Publicidad

El gran reto de Zoom para ser algo más que una app de videoconferencias, explicado por David Calvo, Head of Sales Southern Europe

El gran reto de Zoom para ser algo más que una app de videoconferencias, explicado por David Calvo, Head of Sales Southern Europe
Sin comentarios

“Hace dos años y medio, la primera parte de cualquier conversación con los clientes era explicar lo que era Zoom. Ahora creo que no hay prácticamente nadie que no sepa quiénes somos, pero desde un entorno más de aplicación de video. Se desconoce en gran medida esa potencia como herramienta completa de comunicaciones unificadas que somos”.

David Calvo, Head of Sales Southern Europe de Zoom, enfatiza, en una entrevista con Xataka Pro, que el objetivo de la compañía “desde que nació” (en 201) es ser una plataforma de uso profesional.

Calvo explica que “el ADN de Zoom siempre ha sido tener plataforma sencilla de usar, al alcance de todo el mundo e intuitiva” y que por eso su modelo siempre fue freemium. “Es una manera de dar a conocer la herramienta”, detalla. Pese a que este responsable reconoce que, desde el estallido de la Covid, “Zoom se ha convertido en una herramienta diaria para las personas”, subraya que siempre fue concebida “como una herramienta corporativa, para organizaciones de todo tipo y tamaño”.

Crecimiento en plena pandemia

Los números de la compañía muestran el gran crecimiento que experimentó debido al confinamiento del año pasado: a finales de 2019 Zoom tenía diez millones de usuarios diarios. En abril de 2020, eran 300 millones. “España multiplicó por 74 el número de usuarios gratuitos y por cuatro los de pago en ese mismo rango de tiempo”, especifica Calvo en uno de los pocos datos desglosados que facilita durante la conversación.

De hecho, quisimos saber cuántos de esos usuarios gratuitos podrían ser empresas y cuántas de ellas han hecho la conversión a ser clientes de pago de la plataforma, pero David Calvo asegura que Zoom no publica ratios de conversión, entre otras razones porque dependen mucho de cada geografías y del tipo de empresa. Solo apunta a que, a nivel mundial, Zoom tiene 1644 clientes que pagan más cien mil dólares al año (lo que supone incremento 156% respecto al año anterior) y que hay 467.000 empresas con más de 10 licencias.

En cualquier caso, defiende que la versión de pago responde mejor a las necesidades que tienen los entornos corporativos y profesionales. “Es cierto que algunas empresas empiezan a usar Zoom de forma gratuita, pero esta versión básica está más pensada para el consumidor final. La de pago tiene prestaciones específicas para empresas, como integración con directorios corporativos, con Single Sign On, etc.”. Hay 1644 empresas que pagan más de más cien mil dólares al año, lo que supone incremento 156% respecto al año anterior.

19 CPD e hiperescaladores

Zoom cuenta con 19 CPD repartidos por el mundo “de manera estratégica” en los que se concentran “todos los servicios de la plataforma”. Además, la compañía mantiene acuerdos con Amazon Web Services, Oracle y con Microsoft “para escalar de forma prácticamente ilimitada”, en palabras de Calvo.

El responsable para la zona Mediterráneo asegura que ˝una de las cosas de las que estamos orgullosos es que, a pesar de estos crecimientos exponenciales casi de la noche a la mañana, nadie ha experimentado interrupciones de servicio porque estábamos pensados para tener esa escalabilidad casi ilimitada”.

Le preguntamos si la compañía valora tener más CPD propios para no depender de estas figuras, pero Calvo asegura que el que tienen “es un modelo que funciona y, de momento, mantendremos”.

Zoom Room5

Sencillez de uso

Durante la conversación, Calvo también enfatiza que el objetivo es ser una herramienta fácil y sencilla de usar, tanto para el usuario final como para el administrador de sistemas de una empresa.

“Si por algo hemos crecido es por la sencillez y la facilidad de utilizar nuestra herramienta. Eso se consigue con una plataforma y una infraestructura accesible segura, que sea sencilla de gestionar a todos los niveles. “eso es lo que nos hace diferentes”, remarca.

Esa facilidad, según él, también se traslada a la hora de integrarse con otras aplicaciones. Zoom cuenta con un marketplace con “más de mil aplicaciones que se integran prácticamente con único clic para facilitar los flujos de trabajo en una única herramienta”.

Los problemas de seguridad

Pese a estos grandes crecimientos experimentados, Zoom también tuvo que hacer frente a los problemas de seguridad que sufrió el año pasado.

“Al comienzo de toda esta situación pandémica Zoom era una empresa que daba soluciones tecnológicas a empresas que tenían equipos técnicos que hacían implementaciones y que se aseguraban de que la herramienta se estaba utilizando de la forma más más segura, con singles sign on, en el que todos los usuarios tenían contraseñas y salas de espera. Pasamos de eso a que Zoom se empezará a utilizar para situaciones cotidianas, como hablar con la familia o los amigos. Este tipo de usuario no necesariamente tenía los conocimientos técnicos necesarios para asegurarse de que el uso de la herramienta era la más segura posible”, contextualiza David Calvo.

Zoom Room7

Este responsable reconoce que la situación conllevó que la compañía decidiera “cambiar muchas cosas internamente: desde las políticas de seguridad, el acceso a esos servicios y funcionalidades para hacerlo lo más sencillo posible, hacer que los iconos de seguridad dentro de una reunión fueran más visibles o explicar las cuestiones de privacidad en una lenguaje mucho más transparente y accesible a un usuario particular”.

Además, la compañía decidió contratar al CISO de Facebook y comprar una empresa para implementar una seguridad más avanzada. “Se hicieron cosas que normalmente tardaríamos años en implementarlas en 90 días”, asegura y es algo que se ha reconocido en la industria.

En cualquier caso, no cree que algunas empresas prohibieran su uso, sino que la bloquearon de manera temporal hasta “asegurarse de que sus empleados estuvieran utilizando de forma correcta, realizando hasta entonces los procesos de validación de seguridad permanentes y estableciendo políticas de seguridad”, como que no hubiera sesiones sin contraseñas o que se publicarán los números de la reunión en internet.

Que será de Zoom cuando se vuelva a las oficinas

David Calvo cree que las empresas aún están valorando cómo será esa vuelta a la oficina, pero cree que el sistema híbrido será mayoritario. “En ese entorno seguiremos necesitando de la flexibilidad de soluciones como Zoom, que te permite tener videoconferencias y salas de reunión con tus empleados, partners, clientes y stakeholders”, enumera.

Calvo cree que Zoom Rooms, la solución de videoconferencias , tendrá un papel fundamental en las empresas. “Esta solución permite, por ejemplo, que cuando alguien entra en una oficina no tiene que interaccionar directamente con una persona que está en recepción, sino que puede hacerlo a través de un equipo de videoconferencia”.

Además, Zoom cuenta con varios socios para este tipo de soluciones, como Nate, que permite medir la calidad del aire para garantizar la calidad del misma en esas salas. También tiene acuerdos con empresas como Poly o Logitehc para que el equipamiento de hardware necesario para hacer estas salas de videoconferencias sean más sencillas de implantar las empresas.

Scheduling Display1

Algunos de estos equipos, de hecho, son casi plug and play. "Son equipos pre configurados con el software de Zoom para que cualquier persona, sin necesidad de tener unos conocimientos avanzados de tecnología o de video, reciba la caja, lo monte y conecte a la televisión con un cable. En cuestión de un par de minutos tienen un entorno puramente nativo de videoconferencia o multipropósito para esa sala”.

Consejos para la Zoom fatiga

David Calvo reconoce también que todas las personas se sienten, de alguna manera, cansadas de tantas reuniones. “Para muchos clientes esta situación de teletrabajo es nueva, pero en Zoom llevamos toda la vida trabajando así”, asegura. Por eso, comparte algunas de las políticas internas de las compañías para hacer efectivo su lema “reúnete menos, reúnete mejor”.

La compañía ha determinado los miércoles como una jornada sin reuniones internas. Además, asegura que estos encuentros deben responder a tres W y otras tantas A. “Qué, cuándo y por qué te vas a reunir, y tener agenda, asistencias y acciones definidas, para saber claramente lo que se espera de tí en esa reunión. Si no se dan esas condiciones, a lo mejor no necesitamos hacerla y podemos solucionarla en un chat, en una llamada rápida o a través de un email”, detalla.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio