Publicidad

Los robots del MIT mejoran su capacidad del tacto y percepción del espacio para asemejarse más a un humano

Los robots del MIT mejoran su capacidad del tacto y percepción del espacio para asemejarse más a un humano
1 comentario

Los robots actuales tienen unas destrezas espectaculares y Boston Dynamics no para de demostrárnoslo, pero también tienen su punto débil: de sensibilidad andan escasos. Unos investigadores del MIT buscan solucionar esto gracias a la inclusión de sensibilidad en el tacto y percepción del espacio en robots blandos. O lo que es lo mismo, asemejar más un brazo robótico a la mano de un humano.

Tal y como explican desde MIT, dos equipos de investigadores han propuesto diferentes soluciones para mejorar la calidad de las pinzas robóticas suaves. Los robots suaves son aquellos que tienen capacidades flexibles para adaptarse mejor al entorno en el que se encuentran. En contraposición, cuesta más medir con sensores la fuerza o presión que realizan.

Robots, pero delicados

Para la primera de las soluciones los investigadores mejoraron un invento ya mostrado el año pasado en el que una especie de globo cónico se inflaba y desinflaba para atrapar objetos a modo de ventosa. Para mejorar esto y dotarlo de sensibilidad el cono ahora dispone de sensores que le permiten agarrar el objeto sin dañarlo por muy frágil que sea.

Gracias a estos sensores táctiles que han añadido el robot puede reconocer la forma del objeto que está agarrando para saber cuánta fuerza aplicar. Dicen que tiene un éxito del 90% a la hora de identificar qué objetos atrapa. En las pruebas enseñan cómo es capaz de coger hasta una patata frita sin quebrantarla.

Por otro lado otro equipo creó dos dedos robóticos a modo de pinza llamados 'GelFlex'. Su particularidad es que cuenta con cámaras integradas con inteligencia artificial para detectar el objeto que están agarrando y posicionarlo en el espacio correctamente. Con una cámara en la "yema" del dedo y otra en el centro el robot analiza el objeto que va a coger y consigue adivinar de qué se trata para saber mejor cómo cogerlo sin dañarlo. Su precisión a la hora de identificar objetos sube al 96%.

Los resultados de estos robots pueden parecen nimios, sin embargo son esenciales para mejorar la sensibilidad de los robots y qué podrán hacer en el futuro. Los investigadores esperan poder mejorar los algoritmos actuales para detectar los objetos con tal de aumentar las capacidades de los robots para reconocer más objetos y hacer otras tareas aparte de cogerlos.

Más información | MIT

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios