QUIC, la propuesta de Google convertida en estándar, permitirá acelerar Internet

QUIC, la propuesta de Google convertida en estándar, permitirá acelerar Internet
18 comentarios

Desarrollado como una actualización de Chrome para que la velocidad a la que se transmitían los datos desde el navegador hasta el servidor, QUIC ha pasado de nivel y ya es un estándar.

Al ser ya un protocolo y estándar oficial de Internet, QUIC puede ser utilizado por cualquier persona que desarrolle un servicio en Internet. De hecho, está aconsejado para contextos en los que la velocidad es primordial.

Qué es QUIC

QUIC es nada menos que una nueva alternativa a TCP, el protocolo de transporte de Internet que lleva operativo desde 1974. Proporciona una base para nuevas aplicaciones, pero las existentes, como HTTP, se pueden adaptar para usarlo.

QUIC es un estándar de transporte seguro de uso general. Es un protocolo orientado a conexión que crea una interacción entre un cliente y un servidor.

El protocolo admite una serie de conexiones multiplexadas a través de UDP (User Datagram Protocol, integrado en Internet Protocol) y se diseñó para proporcionar una protección equivalente a TLS/SSL con una menor latencia de conexión y de transporte.

Según Google, QUIC es muy similar a TCP+TLS+HTTP/2, pero implementado sobre UDP y entre sus ventajas está una menor latencia de establecimiento de conexión, un control de congestión mejorado, corrección de errores o migración de conexión.

Los navegadores web y los servicios en Internet han estado probando la tecnología durante años, pero el reapsaldo del IETF es una señal de que el estándar es lo suficientemente maduro como para adoptarse a nivel general.

Chrome

El origen de QUIC

QUIC se implementó por primera vez en 2013 como una actualización de Google Chrome que mejoró la velocidad a la que los datos se transfirieron del navegador a los servidores de la empresa.

Con posterioridad, el protocolo se probó en varios contextos y aplicaciones diferentes, antes de ser presentado al IETF para su consideración en 2016.

Al igual que TCP, el papel de QUIC es dictar cómo la información se divide en paquetes, se envía a través de Internet y luego se vuelve a formar en su destino. Sin embargo, a diferencia de su predecesor, QUIC se basa en el Protocolo de datagramas de usuario (UDP), mucho más rápido, y cuenta con un mecanismo superior para recuperar datos que pueden haberse perdido en el camino.

En un documento publicado en 2017, Google declaró que QUIC es capaz de mejorar la velocidad de carga de las consultas de búsqueda en un 8% en el PC y de un 4% en el móvil y reducir los tiempos de almacenamiento en búfer de YouTube hasta en un 18% en ordenadores y un 15% en teléfonos.

De TCP a QUIC

Se espera que los sitios web y los servicios que utilizan conexiones cifradas puedan utilizar QUIC y experimentar un aumento de velocidad particularmente considerable.

Sin embargo, migrar de TCP a QUIC no será una tarea fácil, ya que hay una gran cantidad de servicios existentes que están construidos alrededor del protocolo anterior.

Temas
Inicio