Compartir
Publicidad

Huawei TalkBand B2, os enseñamos (en vídeo) la nueva pulsera manos libres de Huawei

Huawei TalkBand B2, os enseñamos (en vídeo) la nueva pulsera manos libres de Huawei
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Mobile World Congress de Huawei ha sido un poco atípico. Todos esperábamos nuevos teléfonos y las principales novedades del fabricante chino han girado alrededor de otra categoría: los accesorios. Ayer vimos su reloj con Android Wear y hoy nos toca hablar de su pulsera Bluetooth manos libres, de la Huawei TalkBand B2.

Ya el año pasado Huawei presentó la TalkBand B1 como un dispositivo cuantificador que además servía para recibir y atender llamadas. Esta vez le ha quitado el toque deportivo para hacerla más elegante y llevarla a algo más que una pieza de plástico. Hemos podido probarla en Barcelona y estas son nuestras primeras impresiones.

Las pulseras cuantificadoras maduran en diseño

Huawei no ha querido lanzar un dispositivo polivalente capaz de resolver miles de cuestiones diferentes. Tiene bastantes opciones pero la cantidad no es abrumadora y al final se reduce a acciones que hacemos todos los días. Algo que se evidencia cuando navegamos por su menú principal cuando deslizamos el dedo en vertical.

La pantalla se camufla muy bien con el resto del dispositivo y, salvo en ciertos ángulos, no se aprecia dónde empieza y acaba. Sutil, bien integrado en el diseño y que aporta suficiente resolución para ver los detalles sin problemas. Eso sí, la impresión que nos ha dado es que más nos vale que esté limpia y libre de marcas de dedos porque con luces duras es difícil apreciar la información en pantalla.

Talkband 1

Sus funciones, como decíamos, son básicas y no ofrecen nada que no hayamos visto hasta la fecha en otras pulseras. Lo interesante en este caso es poder desmontarla y, con una goma, usarla como si fuera un manos libres. La pieza de silicona, parecida a la de un auricular intraaural, también se guarda dentro de la pulsera y al final parece que de sacar y meter varias veces el dispositivo en la correa terminará soltándose y haciendo que este gesto sea más lento y torpe.

El mecanismo, eso sí, para colocarlo y quitarlo es sencillo. Un botón para levantarlo y apretar ligeramente para introducirlo. El problema parece que está más en la goma del manos libre y su posición, habrá que ver en la práctica. Quizá esto sea lo que menos me convence en la primera toma de contacto con la Talkband B2.

Talkband 1

Los acabados de todos los modelos son muy buenos y demuestran que los wearables están madurando en diseño y pueden tener un aspecto más adulto. Buenas sensaciones con un dispositivo que sin aportar nada nuevo en funciones ofrece un salto en calidad, apariencia y materiales. Un producto interesante aunque habrá que ver si todavía el mercado sigue interesado en esta categoría.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos