'Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder's Revenge': el encanto pixelado de los mejores brawlers de los 80

'Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder's Revenge': el encanto pixelado de los mejores brawlers de los 80
8 comentarios

Para qué negarlo: desde que mostró sus primeros vídeos, este nuevo juego de las Tortugas Ninja nos cautivó por su descomunal colorido y por lo genuinamente fiel que pretendía ser a la estética y las mecánicas de los mejores arcades de los personajes. Juegazos como la recreativa de Konami de 1989, 'Turtles in Time', 'TMNT' en Game Boy Advance y otras joyas no tan conocidas, como 'TMNT 3: The Radical Rescue' de Game Boy o 'TMNT: Hyperstone Heist' de Mega Drive, entre muchos otros.

Son un total de veintibastantes juegos distintos (sin contar la múltiples conversiones, en algunos casos a un buen puñado de formatos para cada título), unos mejores, otros peores (casi nunca terribles), pero siempre sinónimos de acción y diversión, también muy a menudo con trompazos multijugador a bordo. Este 'Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder's Revenge' parece haber tomado buena nota de lo que caracteriza a la franquicia y lo ha potenciado.

Sin complicarse la vida en lo conceptual (nada de elementos RPG, unos pequeñísimos toques de aventura en el Modo Historia, donde hay partes que pueden considerarse muy generosamente "misiones secundarias"), 'Shredder's Revenge' va al grano. Y lo hace siendo sumamente respetuoso con el grafismo que se espera de un juego inspirado en la serie de animación de los ochenta, y rediseñando personajes y mecánicas de combate.

En lo visual 'Shredder's Revenge' es una auténtica delicia. Sin llegar a la agresividad o la radicalidad de hitos recientes del género, como el magistral 'Streets of Rage 4' o 'Battletoads' (significativamente, también recuperaciones de iconos del género de los ochenta), el rediseño sutil de los personajes, acercando la textura del píxel al estilo redondeado del cartoon convierte al juego en una pequeña maravilla estética.

Brillan de forma especial los escenarios, rebosantes de detalles, herederos directos de tantos brawlers de recreativa y sin tramos repetitivos: todos evolucionan y van cambiando según se avanza por ellos. Una auténtica gozada que encuentran la guinda en las fantásticas animaciones: cada personaje no solo tiene distintas velocidades potencia y resistencia, sino que cuenta con golpes y ténicas propias y que sirven para dotar de personalidad a las cuatro tortugas, la rata Splinter y los dos personajes humanos, April y Casey.

Cowabunga para seis

La compañía francesa Dotemu co-desarrolló y publicó 'Streets of Rage 4', y es también publisher de este 'Shredder's Revenge' que desarrolla Tribute Games. Más de una vez me he acordado de esa extraordinaria secuela durante el desarrollo de esta aventura de las Tortugas Ninja, que puede entenderse como una versión accesible de aquella. En efecto, 'Shredder's Revenge' se puede jugar solo machacando botones, ya que los controles son sencillísimos: hay botones para atacar, saltar, esquivar y golpe especial. Y ya.

Pero después de unas cuantas horas de juego es fácil profundizar en las mecánicas que propone Dotemu, y combinar combos y golpes especiales en busca de puntuaciones especiales. Esto se potencia hasta el absurdo en partidas multijugador, ya que como decimos, cada personaje es único, y si se escogen con inteligencia, por ejemplo el corto alcance de las armas de un personaje puede compensarse con el arsenal de otro, y la menor resistencia de uno con la facilidad para hacer devastadores ataques en carrera de otro.

'Shredder's Revenge' solo propone diversión, y lo hace con inmensa generosidad: sin dejar fuera a nadie, ya que el título es tan divertido para un experto en beat'em-ups como para un recién llegado al género. Que a nadie le engañen sus gráficos desbordantes de colorido y la aparente blandura de sus pixelazos: sus mecánicas son sólidas como el stick de hockey de Casey Jones.

Temas
Inicio