Patinetes eléctricos con "pruebas de alcoholemia" incluidas: así controlan que no hemos bebido antes de utilizarlos

Patinetes eléctricos con "pruebas de alcoholemia" incluidas: así controlan que no hemos bebido antes de utilizarlos
6 comentarios

Conducir bajo los efectos del alcohol es peligroso y también lo es ir en patinete si hemos bebido. Los patinetes eléctricos pueden parecer vehículos inocentes, pero distintos estudios muestran que incluso un consumo moderado de alcohol reduce nuestra capacidad de ir en patinete y evitar accidentes.

Seguramente por ello la DGT decidió en 2019 que iba a imponer multas de hasta 1.000 euros por conducir bebido. Según la última instrucción de Tráfico, los usuarios de VMP tienen la obligación de someterse a las pruebas de alcohol y drogas y pueden ser sancionados en caso de sobrepasar las tasas.

Dando un paso adicional y para evitar que los usuarios conduzcan los patinetes ebrios, las compañías están aplicando distintos controles de alcoholemia para desbloquear el patinete y poder utilizarlo.

Sin alcoholímetros, pero con pruebas cognitivas

A partir de 2022, todos los coches deben contar con un alcoholímetro antiarranque. Sin embargo, los patinetes eléctricos no entran dentro de las categorías que tienen que añadir este sistema. No obstante, tanto las administraciones como los fabricantes son conscientes de que tienen que evitar el uso de estos vehículos bajo los efectos del alcohol y por ello ya han empezado a aplicar distintos sistemas.

Por el momento no se trata de un alcoholímetro incorporado, ya que sería un mecanismo que incrementaría el precio y exigiría una logística previa más complicada. En su lugar algunas compañías están apostando por pruebas cognitivas. Podemos pensar en ellas como una alternativa moderna a la clásica prueba de ponerse a pata coja y conectar el pulgar con la nariz.

Voi

Voi es un servicio de alquiler de patinetes que ya está disponible en Sevilla y Málaga, además de en países como Reino Unido, Noruega o Alemania. Entre sus herramientas ofrece a través de su aplicación una prueba de reacción. Los usuarios deben tocar los cascos en la pantalla a medida que aparecen aleatoriamente y si se pasa una determinada puntuación significa que los reflejos son suficiente altos.

Según apunta un estudio del Hospital Saint-Pierre en Bruselas, el 35% de los conductores de patinetes que acabaron en el hospital habían consumido alcohol. En base a este estudio, Voi creó lo que ellos mismos catalogan como un juego para comprobar si estamos en nuestras capacidades. En el caso de Voi, aunque no nos pasemos el juego sí podremos seguir utilizando el patinete. En este caso simplemente funciona como una advertencia.

No ocurre lo mismo con Bolt. En este caso si no pasamos la prueba no podremos utilizar el patinete. Se trata de un sistema de prueba que ha sido activado por la compañía por la noche, precisamente cuando más posibilidades hay de utilizar un patinete eléctrico tras haber bebido.

El test de prevención de alcoholemia de Bolt para patinetes está disponible en España desde octubre, funcionando de lunes a domingo de 00 a 6.00 am.

Bolt App

"Si las reacciones son lo suficientemente rápidas, el sistema permitirá a los conductores desbloquear el patinete. Si por el contrario, el tiempo de reacción está por encima de un cierto umbral o decide omitir la prueba, se le redirigirá para que elija una forma alternativa de transporte, por ejemplo, el servicio de VTC de Bolt, si este estuviera disponible en dicho mercado", explican desde el servicio de patinetes.

Estos sistemas se están probando y todavía están lejos de implementarse de manera genérica, pero como explican desde Motorpasión, se trata de una tendencia que estamos viendo en el sector de los patinetes eléctricos, donde los fabricantes están aplicando distintos sistemas 'chivato' para bloquear el patinete si no se cumplen las condiciones de seguridad.

En Xataka | 19 preguntas frecuentes (y sus respuestas) a tener en cuenta antes de comprar un patinete eléctrico

Temas
Inicio