terminales dotados de sistema operativo Windows Mobile 6. A diferencia de otros teléfonos, los Touch se caracterizaban por un interfaz llamado TouchFlo que interponía una capa de menús más vistosa y cómoda de manejar que los esmirriados y tercos botones de Windows Mobile.

A TouchFlo le siguió TouchFlo 3D, y con él llegamos a 2008. Este año es clave para la compañía porque es el año en el que Google anuncia el primer smartphone con sistema operativo Android, el HTC Dream.

Demasiado rápido

A partir de aquí, la historia recibe una generosa inyección de Nitro. El HTC Dream fue bastante cuestionado y Android aún se percibía como una especie de experimento de Google. Pero llegó 2009, HTC presentó los HTC Magic y HTC Hero con Android 1.5, y el mundo de los móviles se puso completamente patas arriba. Ese mismo año, HTC también presentó al mundo su interfaz HTC Sense, una elegante y útil manera de vestir a la aún joven interfaz de Android.

HTC Dream

En sólo un año, Android había explotado y HTC se centró completamente en diseñar smartphones basados en el sistema operativo de Google y diferentes evoluciones de su interfaz HTC Sense. En el Mobile World Congress de 2011, HTC presentó su primer y único tablet, el HTC Flyer. El modelo llegó con cierto retraso respecto al bombardeo de tablets por parte de marcas como LG, Motorola o Samsung y al Flyer se lo comió el mercado. HTC salió tan escaldada de la experiencia que no volvió a lanzar ningún tablet. Sólo ahora hemos empezado a oír rumores sobre tabletas con Windows 8 RT en las que HTC está presuntamente trabajando.

HTC Flyer

Smartphones legendarios

A nivel de smartphones con su logo, HTC tiene una corta pero intensísima trayectoria poblada de modelos dignos de tener en cuenta. El HTC Hero encontró su digno sucesor en 2010 en el HTC Legend, un terminal con pantalla AMOLED y la misma estructura ‘doblada’ que dio fama al Hero en monobloque de aluminio. El Legend tuvo su continuación en el HTC Desire, primer representante de una familia que nació a la sombra de su gemelo, el Nexus One, y cuyo último hijo es el reciente HTC Desire X, lanzado a mediados de 2012.

HTC Legend

Al otro lado del charco, HTC tiene toda una estirpe paralela de smartphones adaptados al gusto y tecnología americanos. Buena prueba de ello son los HTC Droid. Sin embargo, nosotros nos quedamos con el HTC EVO, el primer terminal Android dotado de conectividad 4G. El EVO nació en 2011 y casi cuesta creer que todavía llevara la versión 2.1 de Android si repasamos algunas de sus características como la cámara de 8 megapíxeles o la conectividad WiMax.

HTC Sensation

Hablando precisamente de cámaras, los terminales HTC siempre han sido especialmente criticados en el apartado cámara, hecho que hizo a la compañía redoblar esfuerzos para que los ojos de sus móviles fueran lo mejor posibles. El HTC Sensation de 2011 es el primero que intenta librarse de esa mala fama con diversas mejoras de software. Los Ultrapíxeles del próximo HTC One son el último paso en ese sentido.

En el segmento Windows Phone, HTC ha tenido las mismas dudas que otros fabricantes respecto a las intenciones del tándem Microsoft-Nokia. Eso y la incertidumbre sobre el éxito del sistema operativo móvil de Microsoft en el mercado ha hecho que los smartphones HTC con este sistema operativo hayan salido con cuentagotas. Merece la pena citar en este segmento, al HTC Titán y al último modelo con Windows Phone 8, el HTC 8S.

HTC 8S

2011 también es un año importante en el apartado de audio. HTC invierte 300 millones de dólares para participar en la compañía Beats Audio. La jugada no sólo deja fuera de la ecuación a Monster, la firma de ingeniería responsable del sonido de los Beats en origen, sino que permite utilizar sus chips de procesado de audio en los smartphones HTC. El primer fruto de esa unión es el HTC Sensation XL.

Ruidosamente brillante

Llegamos al momento actual. Pese a contar con terminales tan sólidos como los HTC One X, One S y One V, y a cosechar buenas críticas, HTC ha experimentado un descenso continuado de sus ventas a lo largo de 2012 con Samsung como claro beneficiado.

A finales del año pasado, el recién nombrado Presidente de ventas y marketing a nivel mundial de HTC, John Mackenzie, comentaba que esto de ser silenciosamente brillantes tenía que acabar. HTC sigue teniendo un perfil bajo en cuanto a conocimiento de marca. No es de extrañar si tenemos en cuenta que el primer anuncio corporativo lo lanzaron en 2009 y que hay muchos mercados europeos como el Español, donde la publicidad de HTC brilla por su ausencia si la comparamos con los logotipos omnipresentes del resto de competidores del mercado smartphone.

HTC One X

No lo van a tener fácil. En un mercado devorado a pachas entre Apple y Samsung, HTC no es la única que quiere recuperar gloria pasada. Para ganarse el favor del público tendrá que competir, de entrada, con Nokia o BlackBerry. A nivel técnico, su nuevo HTC One tendrá que superar un listón cada vez más alto y un sistema operativo ya maduro donde su antaño brillante interfaz Sense ya no aporta tanto valor añadido. Tan sólo podemos desear a la veterana taiwanesa la mejor de las suertes en esta nueva etapa y que los focos del escenario no la cieguen en su carrera como solista.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

34 comentarios