Publicidad

'Marvel's Avengers', crítica: así es el entusiasmo juvenil de fan de los Vengadores llevado a videojuego

'Marvel's Avengers', crítica: así es el entusiasmo juvenil de fan de los Vengadores llevado a videojuego
14 comentarios

Publicidad

Publicidad

Es asombroso que a estas alturas, los videojuegos que son capaces de poner al jugador en la piel de un superhéroe sigan contándose con los dedos de las manos, y en casi todos los casos sean títulos focalizados a un solo héroe, es decir, que orientan todos sus recursos a un solo personaje. Por ejemplo, 'Hulk Ultimate Destruction', los 'Arkham' (unos más que otros) y casi todos los títulos de Spider-Man (sin duda el personaje que mejor parado sale en esta categoría) desde aquel 'Spider-Man 2' basado en el film de Raimi. No son demasiados, teniendo en cuenta que los videojuegos son, casi desde sus inicios, fantasías de poder.

Es cierto que al adaptar a un superhéroe con nombre y apellidos hay que cuidar una serie de aspectos que no es necesario tener en cuenta al hacer un juego de superhéroes camuflado como, digamos, 'Crackdown' o 'Saint's Row IV'. Tiene que ser reconocible en sus poderes, su estética y una personalidad que se ha ido modelando, en muchos casos, a lo largo de años de evolución. No es sencillo, hay que reconocerlo, enmarcar a Hulk -uno de los héroes que peor salen parados del juego de Square Enix- en un contexto de acción en el que el resto de sus compañeros puedan competir, porque lo mejor de Hulk es que... bueno, que no existen oponentes lo suficientemente grandes.

Es por eso que decíamos que es complicado encontrar juegos colectivos de superhéroes que funcionen. Las posibles salvedades son aquellos memorables 'Ultimate Alliance' o, curiosamente, los juegos de LEGO, donde el formato de piezas desmontables, equilibra la potencia de los poderes de forma intuitiva. Y por eso mismo, está claro en qué aspecto brilla especialmente 'Marvel's Avengers': con la historia en el modo campaña de Kamala Khan, Ms. Marvel.

Una elección curiosa para protagonizar un juego tan dependiente del fanservice al aburrido -en comparación con los cómics- MCU de las películas, ya que Kamala (aún) no forma parte de ese concurrido universo. Sin embargo, su personalidad es perfecta para un videojuego, porque su entusiasmo juvenil de fan de los Vengadores es, sin duda muy afín al del jugador. Su fe en la pureza de los héroes, por encima de la que tienen ellos mismos, es sin duda clave en todo lo que nos gusta del género, y sus poderes tienen más en común con una dinámica de juego de acción y plataformas que el aburrido bang-bang de la mayoría de los otros personajes que, significativamente y con alguna excepción, caen en un diseño de poderes por defecto mucho más aburrido.

avengers

Pero ni siquiera su arrolladora personalidad salva el gran problema del juego: un sistema de combate no demasiado pulido y consistente en machacar botones a lo loco. Con una detección de colisiones irregular y un mapa de golpes que no se basa en un sistema de combos o en combinaciones de pulsaciones, sino que cada botón del pad equivale a un golpe distinto, los combates se vuelven repetitivos rápidamente. Estamos lejos de la acción profunda y, lo más esencial, muy divertida de los 'Arkham' o el último 'Spider-Man' de PS4, y eso que las posibilidades estaban muy claras desde el principio.

Un gran poder conlleva un loot exagerado

Por supuesto, estas torpezas en el diseño de la acción no tendrían importancia si el entorno estuviera a la altura de una superproducción Marvel, pero salvo los no muy numerosos bosses la mayor parte del tiempo estarás enfrentándote a minions idénticos sin personalidad. En entornos diseñados un poco por defecto: hangares, pasillos, bases subterráneas de ridícula complejidad y estancias desproporcionadas. Un mazmorreo hi-tech que acaba cansando cuando te das cuenta de que tu aventura con Hulk consiste, buena parte del tiempo, en golpear torretas. O en proteger a gente o asediar bases enemigas, dos tópicos de la construcción perezosa de misiones que se repiten una y otra vez.

Marvel S Avengers 1

Aunque siendo honestos, hay misiones dedicadas interesantes y variadas, como el combate con una armadura de Iron Man en construcción o alguna misión de infiltración divertida por lo original. Es en las últimas horas de la campaña cuando, con los personajes muy mejorados, el juego empieza a tomar cuerpo... también de cara al multijugador, accesible desde el primer momento pero no recomendable por no estar los héroes lo suficientemente preparados. Y aún así, al final de la campaña aún estarás empezando a rascar los agotadores y muy completos árboles de mejoras -a veces demasiado y establecidos sin mucha coherencia, ya que se dividen de forma muy exhaustiva en distintos tipos de ataques y habilidades especiales-.

Y tendrás otro problema: el contenido que te espera cuando acabes la campaña está diseñado para personajes mucho más poderosos que los que tienes, así que tendrás que desbloquear ataques y movimientos a base de grindear en escenarios repetitivos y bases subterráneas idénticas. El árbol de mejoras es tan profuso que a veces te encontrarás mejorando y mejorando tus personajes sin una meta clara y, sobre todo, sin un evidente impacto en el juego. La inspiración, para lo malo y lo bueno, del primer 'Destiny', está clara y bien a la vista para quien disfrute con esas mecánicas.

Al final la sensación que se tiene es que el modo campaña, con mucho lo mejor del juego, es una excusa para un juego como servicio que ya está anunciando contenidos exclusivos y de pago. Ahora la pelota está en el tejado de Crystal Dynamics y habrá que ver si son capaces de generar contenido más interesante que estas repetitivas misiones multijugador que incluye el juego de salida. Las posibilidades son infinitas, pero con constantes mejoras destinadas solo a un sector del público no van a ganarse las simpatías de nadie.

La campaña de 'Marvel's Avengers' dura algo menos de 15 horas. Es lo suficientemente larga como para sostener un juego con una campaña decente. Variada y efectiva por los pelos, notable en su tramo final, mejor cuando se centra en Ms. Marvel, pero demasiado pendiente de lo que viene después: del grindeo, un multijugador no muy brillante y la promesa de mejorar a los héroes de maneras infinitas pero que no han tenido importancia en la aventura inicial. Una aventura algo decepcionante, pero de visita obligada para los fans de los personajes.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios