Compartir
Publicidad

El robot de compañía de Toyota se pone al día

El robot de compañía de Toyota se pone al día
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como no iba a ser de otra forma en una compañía gorda japonesa, Toyota también tiene una división encargada de desarrollar robots. Hoy nos topamos con la segunda generación del Toyota HSR - Human Support Robot -, que tiene como principal cometido el de ayudar a personas con movilidad reducida.

Acaba de ser presentado en el Yokohama Human & Techno Land, una feria orientada a productos médicos y de salud, con muchas mejoras significativas con respecto al anterior HSR. El robot responde a comandos de voz que se realizan en una tablet, que de forma remota lo controla.

Una tablet es el control remoto de HSR. Hay una cámara y una pantalla que nos permiten ver lo que ve HSR en cada momento

Donde HSR anda más espabilado es a la hora de coger cosas, moverlas o traerlas al usuario, que se puede puede encontrar en la cama, con movilidad reducida.

Su brazo robótico tiene unas “garras” de dos dedos que le permite recoger desde el suelo, encima de una mesa, o accionar algún tipo de mecanismo, como pueden ser unas cortinas. La mano cuenta con su propia cámara para el reconocimiento cercano de los objetos.

La principal mejora en el nuevo modelo está en el rango de objetos que puede manipular, desde una cosa tan pequeña como un lápiz, hasta una botella. Si lo que necesitamos es que nos recoja un papel, tiene la opción de utilizar un elemento que succiona. Todas estas cosas mejor verlas en funcionamiento:


Sus creadores lo denominan “partner robot”, o robot de compañía, y es el segundo modelo desde que mostraron el anterior prototipo en 2012. La realidad es que las formas generales y filosofía no han cambiado demasiado en estos tres años, pero se han mejorado las posibilidades, y sobre todo, el precio que cuesta crearlo, que se ha visto reducido a la mitad.

El robot no es precisamente pequeño, así que necesitará su espacio para trabajar. Tiene una altura de 1,35 metros en su posición extendida, un diámetro de 43 centímetros, y un peso de 37 kilos. El máximo peso que es capaz de levantar es de 1,2 kilogramos.

La base le permite realizar un movimiento omnidireccional desde parado. El robot no es ningún atleta, se desplaza como mucho a 0,8 kilómetros por hora, pero para evitar mayores problemas, se pueden establecer unos límites de actuación mediante unas bandas magnéticas que se colocan en el suelo.


2

Más información | Toyota

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio