Síguenos

Macbook Air hardware

Tras el enorme salto de IBM a Intel allá por 2005, los cambios en lo que respecta a los procesadores de los Mac han sido relativamente escasos, coincidiendo con la línea de novedades de la propia Intel. Pero si nos fijamos en el mundo móvil debemos destacar el aterrizaje de Apple como fabricante propio, y donde el último A6 ha sido diseñado íntegramente por la compañía.

Un nuevo rumor empieza a alimentar la que posiblemente es la tendencia más natural en hardware de Apple: están buscando una alternativa a Intel en los procesadores de sus Mac, preferiblemente de casa diseñada directamente desde los laboratorios de Cupertino. Las opciones son múltiples, aunque son dos las más viables.

NVidia y los ARM de 64 bits

La primera sería una unión con NVidia para crear un procesador ARM para Mac. Sí, los portátiles y sobremesas Mac cambiarían a una arquitectura ARM en un cambio de rumbo similar al ocurrido en 2005 con IBM e Intel, cuando pasaron de PowerPC a x86. Los procesadores en los que está interesada Apple sería en la nueva generación de chips NVidia denominada ‘Denver’ y que se caracterizarían por ser los primeros procesadores ARM de 64 bits.

NVidia Tegra CPU

A falta de conocer el rendimiento aportado por la arquitectura ARM con instrucciones de 64 bits, estaríamos ante un cambio radical. ARM es ideal para móviles ya que aporta una gran eficiencia energética con un rendimiento aceptable, aunque muy por debajo de lo ofrecido por un procesador x86. Veo correcto un chip ARM 64 bits en un equipo tipo Macbook Air donde lo que se busca es la mayor portabilidad, pero no me encaja en un equipo más ‘profesional’ como podría ser un Macbook Pro o cualquier sobremesa (iMac, Mac Pro), donde la energía no es tan importante y se premia el rendimiento.

Aliándose con AMD

AMD tiene una cuota de mercado relativamente reducida en el mundo de los procesadores respecto a Intel, pero es su principal – y casi único – rival. Es una empresa que lleva años desarrollando sus chips bajo la arquitectura x86, con interesantísimas opciones como Fusion. Ha de considerarse una de las veteranas del sector.

AMD logo

AMD entra en el círculo de interés de Apple ya que tiene sus propias fábricas y licencias para desarrollar procesadores x86, algo importante puesto que se necesita un cierto papeleo y permisos para poder distribuir al mercado este tipo de chips. Una alianza con AMD permitiría que ingenieros de Apple diseñasen una arquitectura específica para Mac con el apoyo y la colaboración de ingenieros de AMD.

Esta opción me parece mucho más válida que la anterior ya que seguiríamos ante una arquitectura x86 que, por si fuera poco, estaría optimizada y diseñada exclusivamente para el propio sistema operativo. La alianza beneficiaría a Apple al poder personalizar y adaptar los procesadores a sus requisitos, pero también a AMD quien ganaría nombre e imagen de marca al ser la compañera de una de las empresas con mejor marketing del mundo.

Hacia un ecosistema cerrado

Nadie se sorprenderá tras leer el titular de este apartado. Sí, Apple camina hacia un ecosistema cerrado, aunque quizá habría que decir más cerrado aún. Esto es algo que ya vivimos en su parte móvil y que tiene a iOS como máximo exponente: el yo me lo guiso, yo me lo como tan característico de esta empresa.

Las alianzas de Apple con otras empresas, ya sea NVidia o AMD, les permitiría adaptar sus procesadores al máximo exponente, mejorándolos y optimizándolos para su sistema operativo. Esto permitiría sacarles más jugo, exprimirlos y conseguir un mejor rendimiento con consumos energéticos más ajustados.

Por contra, las dos opciones planteadas arriba tienen sus propias ventajas e inconvenientes, claro. ARM es más eficiente energéticamente pero menos potente, mientras que a x86 le ocurre lo contrario. Todo dependerá de cuáles sean las prioridades de Apple para sus equipos del futuro, si prefieren dotarles de un mayor rendimiento o de una mejor autonomía.

Evidentemente esta importante novedad no es algo a corto plazo, pues requiere su tiempo de investigación, diseño, desarrollo y fabricación. A no ser que haya una sorpresa mayúscula en los próximos meses estamos hablando de nuevos procesadores dentro de unos pocos años.

Vía | TweakTown, TGDaily.
Más información | BusinessWeek.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios