Compartir
Publicidad
El mayor desafío de Tesla es construir el Model X, que será una realidad en septiembre
Vehículos

El mayor desafío de Tesla es construir el Model X, que será una realidad en septiembre

Publicidad
Publicidad

Todo comenzó con un modelo deportivo llamado Roadster, muy rápidamente cambiaron de idea y pensaron que la mejor forma de darle sentido a su tecnología era con un vehículo más capaz, y así se creó el famoso Tesla Model S. En estos años nos hemos aburrido de versiones y variantes de esa berlina, al mismo tiempo que nos prometieron que habría un SUV - todo camino - en desarrollo, que llegaría para cubrir el segmento de mercado que mejor funciona.

Ese vehículo respondería al nombre de Model X, y para el que haya seguido su corta historia conocerá que está llena de retrasos y fechas poco claras de salida al mercado. Hoy los chicos de Tesla nos dan luz sobre su puesta a la venta, y está más cerca de lo que parece. Mientras lo esperamos, ya conocemos que hay un Model 3 y un nuevo Roadster en desarrollo.

Originalmente esperado en 2014, el Tesla Model X verá la luz en septiembre, con cuenta gotas

El esperado Tesla Model X se pone a la venta en septiembre. Nos lo creeremos cuando lo veamos, pero es la información que podemos compartir, salida desde la propia Tesla Motors. Lo ha confirmado en su presentación de resultados, allí se dijo que los primeros vehículos llegaran a manos de compradores a finales del tercer trimestre.

Tesla Model X
Una recreación más real de lo que nos vamos a encontrar, sin alas de gaviota

Model X condiciona la producción de Model S

Al mismo tiempo nos cuentan que no va a haber una gran producción del vehículo, al menos inicialmente - se habla de 800 coches -. Elon Musk asegura que su Model X es un vehículo complicado de construir, mucho más que el Model S y cualquier otro en el mercado, y como van a compartir fábrica, va a perjudicar en la producción a su hermano mayor.

También han dejado caer que algunos suministradores de componentes no han podido cumplir con la demanda. Los dos coches comparten línea de producción, pero también se estrena con el nuevo modelo una parte de la fábrica conocida como “body shop”, en la que hay más de 500 robots afinando detalles y validando calidades.

¿Construir más coches por trimestre o hacer mejores productos? Elon Musk se queda con la segunda opción

Entre los datos interesantes que han compartido tenemos la ventas de vehículos durante el segundo trimestre, que asciende a 11.532 Teslas, que es una cifra que no está nada mal para el fabricante californiano. El el primer trimestre había colocado en el mercado 10.045 unidades.

Las estimaciones que tienen sobre ventas anuales se sitúan entre 50.000 y 55.000 unidades, incluyendo ya lo que van a poder vender con el Model X. Curiosamente, en la anterior presentación de resultados se ponía un límite inferior de 55.000 unidades, y ese pequeño recorte tiene que ver con la citada complicación para construir el nuevo modelo.

Model S1 1024x576
El modelo estrella de la casa, Model S, va a sufrir en sus ventas la salida del nuevo modelo. Ambos comparten fábrica

En cuanto a resultados económicos, la compañía registró unas pérdidas de 184 millones en el segundo trimestre, algo lógico teniendo en cuenta los gastos que acarrea la preparación del nuevo modelo. Los ingresos subieron un 24% hasta los 954,9 millones de dólares.

La necesidad de abrir más plantas

Mirando al futuro nos encontramos con varios vehículos diferentes, coexistiendo y creándose en el mismo lugar. El Model 3 saldrá a la venta a finales de 2017, pero el año que viene será revelado y las fábricas empezarán a ajustarse para su fabricación.

La firma californiana espera que la demanda semanal de coches en 2016 sea de 1.600/1.800 unidades, y su capacidad es de 1.000 coches en siete días, así que lo van a tener complicado para cumplir con la gente que quiere uno. Elon Musk admite que estudian la creación de plantas en Europa y Asia, de aquí a unos 3-5 años.

Haciendo autónomos a los Teslas

1250828168883515026

No es una sorpresa, todas las compañías fuertes del mercado, y los principales suministradores de componentes están creando tecnología para hacer a los coches autónomos, al menos, más inteligentes. Tesla también está trabajando en tecnología de imagen, radares, sensores ultrasónicos y navegación. Su queja está en que no hay suficientes datos públicos, y cada uno tiene que estar generando esa base de datos por su cuenta.

El plan más próximo de Tesla no es tan ambicioso y está en las actualizaciones de software para modelos actuales, con ellas se van a mejorar la detección de colisiones laterales, y la asistencia en cambio de carril y aparcamientos.

Más información | Tesla

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio