Publicidad

De qué hablamos cuando lo hacemos de DevOps, DevSecOps o DataOps

De qué hablamos cuando lo hacemos de DevOps, DevSecOps o DataOps
Sin comentarios

Primero fue DevOps. Con el paso del tiempo, se unió la seguridad y apareció DevSecOps. Pero, en la economía de los datos, no podía faltar el DataOps. Pero, ¿qué son exactamente estas denominaciones? ¿A qué se refieren?

Podemos resumir muy rápidamente qué es cada una de estas palabras:

  • DevOps = Desarrollo y operaciones
  • DevSecOps = Desarrollo, seguridad y operaciones
  • DataOps = Datos y operaciones

Lo primero que hay que tener claro es que no estamos hablando de tecnologías, sino de metodologías de trabajo. En las tres, la idea es que el departamento de operaciones, la parte más clásica de la infraestructura de una empresa, debe dejar de trabajar de forma aislada para combinar sus esfuerzos con otros departamentos, especialmente con el de desarrollo. El reto es que cada una de las partes y fases no sea estanca, sino un ciclo completo y contínuo.

Todo empieza con DevOps

No está claro cómo y cuándo nace el término DevOps, aunque hace ya unos cuantos años que se habla de ello. La literatura atribuye al belga Patrick Debois ser el creador del movimiento DevOps (de hecho, creó las conferencias DevOpsDays en 2009).

En uno de los trabajos que tuvo que hacer, se encontró que tenía que hacer una migración de un centro de datos, para lo que tenía que trabajo con los equipos de desarrollo y operaciones. Al estar completamente separados, se topó con muchas dificultades para poder realizar sus pruebas y comprobaciones.

Sin embargo, para muchos la verdadera inspiración y nacimiento de DevOps está una conferencia de dos trabajadores de Flickr en la que, a modo de humor, revivían las peleas de los departamentos de desarrollo y operaciones cuando se implementa un nuevo software.

Así pues, DevOps es un término que se emplea para referirnos a cuando los equipos de desarrollo (dev) y operaciones (ops) se unen y trabajan de forma conjunta para desarrollar productos a más velocidad pero sin renunciar a la eficiencia.

Tradicionalmente, estos dos equipos solían trabajar de forma independiente. Con DevOps, en lugar de trabajar de forma separada los profesionales de uno y otro departamento pasan a trabajar de manera conjunta.

Más concretamente, los ingenieros DevOps trabajan con desarrolladores de software, administradores de sistemas y personal de operaciones de TI, coordinando y supervisando el trabajo, haciendo que sea más fácil lanzar nuevas versiones de los programas o llevar a cabo implementaciones de código sobre los programas existentes. Es decir, su responsabilidad abarca diversas tareas, desde la gestión de proyectos al diseño y mejora de la infraestructura de TI que da soporte al software y su desarrollo, pasando por la realización de pruebas de rendimiento. También se encargan del calendario de desarrollo y lanzamiento de nuevas actualizaciones, además de llevar a cabo pruebas de rendimiento.

Con DevOps se busca que el desarrollo de software sea más ágil al involucrar también al departamento de sistemas. Por eso, uno de los principales beneficios asociados a esta metodología es la mayor colaboración e integración que se produce entre desarrollo y operaciones. Otras ventajas asociadas a DevOps son conseguir una automatización de determinadas tareas, lograr que las entregas de nuevos productos o versiones sean más rápidas y, como consecuencia, una mayor innovación en el software.

Un poco más de seguridad, por favor

Tras DevOps llegó la integración del área de seguridad en este movimiento. El objetivo es que esta agilidad en el desarrollo del software no suponga comprometer la seguridad del mismo. O, dicho de otra manera, que todos los profesionales (desarrolladores o de operaciones) se involucren en la seguridad.

DevSecOps persigue que todas las decisiones y acciones que se tomen en el desarrollo y en la parte más de sistemas tengan la seguridad como base. El reto es que, al incluir este apartado en todas las etapas, se reduzcan no solo las posibilidades de fallos y errores, sino también de revisiones y corrección de errores una vez lanzadas las aplicaciones.

Pantalla Codigo

La importancia de los datos

A estas dos corrientes se le ha unido DataOps (operaciones de datos). La idea es básicamente la misma que en los otros dos: ganar en agilidad, aunque en este caso cuando se trata de trabajar con datos.

Con una estrategia DataOps se intenta acelerar la producción de aplicaciones que se basan en Big Data. Al trabajo conjunto del departamento de operaciones de TI y del de desarrollo de software se une ahora el de aquellos que trabajan con datos: ingenieros, científicos y analistas. Esto ayuda a garantizar que los datos de la organización se puedan utilizar de la manera más flexible y eficaz posible para lograr resultados comerciales positivos.

Las empresas buscan ingenieros DevOps

La importancia de que el desarrollo del software sea algo ágil pero en el que no se renuncien a ciertas garantías parece que está empujando a las empresas a adoptar estas metodologías DevOps. De hecho, se espera que el mercado de DevOps va a pasar de mover 2.900 millones de dólares en 2017 a 10.310 millones en 2023.

Además, estamos ante una metodología de trabajo que no solo está presente en las empresas puramente tecnológicas. Compañías como IBM, Novartis, Ryanair, Santander o Wallapop son algunas de las muchas que piden este tipo de perfil (solo en LinkedIn se pueden encontrar más de mil ofertas de trabajo relacionadas con DevOps).

¿Cuánto se cobra en estas posiciones tan demandadas? Si hacemos caso a Glassdoor, el sueldo medio de un ingeniero DevOps en nuestro país está por encima de los 35.000 euros, casi 50.000 si hablamos de posiciones sénior.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios