Compartir
Publicidad
Publicidad

Asus U2E con disco SSD en nuestras manos

Guardar
9 Comentarios
Publicidad

Apenas unos días después de que Asus anunciara que pone a la venta en España su modelo de ultraportátil U2E y tras verlo en el CES de Las Vegas, en Xataka disponemos de una unidad de prueba para contaros qué tal se comporta este modelo que juega principalmente con dos factores: diseño a base de materiales nobles y tamaño reducido para un mejor transporte.

El modelo que estamos probando es un Asus U2E con disco SSD de 32 GB, 1 GB de RAM y procesador Intel Core 2 Duo U7500 a 1.07 GHz. La gráfica es Intel 965. Como sistema operativo tenemos Windows Vista Ultimate, que sin programas instalados se ha mostrado bastante rápido.

Sus dimensiones son de 277 x 196 x 24.9 mm y el peso, menos de 1 kilogramo con la opción del disco SSD. La pantalla se queda en unas cortas 11.1 pulgadas (eso sí, con retroiluminación LED), pocas para trabajar de forma contínua pero perfectas para trabajos esporádicos. Es una precio a pagar por tener un equipo con este tamaño y peso. Y nada de olvidar conexiones básicas hoy en día. Este Asus U2E viene con tres puertos USB, un Ethernet, lector de huellas dactilares, webcam integrada, salida micro DVI, lector de tarjetas, ranura Express, entrada de micro y salida de auriculares, salida VGA y grabadora de DVD con tecnología Lightscribe.

Más superficial que las especificaciones de las que te estamos hablando es el exterior de este portátil de Asus. Y ahí la compañía ha puesto toda la carne en el asador para crear un producto de un acabado impecable. Para ello ha escogido materiales nobles como la piel, que cubre toda la carcasa exterior y parte de los reposamuñecas, y lo ha rematado con toques de cobre pulido y acero inoxidable. Y no queda para nada pretencioso. La gente se acerca a verlo pero nadie lo mira con decepción sino con envidia sana.

En la primera toma de contacto lo que menos nos ha gustado ha sido el ruído que introduce el ventilador y el aire tan caliente que saca del equipo. Una pena pues los discos SSD ya nos habían enamorado por su silencio y en este caso el ventilador rompe el mismo.

Para los interesados, aunque ya lo comentaremos otro día, el precio de esta configuración es de 2.000 euros.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos