Publicidad

El sistema de códigos QR de Moscú para acceder al transporte público muestra lo difícil que es controlar la epidemia a base de aplicaciones

El sistema de códigos QR de Moscú para acceder al transporte público muestra lo difícil que es controlar la epidemia a base de aplicaciones
7 comentarios

La capital de Rusia, Moscú, ha emitido 2,3 millones de códigos QR para que los trabajadores puedan acceder al trabajo y al mismo tiempo mostrar a las autoridades que no suponen riesgo de contagio. El Ayuntamiento de la ciudad ha creado un sistema digital para acceder al transporte público que consiste en un código QR que puede ser requerido por la Policía.

Tal y como describe CNN, quienes quieran trasladarse pr la ciudad o entrar en ella deberán descargarse una aplicación en sus móviles o solicitar el código QR a la web municipal. Se trata de una iniciativa similar a la autorización para circular en el Estado de Alarma que tenemos en España, pero con la salvedad que a través del código QR las autoridades rusas podrán obtener información sobre el ciudadano a través de un escaneo.

Un primer día caótico con largas colas de acceso

Como han reflejado los usuarios en redes sociales, el primer día de implantación de este nuevo método ha sido un caos en el transporte público. Ayer, miércoles 15 de abril, el Ayuntamiento activó el sistema de pases QR para entrar en el metro.

La Policía se ubicaba en la entrada de acceso y solicitaba el pase a cada ciudadano, como si fueran revisores de seguridad. Pero esta revisión ha provocado largas colas e importantes atascos, en muchas ocasiones sin respetar la distancia de seguridad. De hasta 40 minutos, según describe en The Moscow Times.

Todos los mayores de 14 años que utilicen el metro de Moscú deberán tener este código QR. En caso de no llevar este permiso, se establecen multas de 4.000 rublos, unos 50 euros. Que en caso de violación reiterada de la norma pueden ascender hasta los 40.000 rublos, unos 500 euros. Este permiso requiere especificar que se está acudiendo al puesto de trabajo o se tiene una justificación, como por ejemplo ir al médico.

El permiso se aplica al transporte público pero también a los usuarios que vayan en otros transportes como la bicicleta. No se aplica a quienes vayan a pie, pero según describe el corresponsal de ABC en Moscú, "las autoridades han anunciado que pronto harán falta estos pases QR incluso para ir a la tienda de enfrente o moverse a pie dentro del vecindario".

"Esta mañana, debido a las actividades de verificación realizadas por la GUVD [policía], se formaron colas en el metro, algo muy crítico en la situación actual", reconocía Sergey Sobyanin, alcalde de Moscú.

El uso de estas aplicaciones para controlar el confinamiento ha provocado distintas críticas. Entre ellas, algunas relacionadas con la privacidad de los ciudadanos. Por ejemplo, el sitio web solicita a todos los usuarios que se registren en un portal del Gobierno, un lugar donde también se encuentran otros datos del usuario como las multas de tráfico o facturas de servicios públicos. Con el sistema de QR, los ciudadanos deben indicar sus puntos de origen y destino, así como su número de la Seguridad Social. En el futuro, la alcaldía plantea vincular estos pases a las tarjetas de transporte.

Los sistemas de identificación ciudadana se están expandiendo entre los distintos países, pero cada país apuesta por el momento por su propio sistema.

Desde la Comisión Europea se ha establecido una ruta de acción donde explican que hará falta implementar un "sistema de recogida de datos armonizados y desarrollo de un sistema sólido de información y trazabilidad de los contactos, con herramientas digitales que respeten plenamente la privacidad de los datos". Habrá que esperar qué estilo de seguimiento se decide aplicar finalmente, pero ciudades como Moscú ya nos anticipan algunos de los desafíos que plantean estos sistemas de control que utilizan el móvil.

Imagen | Moscow News Agency

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios