Un "delivery" de piezas de tanque: la peculiar solución del ejército estadounidense para abastecerse en plena batalla

Un "delivery" de piezas de tanque: la peculiar solución del ejército estadounidense para abastecerse en plena batalla
7 comentarios

El ejercito de Tierra de los Estados Unidos está probando una solución para mejorar el abastecimiento de repuestos, en el que se imprimen en 3D las piezas que se necesitan en tiempo real y se llevan hasta los tanques en un robot autónomo.  

El objetivo es que se pueda tener lo más rápido posible un repuesto para las piezas que se rompen en el campo, aunque el terreno sea complicado.

Si le falta una pieza a tu tanque, este robot hace las funciones de "Glovo"

R-FAB (Rapid Fabrication via Additive Manufacturing on the Battlefield) es el acrónimo de este sistema para  imprimir piezas en 3D, en este caso, para los tanques militares. El sistema se compone de una impresora 3D específicamente diseñada para el campo de batalla y un robot autónomo encargado de transportarla.

Según el ejército de los EEUU, esta solución permite obtener la pieza de una forma mucho más rápida que tener que esperarla en avión u otro medio de transporte, que puede no estar disponible en el terreno de batalla o, directamente, en la cadena de suministro.

Emac
Robot Autónomo EMAV

Estas pruebas se han realizado en Arizona, en las maniobras Project Convergence 21 que finalizarán a lo largo de este mes, habiendo comenzado en octubre. Con este sistema, los operadores de tanques pueden enviar su ubicación e información sobre el repuesto necesario a la base, en la que se imprime dicho repuesto.

El operador del tanque pide la pieza, la impresora la crea en 3D y el robot autónomo se la lleva

La pieza se transporta en unos robots denominados E-MAV, vehículos autónomos que ya se han usado en el pasado para transportar heridos en el campo de batalla, y que ahora se están probando para transportar estos materiales impresos en 3D. El principal punto de usar robots autónomos es evitar que haya conductores humanos en el campo de batalla, pudiendo viajar estos robots en pleno fuego.

Es necesario, eso sí, que equipo humano descargue y monte el repuesto, pero se soluciona buena parte del principal problema: pedir y transportar la pieza hasta el vehículo.

Vía | Popsci


Temas
Inicio