Compartir
Publicidad
Nokia mimó mucho a sus mapas hasta que no los necesitó, ahora son alemanes
Vehículos

Nokia mimó mucho a sus mapas hasta que no los necesitó, ahora son alemanes

Publicidad
Publicidad

Los mapas de Nokia ya son alemanes, y los finlandeses siguen con su operación de soltar lastre, en una decisión que estaba casi asimilada por la industria, con multitud de posibles novios - de todo tipo - que han ido apareciendo en los últimos meses. Al final, los fabricantes de coches son los que más ganas tenían de tener sus propios mapas.

Se quedan con un servicio de mapas y navegación que comenzó su vida en dispositivos móviles, pero se hizo importante dentro de los coches. Cubren más de 180 países, y 46 idiomas. Vamos a intentar entender mejor su historia y proyección:

Nokia siempre apostó por los mapas

La compañía finlandesa tenía claro que ahí había negocio, tan claro que siempre se han mantenido como una alternativa real a los mapas de Google. Han estado comprando empresas e invirtiendo en software durante más de una década.

Nos tenemos que marchar hasta 2001, momento de esplendor de sus teléfonos, para conocer que ya andaban involucrados en consorcios - de la Unión Europea - que estaban promoviendo la creación de mapas digitales en 3D, concretamente TellMaris.

Mapas Nokia

El software que desarrollaron se llamaba Smart2Go, y descubría una interfaz con mapas 3D que tenía que ver con el turismo, pero sería el comienzo de todo. Nokia se quedó con sus derechos en 2006, la ofreció de forma gratuita y empezó a darle forma hasta crear lo que se conocería como Nokia Maps.

Nokia se gastó un dineral en NAVTEQ, a sabiendas del negocio que tenían por delante. Tuvo tiempo para cambiarle el nombre a los mapas varias veces

El punto más importante en la historia del los mapas de Nokia llegaría con la compra de NAVTEQ, especializada en el desarrollo de mapas y servicios relativos a los mismos - navegación guiada en coches -, basados en el uso del GPS. Fue en 2007 y se gastó más de 7.000 millones de euros.

Con la llegada de los smartphones, Nokia se hizo un poco un lío con la denominación de servicios que podía ofrecer, haciendo un primer cambio de ‘Nokia Maps a Ovi Maps’. Eso fue en 2007, una historia a la que le dieron la vuelta en 2011, cuando volvió a denominarse Nokia Maps. En 2012 pasó a llamarse como lo conocemos ahora: Here Maps.

La historia más reciente nos la conocemos, aplicaciones y servicios para las plataformas potentes - iOS, web, Android -, y la decisión de que podrían hacer dinero vendiendo el negocio. De hecho lo hicieron público el mismo día que se confirmó la venta de la división móvil a Microsoft: los mapas podrían ser los siguientes.

La competencia en este tiempo ha ido tirando por ofrecer gratis cuantas más cosas mejor, y si es posible, que funcione de forma desconectada de la red. La misión era la de conseguir el mayor público posible, ser la solución más utilizada, otra cosa es encontrarle el beneficio a esto.

Cuatro haciendo mapas

Mapas

La promesa de los fabricantes de coches alemanes es dejar la empresa como está, por ahora, pero en esto no podemos poner la mano en el fuego por nadie. Será interesante ver cómo gestionan nuevas licencias, y si el hecho de que los dueños sean creadores de automóviles, no gusta demasiado a otros competidores de mercado.

Lo que está claro es que en el mercado hay cuatro protagonistas haciendo un trabajo parecido con los mapas. Tenemos a Google, a OpenStreetMap, también podemos incluir a TomTom, y por último los hasta ahora mapas de Nokia.

Nokia se lo montó muy bien en cuestión de licencias, mantiene relaciones con empresas como Amazon, Bing, Garmin o Yahoo. A día de hoy sigue consiguiendo grandes tratos con sus servicios, el más importante lo podemos encontrar en el realizado con Baidu, el pasado mes de diciembre. con el gigante de Internet chino se le abren unas puertas complicadas, que Google difícilmente consigue abrir.

Nokia ha ganado con los coches

2

¿Dónde ha estado ganando dinero Nokia? Pues con los coches, el 80% de los vehículos que usan sistemas de navegación instalados, utilizan sus servicios y mapas - los tres compradores están en ese porcentaje -. Eso supuso unos ingresos de 1.000 millones de dólares en 2014, pero la realidad es que los números no tienen un peso importante en los globales de la compañía.

Los tres fabricantes alemanes tendrán ahora mano en el software, trabajarán directamente la plataforma, algo que se considera mucho más beneficioso que si tuvieran que hacerlo de manos de un tercero que hubiera ganado la puja, como Facebook o Uber. Por delante tenemos un futuro de coches autónomos y la necesidad de mejores mapas.

Para Nokia este es el último paso importante en la transformación que está acometiendo. Su prioridad ahora es la de combinar Alcatel-Lucent con su negocio actual, para convertirse en el principal rival de Ericsson a nivel mundial. Una vez conseguido, nace una nueva Nokia catalizada por las nuevas tecnologías - sus licencias - y los servicios a empresas. Quién sabe si también con la vuelta a la creación de teléfonos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio