Publicidad

No te sorprendas si te atiende Oshbot, un robot asistente que ya está funcionando en Estados Unidos

No te sorprendas si te atiende Oshbot, un robot asistente que ya está funcionando en Estados Unidos
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

La robótica está avanzado a pasos agigantados y todo apunta a que terminarán formando parte de nuestras vidas. Dejando de lado el debate ético que implica, la ciencia-ficción y el mundo de Hollywood está apoyando su rápido crecimiento y dando algunas ideas de lo que tendremos en el futuro. Como ejemplos, Autómata, Her u otras muchas más.

Robots asistentes ya existen en algunos lugares muy concretos, como en museos u hospitales y son Lowe's Innovation Labs y Fellow Robots las compañías que están probando Oshbot, su último robot asistente. Se trata de un conjunto de tests a pie de calle, concretamente en una tienda de bricolaje en San Jose, California.

Las dos unidades de Oshbot son capaces de interaccionar con los clientes de múltiples formas: su pantalla táctil permite visualizar un catálogo de productos que el robot asistente es capaz de localizar e identificar, algo perfecto para que 'te acompañe' en caso de tratarse de una tienda que ocupe un gran área (¿alguien más está pensando en Ikea?), pero también puede mantener una conversación con el cliente en varios idiomas gracias a su software de reconocimiento. Habrá que ver hasta qué punto puede suplir a un humano por ejemplo en lo relativo a las recomendaciones de productos, algo generalmente con una alta carga de subjetividad.

Oshbot

En cuanto a las características técnicas, Oshbot es un robot de metro y medio de estatura, 39 kilogramos de peso y apariencia plenamente robótica precisamente ideada para identificarlo como tal. Dispone de escáneres 3D, sensores láser, micrófonos, altavoces, sensores de colisión, conexión inalámbrica y un conjunto de software, heredado de su anterior Holoroom, que permite crear el inventario de una tienda. Sí, Oshbot es capaz de 'recorrer' un establecimiento identificando tanto los productos como su localización, como si de un Wall-E se tratase pero intercambiando las pilas de basura por productos de una tienda física.

¿Es éste el futuro que nos espera?

Pues ciertamente, y aunque a muchos no les guste, parece que sí. Por supuesto es aún una tecnología muy verde como para masificarse en el mercado y hay muchos aspectos en los que los robots necesitan mejorar todavía más. El margen de evolución es significativo, pero sin duda alguna es la meta que muchas de las compañías desarrolladoras tienen en sus respectivas cabezas.

Por ahora es inviable pensar en que un robot pueda reemplazar completamente a un ser humano; sin embargo sí pueden hacerlo en tareas puntuales y concretas como por ejemplo en grandes fábricas (estamos acostumbrados a verlos en las de los automóviles), o más recientemente también en los hospitales como mecanismo de precisión para los cirujanos. En otras palabras: que han venido para quedarse, así que habrá que hacerles un hueco en nuestras vidas.

Vía | Gizmag

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir