Compartir
Publicidad

Volviendo al offline a por los ingresos que el online no les daba: tres historias

Volviendo al offline a por los ingresos que el online no les daba: tres historias
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Vivimos en un mundo que cada vez está más dominado por productos y servicios digitales, por bits frente a átomos. Muchos de las tareas que realizamos o de los contenidos que consumimos tienen un origen muy diferente al que pudieron experimentar nuestros padres o abuelos, hace 20 ó 30 años. Lo digital domina nuestras vidas.

Pero lo físico sigue ahí, en la sombra, como esperando su momento. Provocados por un sentimiento de romanticismo o por la familiaridad que aporta poder tocar las cosas, los bienes y servicios físicos están cobrando una mayor importancia en los últimos tiempos, después de años en los que parecía que los bits dominarían nuestras vidas y nuestra razón de ser.

Un ejemplo claro de esta tendencia son una serie de iniciativas que, aprovechando el auge de los blogs y las redes sociales, tuvieron su origen en internet. Sin embargo, con el paso del tiempo estos mismos proyectos han comenzado a mostrar su vertiente más física, palpable, romántica. Nos referimos a proyectos como "Yo Fui a EGB":http://www.yofuiaegb.com/, "Jot Down":http://www.jotdown.es/ o "Pepekitchen":http://www.pepekitchen.com/ que, a pesar de haber dado sus primeros pasos en el online, han terminado por lanzar productos físicos que ocupan nuestro lado más offline. Para conocer los motivos de esta transición, sus retos y oportunidades, hemos hablado con "Jorge Díaz":http://es.linkedin.com/pub/jorge-diaz-rodriguez/48/30/909 --cofundador de Yo Fui a EGB--, "Guillermo del Haro":https://twitter.com/GuillermoDeHaro y "Ángel Luis Fernández Recuero":http://www.linkedin.com/pub/%C3%A1ngel-luis-fern%C3%A1ndez-recuero/45/495/128 --de la web/revista Jot Down-- y "José Maldonado":https://twitter.com/pepekitchen, la persona que está detrás del proyecto Pepekitchen.

Yo Fui a EGB. Redes sociales, blog y... un libro

yo fui a egb

Javier Ikaz y Jorge Díaz (nacidos en 1971 y 1978, respectivamente), como otros muchos millones de españoles crecieron en la época de la Educación General Básica. Más conocida como EGB, este ciclo de estudios fue implantado por la Ley General de Educación de 1970, en una época un tanto convulsa en la historia de España.

A los que nacimos en la segunda mitad de la década de los 80 la EGB nos suena por las historias de nuestros hermanos, de nuestros primos y familiares. Muchos crecimos con la ESO, ese sistema que los antiguos del lugar suelen mencionar despectivamente, como dando a entender que nuestra inteligencia o capacidad de análisis no se acerca ni a la suela de los zapatos de aquellos que vivieron en la época de la EGB.

Pero lo cierto es que la EGB marcó la vida de muchas personas en nuestro país. De norte a sur y de este a oeste, varias generaciones de jóvenes compartieron expresiones, programas de televisión o piezas musicales que, a pesar de la distancia, se convirtieron en denominadores comunes de sus vidas. "Nosotros no creíamos que tanta gente de tantos lugares diferentes había experimentado las mismas cosas que nosotros", declara Jorge Díaz en una conversación telefónica.

Todo comenzó en Facebook...

jorge_javier

Se refiere Díaz a Yo Fui a EGB, un proyecto que comenzó siendo una simple "página de Facebook":https://www.facebook.com/yofuiaegb en septiembre de 2010 y que en estos momentos tiene 717.000 fans en toda España. "Dos años después de lanzar la página, en julio de 2012, fue cuando nos dimos cuenta de lo que teníamos entre manos", continúa diciendo, "y decidimos apostar por ello".

A la página de Facebook le siguió un "blog":http://www.yofuiaegb.com/ (agosto 2012) y una "cuenta":https://twitter.com/YofuiaEGB de Twitter. El blog lo visitan cada mes más de 500.000 usuarios únicos y tiene dos millones de páginas vistas mensuales. @YofuiaEGB, por su parte, cuenta con 48.300 seguidores.

Y acabó plasmándose en un libro

libro egb

Toda esta actividad quedó plasmada en papel el 7 de noviembre, cuando Jorge y Javier "lanzaron":http://www.yofuiaegb.com/yo-fui-a-egb-salta-de-internet-a-las-librerias-el-proximo-7-de-noviembre/ "un libro":http://www.megustaleer.com/ficha/L346712/yo-fui-a-egb utilizando el mismo nombre de la página de Facebook y del blog. "La gente nos lo pedía. Querían tener algo físico en el que quedasen plasmadas todas esas vivencias, las anécdotas de su infancia", confiesa Díaz. Por entonces ya se habían puesto en contacto con ellos varias editoriales y terminaron escogiendo a la primera que lo había hecho: "Plaza & Janés":http://www.megustaleer.com/ficha/L346712/yo-fui-a-egb.

Aunque pueda parecer lo contrario, adaptar todos los contenidos digitales que habían publicado hasta la fecha a un formato físico no resultaba una tarea trivial. "No queríamos trasladar el contenido del blog al papel directamente. Queríamos ofrecerle a los usuarios contenido inédito y especial. Un tesoro".

"Fuimos una generación de apertura en la que todos veíamos los mismos programas de televisión, escuchábamos la misma música y teníamos preocupaciones e intereses similares", continúa diciendo Díaz. "Aquellos años fueron un cambio bestial de generación".

Y bestial fue también, en palabras de sus propios creadores, el éxito del libro, que va camino de su novena edición y del que se han vendido más de 150.000 ejemplares. "Recibimos muchas felicitaciones cada día y la comunidad incluso nos pide hacer una segunda parte. Todo está siendo una experiencia única".

Con el libro --que no será el último proyecto de este dúo-- se cerraba un círculo que había comenzado en el ámbito digital y que se trasladaba, de una vez por todas, a la calle, a las librerías y a las manos de los millones de españoles que protagonizaron aquellos años. "En nuestro caso el paso lógico era volver al analógico, al papel. El libro es homenaje a todas las personas que vivieron aquella época. Queríamos que la gente tuviese ganas de tenerlo y, la verdad, creo que lo hemos conseguido.", expresa Jorge con sinceridad.

¿La clave de este proceso? "Hacer libros especiales, que tengan un valor añadido y que llamen la atención de todos, no solo de los que vivieron en aquella época", comenta antes de despedirnos.

Jot Down

jot down

"La idea la tuvo uno de los socios de la empresa, que quería sacar una revista en papel con contenidos largos y elaborados". El que habla es Ángel Luis Fernández Recuero, director de la revista Jot Down.

Los inicios de la revista cultural

Esos fueron los orígenes de uno de los fenómenos editoriales más llamativos de los últimos años. En un momento en el que la actualidad está dominada por noticias cortas, reportajes de pocos párrafos y comunicados de 140 caracteres, Ángel y su equipo se propusieron crear un nuevo tipo de publicación que girase en torno a artículos profundos, a entrevistas largas y detalladas.

Aunque la idea era la de lanzar una publicación en papel, Jot Down decidió comenzar por el ámbito online en mayo de 2011, "para saber si podíamos crear una comunidad, una audiencia fiel que después nos siguiese allá a donde fuésemos", comenta Fernández Recuero. Estos objetivos los alcanzaron rápidamente y en estos momentos la web es visitada por más de 400.000 usuarios cada mes, con un tiempo medio de permanencia de 53 minutos.

El salto al papel

angel
Ángel Fernández Recuero

Con motivo de la celebración de su primer aniversario, los dirigentes de esta revista cultural decidieron dar, por fin, "el salto al papel":http://www.jotdown.es/store/#!/~/category/id=2470174&offset=0&sort=normal. "Queríamos hacer algo que nos apeteciese, juntar nuestras ideas y textos en el papel", recuerda Guillermo de Haro, otro de los socios de la compañía que se unió al proyecto cuando éste ya había comenzado.

"Creo que tenemos una estrategia diferente a muchos otros medios generalistas, en el que no buscamos contenidos de nicho. Buscamos encajar los diferentes elementos para conseguir algo que queremos leer", afirma de Haro. "En el ámbito online no nos queríamos pegar con el CPM y si publicábamos los mismos contenidos en la versión digital y en el papel, el usuario no iba a percibir ningún valor".

Esa es una de las razones que llevaron a Jot Down a segmentar los contenidos (papel y digital) y a ofrecer a sus lectores más fieles contenidos exclusivos. El éxito ha sido importante: las tiradas son de "cinco dígitos" y en estos momentos la principal fuente de ingresos está en lo físico. Que va más allá de la propia revista Jot Down.

FIVE, Soidem y Jot Down books

"Nos dimos cuenta de que otros medios afines no tenían un sistema de distribución y que era una oportunidad en España", recuerda Fernández Recuero. Publicaciones como "Yorokobu":http://www.yorokobu.es/, "Líbero":http://revistalibero.com/, "Mongolia":http://www.revistamongolia.com/ y otras carecían de la estructura necesaria para distribuir un número elevado de ejemplares, así que entre todos decidieron poner en marcha "Soidem":http://www.soidem.es/.

Varias de estas cabeceras nacionales terminaron asociándose para crear y lanzar "FIVE":http://www.jotdown.es/store/#!/~/product/category=2470174&id=23244807, una revista física que Guillermo de Haro define como "integradora" y que todavía está dando sus primeros pasos. "Se trata de descubrir contenidos afines, que tengan un denominador común y que tengan unos mínimos requisitos de calidad", matiza Fernández Recuero. Jot Down Books es el otro elemento que ayuda a trasladar un tipo de contenidos que, al igual que en el caso de Yo Fui a EGB, comenzaron en el ámbito online y que se han terminando plasmando en papel.

Pepekitchen

pepekitchen

La transición online - offline suele asociarse a proyectos editoriales que, habiendo nacido en internet, terminan plasmándose en productos físicos. Pero esta no es, ni mucho menos, la única transición de este tipo que se ha producido en los últimos años.

José Maldonado es también un ejemplo del proceso de trasladar una idea o un proyecto online al mundo físico; en su caso a las cocinas de cada casa. Maldonado es el fundador de Pepekitchen, uno de los blogs sobre cocina más importantes.

"Todo comenzó entre los años 2008 y 2009", recuerda Maldonado. "Era profesor de cocina y tenía un blog, trabajé un año para "Directo al Paladar":https://www.directoalpaladar.com/ y al cabo de un tiempo decidí lanzar mi propio proyecto". Ese proyecto fue, precisamente, Pepekitchen. "La audiencia iba en aumento y aprovechando mi pasado como profesor decidí dar el salto y comencé a dar cusos de formación en 2011".

Los cursos como forma de vida

Todo esto ocurrió en Málaga y, aunque en un principio "los cursos":http://www.pepekitchen.com/reserva-de-cursos/ solo estaban disponibles para los lectores del blog, hoy en día cualquiera puede asistir.

En la actualidad Maldonado realiza alrededor de 15 talleres por mes. Una fórmula que últimamente está combinando con "ciclos formativos" de 10 ó 12 sesiones que "están teniendo una buena aceptación", y a los que suelen acudir una media de cinco o seis personas. "No me puedo quejar de cómo me han ido las cosas. Ahora tengo mi propio local, los cursos ocupan la mayor parte de mi tiempo y Pepekitchen es una forma para darlos a conocer entre el público", confiesa.

taller curry

Tres formas diferentes de ver las cosas pero tres ejemplos que muestran una camino que muchos están tomando en los últimos tiempos: el de pasar del ámbito online al offline, a la calle. A los libros, a las revistas de papel, a los cursos de cocina.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio