El mítico Sinclair ZX Spectrum cumple 40 años: así era el ordenador que conquistó a Europa

El mítico Sinclair ZX Spectrum cumple 40 años: así era el ordenador que conquistó a Europa
27 comentarios

En Xataka cubrimos lo último en tecnología, pero también nos encanta la retroinformática, por lo que en esta oportunidad os invitamos a hacer un viaje a la década de los ochenta para recordar el Sinclair ZX Spectrum. Estamos hablando del que fue uno de los ordenadores más populares de todos los tiempos en Europa y que, precisamente, acaba de cumplir 40 años.

El Sinclair ZX Spectrum se lanzó al mercado por primera vez en el Reino Unido el 23 de abril de 1982 por Sinclair Research, una compañía fundada Clive Sinclair, quien dejó un legado de algunos inventos sorprendentes. La popularidad de este ordenador en Europa podría compararse con la del Commodore 64 en Estados Unidos, ya que compartían parte de su esencia.

Un ordenador barato para el hogar

A principios de la década de los ochenta, la informática todavía era muy cara, pero Sinclair ZX Spectrum tenía un objetivo claro: afianzarse en los hogares de Reino Unido y Europa por su bajo precio de 125 libras (451 libras de hoy). Y realmente lo hizo, ya que por aquel entonces, los rivales del Spectrum, el Commodore 64 y el BBC Micro Model B se vendían por más de 300 libras.

El modelo original del Sinclair ZX Spectrum se destacaba, además de su precio, por su tamaño compacto (233×144×30) y bajo peso (552 gramos). Pero también tenía algunos aspectos que no eran del todo deseables. Por ejemplo su teclado con teclas de goma dura era una pesadilla para los dedos si se querían introducir muchas líneas de texto.

Otro aspecto es que fue diseñado para ser el ordenador a color más barato de aquella época, y claro, esto también tenía sus limitaciones. Su resolución de 256 x 192 estaba por encima del promedio, pero solo dos colores podían estar en un solo cuadro de 8 x 8. Esto causó un problema conocido como "choque de colores".

En cuanto al resto de las características de hardware de este modelo original nos encontrábamos con una CPU Zilog Z80 que funcionaba a 3,5 MHz, 16 KB (16 × 1024 bytes ) de ROM y 16 KB o 48 KB de RAM. La salida de vídeo se realizaba a través de un modulador RF diseñado para ser utilizado con los televisores analógicos de la época.

Y, en cuanto al almacenamiento, lo de la época: ¡cintas de casete de audio comunes! Los datos fluían a una velocidad de 1500 bit/s de media. Si queríamos cargar un juego de 48 KB teníamos que esperar al rededor de 4 minutos, aunque también había juegos con "turbo", que cargaban más rápido que eran más propensos a producir errores.

Zx Spectrum

Pero no solo hubo un modelo del Spectrum. Entre 1982 y 1987, Sinclair lanzó un total de ocho modelos, con importantes mejoras. El Spectrum ZX 48K se lanzó a la par del modelo original, solo que este era un poquito más caro (175 libras), pero ofrecía 48 KB de memoria en lugar de 16 KB. En 1984 llegó el ZX+, que se despidió el teclado de goma e introdujo uno "profesional".

Más tarde, en 1985, fue el turno del Spectrum ZX 128, incorporaba 128 K de RAM, audio de 3 canales, compatibilidad con MIDI, un puerto serie, salida de video RGB, ROM de 32 Kb, un editor BASIC mejorado y un teclado externo. Este modelo fue desarrollado por Sinclair, pero fabricado en España por Investrónica, la filial El Corte Inglés para la fabricación de ordenadores.

Después, ya de la mano Amstrad, que se hizo cargo de la división informática de Sinclair, se lanzaron el ZX Spectrum +2, con un nuevo teclado, dos puertos para mandos y grabadora incorporada. Y, cuando la Amiga 500 gozaba de gran popularidad, llegó el Spectrum +3, con una unidad de disquete de 3 pulgadas (que funcionaba con discos propietarios), puerto paralelo y nueva ROM.

Sinclair ZX Spectrum 2

El Sinclair ZX Spectrum se caracterizaba por su sencillez, pero tenía una librería de software con más de 14.000 títulos. Incluía implementaciones en lenguajes de programación como C, Pascal, Prolog, Modula-2, LISP, compiladores de BASIC, programas de bases de datos, procesadores de texto y hasta programas de diseño gráfico, pero su fuerte, sin dudas, eran los juegos.

Títulos como 3D Deathchase, All or Nothing, Batman: The Movie, Boulder Dash, Chase H.Q., Dizzy, Head Over Heels, Jet Set Willy, Knight Lore, Magicland Dizzy,, Manic Miner, Midnight Resistance, RoboCop, Stop the Express y Tornado Low Level se destacaban entre los usuarios de los Spectrum.

En la actualidad, perdura una comunidad de jugadores y desarrolladores que siguen impulsando el Spectrum ZX, por lo que se ha generado un mercado de coleccionismo y de juegos tanto originales en cinta como en emuladores. De echo, como os contamos hace un año atrás, el hardware del ordenador sigue demostrando su potencial al ejecutar varios juegos recientes.

Imágenes | Wikimedia Commons

Temas
Inicio