Compartir
Publicidad

Se descubre que la NSA recopila a diario las llamadas de millones de estadounidenses [Actualizada]

Se descubre que la NSA recopila a diario las llamadas de millones de estadounidenses [Actualizada]
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

*Actualización (2)*:Según el Wall Street Journal, tanto AT&T como Sprint Nextel están también afectadas por estas escuchas

*Actualización (1)*: Un artículo aparecido en The Register cita las palabras de un representante de la Casa Blanca, según las cuales la NSA "ha hecho algo perfectamente correcto al descargar los metadatos móviles de todos los móviles de EE.UU., y que políticos a ambos lados del gobierno se han aliado para defender esta práctica". El argumento del terrorismo vuelve a ser esgrimido por el gobierno, que parece escudarse de nuevo en él para este tipo de prácticas, que sí han sido rechazadas por ciertos sectores de la política estadounidense. Veremos si el presidente Obama se pronuncia oficialmente al respecto.

La Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de los Estados Unidos está registrando y recopilando datos de las llamadas telefónicas de millones de clientes de la operadora móvil Verizon en ese país, según ha descubierto The Guardian.

Dicho organismo emitió una orden clasificada como alto secreto a la que ha tenido acceso este medio, y en ella se obliga a Verizon a realizar el registro "continuo y diario" de esas llamadas para ofrecer información de todas esas comunicaciones tanto dentro de los Estados Unidos como las llamadas internacionales a y desde este país. La orden fue aprobada el pasado 25 de abril por la llamada Foreign Intelligence Surveillance Court (FISA), que con dicha validación ofrecía autoridad ilimitada al gobierno de Obama para obtener datos durante un periodo inicial de tres meses, periodo que finalizará el próximo 19 de julio.

En esta medida se registran los números de teléfono que intervienen en la comunicación, sus datos de localización, la duración de las llamadas, los identificadores únicos y la hora y fecha de dichas llamadas. Los contenidos de la comunicación como tales no están cubiertos, según el diario inglés.

Ni la NSA, ni la Casa Blanca ni el Departamento de Justicia ni Verizon han querido hacer comentarios sobre este descubrimiento, que pone sobre el tapete un posible escándalo de invasión de la privacidad y violación de los derechos fundamentales de los ciudadanos estadounidenses.

Antecedentes del registro de llamadas en EE.UU.

Este procedimiento existía en el pasado, pero se realizaba solo en casos extremos en los que se investigaban posibles actos de terrorismo, y nunca se había extendido a toda la población como se sospecha que está ocurriendo en estos momentos.

Aunque los datos no contienen contenido de los mensajes o información personal de los propietarios de un número específico de teléfono móvil, su registro permitiría a la NSA formarse una imagen exacta de a quién y de quién recibía llamadas la persona investigada, cuándo y dónde, así como la frecuencia de las mismas.

No se sabe si Verizon es la única operadora afectada con una orden de este tipo, y tampoco queda claro si ese plazo de tres meses era único o era el último de una serie de registros idénticos que se habían realizado previamente.

De hecho, la NSA, como parte de un programa autorizado en secreto por el presidente Bush el 4 de octubre de 2001 inició un registro de llamadas nacionales, además de recolección de comunicaciones de correo electrónico y de otros medios a través de Internet.

En 2006 el periódico USA Today descubrió dichos registros, que se realizaron sobre clientes de (al menos) AT&T, Verizon y Bell South, y eso generó una gran polémica en el país. Hasta ahora no había habido indicios de que la administración Obama hubiera tomado tales medidas.

Acotando la privacidad

Como revelan en Errata Security, la Cuarta Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos protege los objetos personales de cada ciudadano de ese país, pero en cuanto alguien da algo a otra persona, "ese objeto ya no es privado".

Eso, indican en dicho análisis, hace que los registros de las llamadas dejen de ser privados, como tampoco lo son los recibos de las tarjetas de crédito, de operaciones bancarias o de transacciones en Internet. Eso hace mucho más fácil lograr un permiso para investigar ese tipo de documentos e informaciones.

En ese análisis se deja claro que el gobierno de los Estados Unidos está poniendo en marcha todo tipo de medidas para aumentar las posibilidades de control, por ejemplo en materia económica. "El gobierno quiere que dejes de usar dinero y uses pagos electrónicos que puedan registrar".

También ocurre lo mismo con otros apartados: los contenidos del correo electrónico son privados, "pero solo si los eliminas del servidor inmediatamente. Si dejas los mensajes en GMail demasiado tiempo, el FBI puede registrarlos", algo que afecta incluso a los mensajes en borradores.

Vuelve el debate sobre la privacidad y la seguridad

La noticia volverá a encender el debate sobre esa delgada línea que separa la seguridad nacional del derecho a la privacidad y los ciudadanos de Estados Unidos (y de cualquier país).

De confirmarse los datos, es probable que Verizon se vea afectada, pero será el gobierno de Obama el que tendrá que hacer frente a una situación muy delicada y que parece violar esos derechos fundamentales que los usuarios de móviles asumían que tenían al utilizar sus dispositivos.

Vía | The Guardian

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos