Parte de 'Los Anillos de Poder' llegará en 8K. Es el ejemplo perfecto de por qué está fracasando frente al 4K

Parte de 'Los Anillos de Poder' llegará en 8K. Es el ejemplo perfecto de por qué está fracasando frente al 4K
64 Comentarios

Samsung presentó los primeros televisores 8K comerciales hace justo ahora cuatro años. En Xataka pudimos analizar el modelo estrella en el momento de su lanzamiento. El titular de la reseña rezaba "en ausencia de contenidos 8K...". La realidad, cuatro años después, es que (casi) nada ha cambiado.

Sí, en YouTube hay contenido de creadores independientes, así como espectaculares demos en esa resolución. Pero en lo que más importa, en contenido en disco físico o en grandes plataformas de streaming, la disponibilidad global es cero.

La falta de series o películas en televisores 8K no es especialmente dolorosa, porque el contenido 4K se escala muy bien. Pero Samsung necesita argumentos para convencernos de la necesidad de la nueva resolución, y ha llegado a un acuerdo con Amazon Prime Video para que podamos ver algo de 'El Señor de los Anillos: Los Anillos de Poder' en 8K.

La oferta en 8K se resumirá, de momento, en tráilers y adelantos de escenas exclusivas

Anillos

Samsung y Amazon ya son socios en tanto que, de todas las grandes plataformas, la única que está apostando por HDR10+ de forma decidida es Prime Video. El resto, como Amazon, ofrece sus contenidos con HDR10, pero por encima de esa capa elige los metadatos dinámicos de Dolby Vision.

Ahora, el anuncio es que podremos ver en 8K un adelanto de vídeos exclusivos de la serie, cuyo estreno es el 2 de septiembre. Además de este contenido, que no han explicado si llegará con cada capítulo o una sola vez, el fabricante surcoreano ha mencionado que próximamente se podrá ver en 8K el espectacular tráiler de El Señor de los Anillos: Los Anillos de Poder'.

Es decir, la noticia supone que solamente algunos propietarios de televisores de esta resolución (no los que hayan adquiridos modelos de marcas como LG o Sony) podrán ver pequeños fragmentos de la nueva serie estrella, pero no la serie entera. Nada más que eso.

El reflejo perfecto de lo que es el 8K hoy en día

8K

El anuncio de la disponibilidad de cierto contenido en 8K, por minúsculo que sea, probablemente ilusione a algunos de los propietarios de estos televisores, pues es una manera de amortizar la compra. Sin embargo, es paradigmático que, cuatro años después de la llegada de estos televisores, la novedad alrededor del 8K sea esta. Podría ser que, a partir de ahora, cierta serie corta o menor llega en 8K, o que se van a realizar pruebas con algunos contenidos. Pero no, tráiler y clips exclusivos.

Como cuando llega una nueva generación de consolas, es normal que los contenidos tarden en aparecer. Sin embargo, la situación con el 4K fue muy distinta. Si con el 8K el momento de llegada de televisores comerciales aptos para salones domésticos fue finales de 2018, ese momento con la Ultra Alta Definición llegó en 2013. La diferencia es que, frente al 8K, en diciembre de 2013, Netflix confirmó que emitiría en 4K su gran serie del momento, 'House Of Cards'. Y así fue, la estrenó en dicha resolución en abril de 2014.

Es decir, que aunque los primeros modelos de televisores 4K no merecieran mucho la pena por falta de unos requisitos mínimos que garantizaran compatibilidad con el gran avance en calidad de imagen más allá de la resolución, que ha sido el HDR o alto rango dinámico, contenido había desde muy pronto.

El 8K sigue sin un estándar en el que participen los grandes actores de la industria. Es fundamental para que el consumidor no se vea perjudicado

En 2016, solo dos años más tarde, Netflix comenzó a ofrecer contenido en 4K HDR (HDR10 y Dolby Vision) en 'Marco Polo'. Esto es, tres años después de la llegada de los primeros televisores domésticos, el público ya podía disfrutar de los contenidos al igual que ahora, por poco capaces que fueran aquellos modelos frente a las actuales QLED o QD-OLED.

La clave de lo último es que en el CES de enero de 2016 en Las Vegas, los principales actores de la industria (Dolby, Netflix, LG, Panasonic, Samsung, Sony, Warner, Disney, etc) llegaron a un acuerdo sobre qué debía considerarse 4K UHD. Establecieron un estándar que incluía aspectos como que el color llegue dentro del espacio BT.2020, que el contenido se distribuya en una resolución de 3840 x 2160 píxeles, en 10 bits, etc. En definitiva, establecieron todo lo que hacía especial a la nueva hornada de televisores y contenidos.

A día de hoy, ese estándar no existe para el 8K. No hay una resolución establecida más allá de aproximaciones. No se ha elegido un códec como ocurrió con HEVC en la era del 4K, no hay especificaciones de espacios de color o brillo de masterización, o de posibles formatos físicos (si es que llega un sucesor del actual BluRay UHD). Nada. Y es la base y punto de partida para que todos los fabricantes se pongan de acuerdo y los consumidores tengamos un producto compatible con todo y duradero.

Todo ello, en un momento en el que estudios a ciegas como el de Warner no han concluido que el 8K sea muy perceptible sobre el 4K, incluso en televisores de 88 pulgadas observados a una distancia de entre 1,52 y 2,7 metros. Es decir, con los tamaños y las distancias que potencialmente la gente tendrá en unos años en su salón, como mucho, pero que distan de lo estándar a día de hoy.

Super ofertas disponibles hoy

Monitor LG LED IPS UltraWide FullHD

LG 34WL500-B 34" LED IPS UltraWide FullHD HDR FreeSync

Ordenador portatil ASUS ROG Strix G15

ASUS ROG Strix G15 G513RM-HQ012 AMD Ryzen 7 6800H/16GB/1TB SSD/RTX3060/15.6"

Tarjeta gráfica MSI GeForce RTX 3060 VENTUS 2X

MSI GeForce RTX 3060 VENTUS 2X OC LHR 12GB GDDR6

Temas
Inicio
Inicio