Compartir
Publicidad
ATRIAS es un robot bípedo que anda, recula, soporta golpes y... también balonazos
Robótica e IA

ATRIAS es un robot bípedo que anda, recula, soporta golpes y... también balonazos

Publicidad
Publicidad

Robots hay muchos y algunos muy curiosos. Los hay que juegan al fútbol o los que son un excelente apoyo al mundo educativo y del entretenimiento infantil/juvenil. Y luego hay algunos robots que les gusta recibir balonazos manteniendo la compostura, y otras muchas más cosas. ATRIAS es su nombre, y arriba tenéis su aspecto.

Un desarrollo del laboratorio de robótica de la Escuela de Ingeniería de la Universidad del Estado de Oregon, en Estados Unidos. ATRIAS es un robot bípedo preparado para ser un todoterreno salvando obstáculos, caminando por terrenos irregulares e incluso soportando golpes de sus creadores. Una prueba que vista en vídeo parece increíble, y si no pasad y disfrutar:

ATRIAS nace como un robot bípedo pensado para demostrar en la práctica algunos conceptos teóricos sobre la locomoción humana, esto es, la forma como se mueven los seres humanos. En el primer vídeo lo tenemos soportando golpes con balones; aquí lo tenemos aguantando directamente pequeñas patadas:

Lo cual, aunque no lo parezca, es un enorme logro que mezcla múltiples cálculos de estabilidad de las dos 'patas' del robot para mantenerse en posición vertical. El vídeo termina cuando uno de los ingenieros le da una patada un poco más fuerte y ATRIAS se desestabiliza por completo. Hay margen de mejora, si bien podemos observar otro vídeo grabado con anterioridad en una fase previa del desarrollo. Los golpes son claramente más débiles y el aguante, menor:

Caminando, que es gerundio

Pero el 'soportar' pequeños golpes no es la única característica de ATRIA: también está aprendiendo a caminar y no sólo en línea recta, si no también con pasos laterales (con los que mantiene la estabilidad que le hemos visto antes)

Poco a poco los creadores están añadiéndole dificultad al paseo con pequeños salientes en el suelo. Por ahora de solo 2,5 centímetros de altura pero que, entendemos, irán aumentando con el paso del tiempo. Las diferencias entre 'hace unas semanas' y ahora son significativas:

Imagina quién está detrás del proyecto

Piensa un poco mal y acertarás. ATRIAS es un proyecto que está desarrollándose con fondos públicos de Estados Unidos, con investigadores de varias universidades. En total son tres las entidades que están aportando dinero, dos de ellas sin sorpresa y la tercera... sí, la que seguramente tengáis en mente.

NFS (National Science Foundation), HFSP (Human Frontier Science Program) y... DARPA, la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa de Estados Unidos que es una vieja conocida por aquí (brazos robóticos, prótesis sensoriales, el robot ATLAS o mucho más), dependiente del Departamento de Defensa de Estados Unidos y con un enfoque típicamente militar.

Sabiendo que DARPA está detrás de ATRIAS se aclaran muchas cosas. Se entiende el interés por crear un robot bípedo que sea estable, y es entonces cuando nos imaginamos cómo serán los robots de dentro de unas cuantas décadas. Mechas como los que lo intentaron en Kickstarter pero en sus versiones finales. ¿Es éste el futuro de la robótica? Yo creo que al menos sí, en una parte.

Vía | TechCrunch
Más información | Oregon State

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio