Compartir
Publicidad
Publicidad

Microsoft Arc Touch, el ratón plegable que se toca

Microsoft Arc Touch, el ratón plegable que se toca
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dicen que las comparaciones son odiosas. Esto sucede sobre todo cuando se comparan churras con merinas y es lo que está ocurriendo con el Arc Touch, un ratón plegable de viaje, y heredero del Arc Mouse que Microsoft lanzará a finales de este año, que muchos comparan inevitablemente con el Apple Mighty Mouse, y que hemos tenido oportunidad de probar en Xataka.

La comparación con el Magic Mouse es, tentadora pero poco coherente. Sobre todo cuando el de Apple es un ratón de escritorio multitáctil y el Arc Touch es un pequeño dispositivo de viaje que no recomendaríamos para un uso intensivo y que, por suerte o por desgracia, no tiene capacidades multitáctiles sino sólo táctiles, concretamente en la rueda de scroll.

Microsoft Arc Touch 2

Centrados ya en el concepto de ratón de viaje, el Arc Touch nos ha causado una buena impresión general, aunque hay algunos aspectos que sin duda podrían haberse mejorado. Comencemos por la pequeña y colorida caja en la que se pondrá a la venta.

En su interior encontramos el ratón, un par de pilas AAA, el emisor de radio USB, y los habituales manuales que sólo unos pocos leen. Quizá podría haberse ahorrado algo en packaging aunque, al menos, no es un blister blindado de los que sólo se pueden abrir con tijeras y uso de la violencia.

Microsoft Arc Touch 2

Un ratón con cabeza y cola articulada

Lo más llamativo del Arc Touch a primera vista es su tamaño. Mide 15 milímetros en su parte más gruesa, la cabeza, donde alberga los sensores, la electrónica y el compartimento para las pilas. En reposo, el ratón aparece completamente estirado y más parece un mando a distancia extraplano que un periférico de ordenador.

Los materiales del Arc Touch no resultan arrebatadores. La cabeza es de plástico brillante del que coge todas las huellas. La cola, que es la parte que se dobla para formar el arco que le da nombre está articulada y recubierta de goma mate de tacto suave. No es un mal acabado, aunque tenemos algunas dudas sobre su durabilidad a largo plazo.

Arc Touch, doblar para encender

En contra de lo que pueda parecer, el ratón no se dobla en el ángulo que nosotros queramos, las articulaciones de la cola se doblan sólo hasta un punto en el que se oye un satisfactorio click y el ratón se enciende. Para apagarlo basta con volverlo a enderezar de nuevo. Un LED en la parte superior que se apaga en unos segundos para ahorrar batería y la conocida luz azul del sensor con tecnología BlueTrack de Microsoft son los únicos indicadores de su activación.

Microsoft Arc Touch 2

El Arc Touch tiene tres botones: los pulsadores izquierdo y derecho, que son mecánicos, y la rueda de scroll central, de color gris, y que en realidad es una pequeña superficie táctil.

Plug & Play, pero no Bluetooth

La conexión al ordenador se realiza mediante un microconector de radio USB. Aunque no es un mal sistema y apenas sobresale seis milímetros del puerto, no se entiende muy bien por qué Microsoft no ha optado por integrar Bluetooth. Quizá con el tiempo veamos una versión del Arc Touch con este tipo de conexión, pero de momento el USB es la única opción. El alcance del sistema es, como máximo, de diez metros.

Microsoft Arc Touch 2

Nada más conectar el receptor USB al PC, los drivers se instalan automáticamente sin más problema. Las opciones de configuración no se diferencian mucho de las de un ratón normal, pero el proceso de instalación es sencillo y no da quebraderos de cabeza.

Qué hacer con el receptor USB cuando no lo usamos es uno de los asuntos peor resueltos del Arc Touch. El ratón no tiene espacio para un compartimento específico, así que el receptor se adhiere a una zona imantada de la parte inferior. Es una solución ocurrente, pero no evitará que podamos extraviar el emisor dentro de nuestro equipaje de mano.

Arc Touch y su respuesta háptica

La sensación de uso del ratón es realmente buena. El cursor no da signos de pesadez bajo ninguna resolución ni trabajo pesado. Físicamente, la altura del dispositivo desplegado es la de un ratón normal, por lo que resulta cómodo para manos grandes y pequeñas. El diseño del Arc Touch es simétrico, así que también pueden usarlo indistintamente diestros y zurdos.

Microsoft Arc Touch 2

La superficie táctil de scroll implementa una respuesta háptica por vibración muy similar a lo que experimentaríamos al girar una rueda con engranajes. Aunque es un tanto extraño al principio, después de unos minutos de uso ya nos hemos hecho perfectamente. La superficie no es multitáctil pero permite algunas funciones de doble click o click mantenido que Microsoft explica en la web oficial del Arc Touch.

Arc Touch, la opinión de Xataka

Microsoft Arc Touch 2

Aunque muchos quizá esperábamos un producto más revolucionario, lo cierto es que el Arc Touch es uno de los ratones de viaje más cómodos y agradables de usar que han caído en nuestras manos. Eso por no mencionar que, una vez plegado, prácticamente desaparece en cualquier equipaje. Por otra parte, la tecnología Bluetrack permite su uso incluso sobre superficies de cristal (lo hemos comprobado) siempre que no estén limpias como una patena. La sensibilidad del dispositivo, eso sí, no es tan buena sobre cristal.

El Arc Touch tiene prevista su llegada antes de final de año y su precio rondará los 70 euros, quizá demasiado elevado para lo que tiene que ofrecer, pero no mucho más caro que otros ratones más convencionales. En este sentido, el diseño siempre es un punto a favor. Recomendable.

El Arc Touch ha sido cedido para la prueba por parte de Microsoft. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Más información | Microsoft

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos