Publicidad

Qué sabemos sobre la inmunidad cruzada al SARS-CoV-2 y la posibilidad de estar inmunizado sin haber tenido el virus
Xataka

Qué sabemos sobre la inmunidad cruzada al SARS-CoV-2 y la posibilidad de estar inmunizado sin haber tenido el virus

La pandemia de COVID-19 genera novedades día a día, y no todas malas. Entre las noticias más novedosas está la publicación de un interesante paper que habla de la inmunidad cruzada.

Esta podría explicar la diversidad y enorme diferencia entre resultados clínicos. También podría justificar la incidencia de la enfermedad en la población o por qué algunos pacientes son completamente asintomáticos. Por último, si se confirma la hipótesis de los investigadores, podría significar que estamos mucho más cerca de obtener la inmunidad de grupo de lo que se pensaba. ¿Qué sabemos al respecto?

Hasta el 50% de las personas podrían estar "inmunizadas"

En un reciente paper del Centro de Enfermedades Infecciosas e Investigación de Vacunas de La Jolla, los investigadores demostraban la existencia de inmunidad cruzada para el SARS-CoV-2 en humanos (y en laboratorio). En otras palabras, han conseguido comprobar que algunas personas están inmunizadas contra el coronavirus sin haberse expuesto nunca antes a él.

¿Cómo es esto posible? La hipótesis, aunque interesante y audaz, no es nueva. Ha sido discutida anteriormente por numerosos equipos que ven en los resultados clínicos un patrón discordante y que no encaja del todo con ningún modelo. Esta juega con la idea de que la exposición a otros virus (diversos coronavirus del ser humano, por ejemplo) podrían despertar una respuesta inmunitaria que ayudase a controlar la COVID-19

Linfocito t

En el estudio, los investigadores han demostrado que, en el laboratorio (in vitro), estas personas no expuestas al SARS-CoV-2 mostraban lo que se conoce como reactividad inmunitaria cruzada contra moléculas presentes en el virus. El equipo cree que esto podría explicar diversas cuestiones, como lo son la existencia de tantas personas asintomáticas o las diferentes manifestaciones de la enfermedad.

Lo más interesante podría ser el hecho de que, si se confirma de manera experimental, la existencia de esta inmunidad cruzada y su efectividad supondría que entre el 20 y el 50% de las personas de todo el mundo ya tendrían la capacidad de resistir a este coronavirus, por lo que estaríamos mucho más cerca de alcanzar la inmunidad de grupo que tanto ansiamos.

¿Cómo funciona la inmunidad cruzada?

En una respuesta inmune participan muchas células y cientos de moléculas. Existen diversos niveles de respuesta y efectividad. Sin embargo, simplificando muchísimo, la inmunidad adquirida consiste en que un agente patógeno entra en el cuerpo y es identificado. Después de combatirlo una primera vez, en la que la batalla es dura (fiebre, infección, enfermedad, secuelas...), el cuerpo "recuerda" al patógeno. Cuando este vuelva a entrar, el sistema reaccionará antes de que este pueda generar la infección de nuevo.

¿Cómo puede generar el sistema inmunitario un "recuerdo" de algo que no ha visto? Los virus y bacterias comparten muchísimas estructuras moleculares. Algunas no han cambiado en millones de años, mientras que otras lo hacen en meses. Cuando una de estas moléculas que ha permanecido inmutable durante tanto tiempo se presenta en dos virus diferentes, el cuerpo es capaz de detectar a ambos aunque solo se haya enfrentado a uno de ellos.

Photo 1585221139989 Dbe8c7086120

Esto mismo es lo que ocurre con el SARS-CoV-2, según el estudio del que hablábamos. Los investigadores han demostrado que los linfocitos T CD4+, un tipo de glóbulo blanco, son capaces de detectar al coronavirus causante de la COVID-19 en suero de personas que han estado en contacto con otros coronavirus como el OC43 (típico del resfriado común); el HKU1, el NL63 (que provocan enfermedades respiratorias); o el 229E (también responsable del resfriado).

Explicado de otra forma, que el sistema inmunitario de las personas que han sufrido algún tipo de resfriado común o afección provocada por coronavirus muestran una capacidad de defensa natural (la inmunidad reactiva cruzada) contra el SARS-CoV-2. En el mundo, estiman, entre el 20 y el 50% de las personas están dentro de estos parámetros. ¿Significa eso que estamos cerca de frenar la pandemia y sin saberlo?

Preguntas, respuestas y dudas sin resolver sobre la inmunidad cruzada al SARS-CoV-2

Por desgracia, y aunque la noticia parece extremadamente positiva, existen todavía muchas dudas y cuestiones por resolver. No es momento de apresurarnos tomando ideas o interpretaciones que no se corresponden con la realidad. Veamos por qué:

Si está comprobado, ¿quiere decir que es algo que pasa en humanos?

No. Estos resultados son experimentales e in vitro. Como decíamos, la respuesta inmunitaria es terriblemente compleja y tiene muchos niveles. Aunque estos investigadores han comprobado este fenómeno en una placa de petri, es necesario asegurarnos de que esto pasa también en el cuerpo humano. Podría no ser una manifestación válida a nivel fisiológico. Hace falta seguir investigando sobre cómo ocurre la inmunidad cruzada contra el SARS-CoV-2 en seres humanos.

¿Puede proteger la exposición de otro virus distinto al SARS-CoV-2

Sí. La inmunidad cruzada, contra coronavirus además, es un fenómeno que se conoce desde hace tiempo. Esa es la razón por la que muchos investigadores se planteaban si esto también ocurría con el SARS-CoV-2. Eso no quiere decir que pase con este coronavirus concreto, aunque los resultados en el laboratorio son prometedores. Por otro lado, aunque exista, eso no quiere decir 100% que una persona esté protegida. Repetimos: la manifestación del sistema inmunitario es terriblemente compleja.

¿Cuánto tiempo tendría que haber pasado desde la exposición al resfriado?

No se sabe. Los investigadores han hecho las pruebas in vitro con suero de gente expuesta a estos otros virus antes de la aparición de la COVID-19. La inmunidad a estos otros coronavirus puede durar mucho tiempo, o muy poco. Además, también están las mutaciones de dichos virus. ¿Cuáles son importantes y cuáles no? Sin duda alguna, esta es una de las "X" más importantes a despejar todavía.

¿Significa que solo nos queda entre un 50 y un 20% para obtener la inmunidad de grupo?

No lo sabemos. Recordemos que, para que una comunidad esté correctamente protegida contra una enfermedad, se requiere de la inmunidad de un porcentaje de la población. Para la COVID-19 el porcentaje se estima en el 70%. Sin embargo, tanto por el funcionamiento individual de la respuesta inmune (del que todavía se desconoce mucho para el SARS-CoV-2) así como por otras cuestiones epidemiológicas, no podemos asegurar cuánta parte de la población haría falta, más, para llegar a la inmunidad de grupo. Lo que sí podemos decir es que, si se confirma la inmunidad cruzada, estaríamos mucho más cerca de conseguirla.

¿Explica esto por que hay tantos resultados clínicos tan diferentes?

Sí, podría hacerlo. Huelga decir, y vaya por delante, que es necesario confirmar esta hipótesis en el "mundo real", más allá de la placa de petri. Pero si se hiciese, este fenómeno ayudaría a explicar muchos de los resultados clínicos inconsistentes hasta la fecha.

Imágenes | Unsplash, CDC

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios