El país asiático convertido en sueño del capitalismo: el 13% de su población será millonaria en 2030

El país asiático convertido en sueño del capitalismo: el 13% de su población será millonaria en 2030
47 Comentarios

Singapur no es país para pobres. La pequeña república asiática, en la que comprarse un coche cuesta tanto como un apartamento y que acoge 36 milmillonarios pese a que su padrón no llega ni a seis millones de habitantes, promete escalar posiciones hasta despuntar con fuerza en el mapa internacional de las grandes fortunas. Y no habrá que esperar mucho para verlo.

Magnates del sector tecnológico como Li Xiting, Forrest Li o Eduardo Saverin ya han optado por instalarse allí atraídos por su cómodo nivel impositivo y calidad de vida. Más allá de los casos concretos hay un estudio que constata que la república gana peso en el ruedo millonario.

El banco HSCB Holding acaba de publicar un informe que concluye que en cuestión de apenas ocho años, en 2030, Singapur será, como mínimo, la nación con mayor proporción de millonarios de toda Asia y Pacífico, superando de largo a países como Estados Unidos, China o Corea del Sur.

Una buena estrategia para atraer riqueza

Si su pronóstico no falla, para finales de esta década el 13,4% de la población adulta de Singapur tendrá al menos un millón de dólares. El valor superará a Australia, donde la tasa se situará en el 12,5%, Hong Kong (11,1%), Taiwán (10,2%) o Corea del Sur (8,8%). Con su porcentaje, supera de lejos también a Japón, el conjunto de China, India o EEUU, que se moverá en torno al 9%.

A día de hoy encabeza el ranking de la región Australia, donde HSCB estima que el 8% de su población adulta tiene un patrimonio que supera de al menos los siete dígitos. Singapur ya estaría bien representada en el mapa, con un 7,5% que le permite ostentar la posición de plata.

A la hora de elaborar sus cálculos los expertos del HSBC tienen en cuenta aspectos como la cantidad de dinero que los ciudadanos tienen depositado en los bancos, acciones, bonos y participaciones, sumas de las que se descuentan las cantidades sujetas a hipotecas aún sin liquidar.

¿Cuál es el secreto de la receta de Singapur? Su prosperidad, seguridad, una relajada carga impositiva, su sistema sanitario, clima y haberse convertido en lugar de destino de profesionales y capital procedente de China. El país no es barato, en cualquier caso. En 2019 un informe de The Economist Intelligence Unit mostraba que un vehículo nuevo exige un desembolso más que considerable y el alquiler de un piso, incluso uno alejado del centro, costaba 1.885 dólares.

Con el tiempo Singapur ha sabido diseñar un escenario de baja presión fiscal reconocido a nivel internacional y que lo hace un destino especialmente interesante para empresas y emprendedores. En 2019, anota Asean Briefing, el impuesto de sociedades era del 17%, dato que destaca en el Sudeste Asiático, y los dividendos y las ganancias de capital estaban exentas de tributación.

Más allá de los saltos en el ranking, el informe muestra un aumento en la riqueza de Asia. Los expertos —precisa Bloomberg— ven probable que en Vietnam, Filipinas e India el número de adultos con al menos 250.000 dólares acabe duplicándose a lo largo de los próximos ocho años.

Para 2030 China continental acogerá también 50 millones de millonarios e India sobrepasará los seis, datos que —en términos brutos— superan al pequeño estado de Singapur. Dado su reducido padrón, en ocho años tendría 700.000 millonarios. Bastantes más que los 400.000 actuales.

El reparto es ya otra cuestión, si bien el informe deja una lectura positiva: “un relato de la creciente riqueza de Asia también arroja luz sobre los recursos sociales, en última instancia, disponibles para sacar a millones de la pobreza. Después de todo, a la región no le falta capital, incluso si está distribuido de manera desigual, tanto entre economías como dentro de ellas”.

Imagen de portada | Swapnil Bapat (Unsplash)

Temas
Inicio
Inicio