Compartir
Publicidad
Publicidad

El último fichaje de la selección japonesa de voleibol es un robot

El último fichaje de la selección japonesa de voleibol es un robot
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Uno podría pensar lo de siempre: "están locos estos japoneses". Pero luego vemos el vídeo del robot toca admitir lo que un robot puede aportar al entrenamiento de los mejores jugadores de voleibol.

Entrenar contra cualquier rival: la clave

La federación japonesa de voleibol ha realizado un fichaje muy diferente del habitual para el staff técnico que se encarga de entrenar a los mejores jugadores del país. Es un robot pero tiene todo el sentido del mundo.

¿Para qué querría un robot un entrenador de voleibol? Pues ni más ni menos que para poder simular cómo defienden los rivales. El sistema robótico se compone de tres pares de brazos robóticos que representan a los tres defensores en la red de un equipo rival.

Una vez que el entrenador activa el sistema, los defensores robóticos se posicionan en el lugar programado y el atacante trata de superarlos. Las posiciones, altura y movimientos del robto defensor se programan previamente dependiendo del ataque que se quiera entrenar, que puede depender del próximo rival, al que se ha estudiado previamente y del que se pueden copiar sus movimientos defensivos más habituales.

Sobrepasar al robot no es nada sencillo, empezando por su velocidad de movimiento: 3,7 metros por segundo, mucho más rápido que un humano. Además, por ahora el sistema tiene bastante margen de mejora porque su posición previa es fija y no se adapta a la posible variación del atacante. Las jugadoras de la selección japonesa que lo han probado durante 8 días en una concentración admiten que debe mejorar en ese aspecto.

Pero en la próxima versión, la universidad responsables del proyecto está añadiendo sensores que detectarán también al jugador atacante para poder defender mejor.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos