Compartir
Publicidad

Samsung Gear S, pantalla curva y conectividad 3G

Samsung Gear S, pantalla curva y conectividad 3G
67 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Samsung va a lo suyo, y aunque no la podemos descartar en ningún ámbito o tipo de producto, la apuesta que nos tiene preparada para el IFA, en lo que respecta a relojes inteligentes, no sigue los pasos - diseño circular - de LG G Watch R o Moto 360.

Samsung Gear S es un dispositivo que emplea una pantalla curvada, y que además no es tan dependiente de un teléfono, como podemos esperar de sus competidores. La razón la tenemos en la implementación de la conectividad 3G.

El otro detalle llamativo y diferente es su sistema operativo, ya que aquí nos encontramos con Tizen, en lugar de Android Wear. Los coreanos van a seguir con los esfuerzos iniciados en los Samsung Gear 2 y Gear Neo, pero también llegarán propuestas con el sistema operativo de Google.

samsung-gear-s.jpg

Esencialmente estamos ante un teléfono en la muñeca, algo que no es nuevo en la industria, pero la verdad es que nunca se había implementado a este nivel de diseño y tecnología. Vamos a conocerlo mejor:

Al Gear S no le hace falta un teléfono

El reloj está bien servido en eso de estar conectado, ya que además cuenta con WiFi y Bluetooth. Claramente la distinción está en el 3G, que permite llevar la experiencia completa de la comunicación a nuestra muñeca, más allá de convertirse en un elemento notificador.

La respuesta a lo que os estáis preguntando: sí se pueden recibir o realizar llamadas directamente desde el reloj, y también se pueden recibir las del teléfono que tengamos hermanado.

gear_s_office_man.jpg

Muy interesante encontrarnos con capacidades de navegación guiada, en esta ocasión servidas por los mapas HERE de Nokia. El reloj cuenta con todos los sensores necesarios para desempeñar esta función: GPS, acelerómetro, giroscopio, brújula digital, o barómetro.

Tampoco se han olvidado del sensor de ritmo cardiaco, y del software S Health para sacarle partido. De nuevo nos presentan un producto que también podría interesar a aquellos que buscan monitorizar su actividad deportiva.

Pantalla curva con tecnología Super AMOLED

Que no sea circular no implica que se hayan olvidado de estrenar cosas, además, a mucha gente le puede gustar más el formato cuadrado, así que bienvenido sea como alternativa. Lo que estrena el Gear S es la curvatura de la pantalla, que otorga al dispositivo un diseño más natural en la muñeca.

samsung-gear-s_pure-white_4.jpg

La pantalla cuenta con una diagonal de 2 pulgadas, está confeccionada con un panel Super AMOLED, y la resolución máxima conseguida es de 360x480 píxeles.

En cuanto a especificaciones, pues tenemos 4GB de memoria, 512MB de RAM, un procesador de doble núcleo que funciona a 1,0 GHz, y una batería de 300mAh que presume de dar una vida de dos días a su dueño. Uno de sus puntos a destacar es la resistencia al agua y polvo, ya que está certificado como IP67.

Samsung Gear S, ¿cuándo?

Pues el Samsung Gear S y sus accesorios serán una realidad en octubre, en los principales mercados. Por ahora nada de precios. Lo que sí sabemos es que las correas serán intercambiables, y que llega acompañado de unos nuevos auriculares - Samsung Gear Circle - que sacan partido de sus posibilidades.

Galaxy Circle, con vibrador incorporado

Más información | Samsung

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio